Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

DISCO Y CONCIERTO

Sting & Shaggy, tal para cual

Hablamos en Londres con el ex-Police y la estrella dancehall, unidos en un disco que presentarán en julio en Cap Roig

Juan Manuel Freire

Sting y Shaggy, en una imagen promocional. 

Sting y Shaggy, en una imagen promocional.  / SALVADOR OCHOA

En principio, lo de Sting & Shaggy solo iba a ser una canción, 'Don’t make me wait'. Pero surgió la química y se dijeron: "Entremos al estudio y a ver dónde puede llegar esto". El resultado ha sido '44/876', un álbum perfectamente veraniego, pero grabado en el más crudo invierno neoyorquino, que sale a la venta el viernes, día 20, y que el 21 de julio traerán al Festival de Cap Roig.

Cuentan los nuevos amigos que cuando alguien oía hablar de este proyecto, de la idea de ellos dos haciendo música juntos, la respuesta siempre era la misma: "¿PERO QUÉ DIABLOS?". Shaggy: "Había mucha intriga y curiosidad al respecto. Sinceramente, creo que la gente quedará sorprendida".

'44/876' es un disco serio, realmente serio, de producción cuidada y amplitud de miras musical (no es solo pop teñido de dancehall). Dicho de otro modo: sus autores se han tomado en serio la misión de divertir. Sting: "La música tiene un papel importante en momentos políticos de tanta dificultad. Todo es muy oscuro ahora mismo. La música tiene el rol de ser… una luz, y dar algo de esperanza, de valentía. Nos tomamos ese rol muy en serio".

Cuando les pido que destaquen algún hito del repertorio, algo que a ellos mismos les sorprendiera, Shaggy no duda: todas son buenas. "Es que es como preguntarme a qué hijo quiero más". ¿Y, a qué hijo quiere más? "¡A todos! Hay canciones de muchos temas distintos, algunas sobre relaciones, otras más sociales, políticas…".

Sting se queda con una de estas últimas, 'Morning is coming', que es política de la forma menos beligerante: "Parece una canción, simplemente, sobre un pájaro que canta de noche. ¿Por qué canta? Porque se acerca la mañana. Y nosotros necesitamos que llegue".

NO TAN INESPERADO

La idea de 'Sting más Shaggy' tampoco debería resultar tan chocante. Más que con un "¿PERO QUÉ DIABLOS?”, sería más lógico contestar con un "¡LÓGICO!". Siempre hubo un claro influjo caribeño en Police, de entrada. (Sting): "Mis raíces están en el folk, pero siempre me han gustado el calypso, el ska o el Bluebeat. En los 70, me atrajo el reggae por su componente revolucionario. Dio la vuelta a las percusiones, convirtió el bajo en el instrumento principal… Como yo era bajista, me iba bien (ríe)".

Cuando escuchó a Bob Marley, tuvo una epifanía: "Por un montón de razones: su estilo vocal, el mensaje político, los sentimientos… Me influyó tanto. Llegué a conocerle. Fue como un mentor, aunque él en realidad nunca lo supo".

Los músicos de sangre jamaicana correspondieron el amor de Sting. En los 90 llegaron los recopilatorios-homenaje 'Regatta mondatta', con versiones de temas de Police a cargo de artistas reggae; en el segundo disco, Shaggy cantaba 'Demolition man' a dúo con Rayvon. Sting: "Muchos músicos jamaicanos han versionado mis canciones. Es bonito, es bonito. Hay una larga historia entre las dos islas; no toda ella positiva. Pero, desde hace 60 años, tenemos una comunidad antillana y afrocaribeña que es muy influyente. Nuestro disco trata sobre eso, ese intercambio de ideas, de buenas ideas".

LAS FAVORITAS DE UNO Y OTRO

¿Hasta qué punto eran Sting y Shaggy admiradores el uno del otro, antes de conocerse, caerse bien, hacer no una sino muchas canciones y hasta celebrar cumpleaños juntos (más sobre eso después)? Shaggy: "Este hombre, Sting, es responsable de algunas de las melodías más bellas jamás creadas. Mi favorita es 'Fields of gold'. Pero, en fin, cuesta elegir solo una. También me gustan 'Message in a bottle', una genialidad como 'Every breath you take'… Sabe tocar todos los estilos. Empiezas a escuchar su obra y es como ir en una montaña rusa”.

Sting: "Yo supe de Shaggy como todo el mundo, a través de 'Boombastic'. Tendrías que haber vivido en la Patagonia para no haber oído esa canción. Pero mi favorita es 'It wasn’t me', una canción divertida pero a la vez moral. Al final dice que la infidelidad no es el camino y que hay que ser más auténtico, más honesto".

SEDUCCIÓN EN EL 2018

'Don’t make me wait', la canción en el principio de todo esto, también recuerda cómo el amor y/o el sexo son cosa de dos y hay que atender, no forzar, los deseos y necesidades de la mujer. (Sting): "Es un mensaje importante en los tiempos de abusos en los que vivimos. Trata sobre un hombre aprendiendo a ser paciente. Hay que ser considerado. Hay que ser consciente".

Últimamente se ha puesto difícil ser romántico sobre Estados Unidos y, en particular, su industria del cine, pero ellos han querido escribir una carta de amor a la cultura americana: 'Dreaming in the USA'. Sting: "Esa América que nos enamoró, la de la música, el cine y la literatura, sigue ahí, pero está bajo amenaza. La construcción de muros, la deportación de musulmanes… Esos no son los Estados Unidos que amo".

PLANES DE FUTURO

Shaggy y Sting grabaron '44/876' en Nueva York y no Jamaica porque, de haberse quedado en la isla, habrían trabajado poco. (Shaggy): "Lo veía venir. En Nueva York hacía un frío horrible, pero si no hubiéramos salido de Jamaica [acababan de dar el concierto anual Shaggy & Friends antes de meterse a grabar] nunca habríamos acabado. Habríamos estado por la playa, comiendo, bebiendo, fumando… Teníamos un plazo límite y había que cumplirlo".

Kingston quizá no sea el mejor lugar para concentrarse, pero sí para celebrar un cumpleaños. Será doble, para más señas. Sting: "Shaggy cumple años solo unas semanas después que yo, así que vamos a celebrarlo juntos allí". Seguramente no será el último. (Shaggy): "Tenemos muchos planes. Conozco a su esposa. Él conoce a la mía. ¡Somos colegas!".


GIRA EUROPEA CONJUNTA

Cuando los entrevistamos, la idea de una gira a dúo no estaba clara. "Nos gustaría, pero dos corporaciones separadas deben entenderse entre ellas", comentaba Sting. Finalmente pudo ser, y el 21 de julio, el dúo pasará por Cap Roig (Sting habrá actuado dos días antes en Marbella). El grupo combinará a los guitarristas y el batería de Sting con los coristas y el teclista de Shaggy.

0 Comentarios
cargando

RECOMENDAMOS