ÓPERA

El vuelo de 'Air Camarena'

El espectacular tenor Javier Camarena vuelve al Liceu con el estreno de 'La fille du régiment', el martes 16 de mayo

CÉSAR LÓPEZ ROSELL
El vuelo de 'Air Camarena'

Javier Camarena (Xalapa, México, 1976) regresa al Liceu dos meses después de haber triunfado en su debut como Duque de Mantua en el 'Rigoletto' de Verdi. Y lo hace con Tonio de 'La fille du régiment' de Donizetti. Con él hizo historia en el Teatro Real en el 2014 al repetir en plena representación la exigente aria de los nueve dos de pecho 'Ah, mes amis'… En el Gran Teatre espera revivir la misma apoteosis en el estreno en Barcelona, el martes 16 de mayo, del montaje de Laurent Pelly, en el que comparte protagonismo con la soprano navarra Sabina Puértolas.

La garganta del tenor, de bellísimo y agudo timbre, está acostumbrada a subir al ascensor del sobreático vocal. Entre sus hitos figura el de haber sido uno de los tres cantantes en la trayectoria del Met de Nueva York, junto a Luciano Pavarotti y Juan Diego Flórez, que han hecho un bis en plena función. Fue con el aria de Ramiro de 'La Cenerentola' de Rossini.

El artista recuerda aquel hecho con emoción. Flórez tuvo que cancelar su participación y llamaron al tenor de Xalapa que se encontraba en México, después de haber arrasado en Nueva York con 'La sonnambula' junto a Diana Damrau. Tres días antes de la 'première' estaba de vuelta. ¿Milagro divino?, le preguntamos a quien llegó a pensar en abrazar el sacerdocio. Se ríe. "Sí, disfruté de muchas bendiciones. La oportunidad me llegó cuando tenía fresca la ópera, porque la había cantado recientemente".

SIN PÁNICO ESCÉNICO

El impacto fue tremendo: "Esa actuación cambió el rumbo de mi carrera. El hecho de lograr una comunión tan grande con el público, me conmovió. Es algo que ves más natural en un estadio con una estrella del pop que en la ópera. Y es un privilegio cada vez que sucede, porque tanta gratitud te retroalimenta".

'La fille du régiment'

Gran Teatre del Liceu

Curiosamente 'La fille du régiment' solo la ha representado en su debut, en el 2004, en el Teatro Bellas Artes de México, en Madrid y en Las Palmas y en todas las ciudades tuvo que conceder la propina. Ahora se enfrenta al reto en el Liceu sin pánico escénico. "Esta es una aria que no resulta tan difícil para quien tiene el registro sobreagudo. Lo complicado es llegar a dominar esa técnica, pero si te has preparado bien los nervios desaparecen". El tenor desvela que la pieza más expuesta del título es 'Pour me rapprocher de Marie', por sus oscilaciones y un final en re bemol, medio tono más alto que el de 'Ah, mes amis...'

TRANSMITIR EMOCIÓN

Camarena utiliza siempre la misma rutina a lo Kraus para enfrentarse a la presión de los estrenos. Duerme 10 horas y come cinco antes de la función. "Después hago vocalizaciones y a mitad de las pruebas ya sé si ese día todo funcionará como deseo. Es una práctica que me da seguridad". Lo más quimérico, dice, es saber comunicar el flujo de emociones que hay detrás de cada obra.

Dice que no hay rivalidad con Flórez por el cetro del bel canto. "Eso es más cosa de los fans, implicados a fondo en la defensa de sus ídolos, que de los colegas. Juan es un cantante al que admiro por su elegante musicalidad y su dominio de Rossini. Pero cada uno tiene características distintas que se irán haciendo más patentes con el tiempo". Tras su incursión en Verdi, no tiene ninguna intención de dar giros drásticos en un repertorio en el que puede seguir evolucionando. Es el caso de los estrenos en el 2018 de 'La favorita' y 'Lucia de Lammermoor'.

Noticias relacionadas

Dejó los estudios de ingeniería por el canto y piensa seguir viviendo en Zurich, donde se forjó su carrera, hasta que sus dos hijos completen su formación. A él le ilusiona instalarse en España con su familia y descarta afincarse en México por diversas razones, entre ellas la inseguridad. Mientras, invita al público a ver "una ópera divertida, de fácil digestión y con mucha pirotecnia". Una oportunidad que no hay que perderse para poder disfrutar del vuelo vocal de 'Air Camarena'.