Toma pan y moja

Cruapán al rescate, por Òscar Broc

Esta fusión de pan de molde y masa de cruasán ha causado furor en las redes

Receta con cruapán de un tiktokero.

Receta con cruapán de un tiktokero. / TikTok

El sprint final de 2022 se está convirtiendo en una sucesión frenética e imparable de experimentos grotescos que están poniendo seriamente a prueba los límites de la estupidez humana. Elon Musk envuelto en una nube canábica dinamitando los cimientos de Twitter. Falsos hinchas paquistanís haciéndose pasar por seguidores de la Roja al canto de «yo soy español» en las calles de Qatar. Y ahora, el cruapán

Ha sido viral en Tik Tok y ha seducido a incontables amantes de los procesados supuestamente gurmet. Dicen que se ha agotado. El cruapán no es más que una fusión de pan de molde y masa de cruasán, el intento de llevar el brunch a tu despensa, un artefacto supuestamente novedoso y disponible en supermercados que convertirá tus bocadillos o tostadas en armas de descomposición masiva.  

@ismaelcocinillas CRUAPAN DEFINITIVO🥐 #cruapan #recetasfaciles #cenas #croissant ♬ Level Up - Ciara

Las masas de cruasán o brioche están de moda, era de esperar que dieran el salto a los lineales. De hecho, lo que se conoce como cruapán ya podía encontrarse en formato artesanal en algunos restaurantes de prestigio. No obstante, esta versión industrial que tanto furor ha causado en las redes es más decepcionante que la selección Argentina. Desconozco qué mantequilla y aceite habrán utilizado, pero las rebanadas tostadas huelen a cruasán de gasolinera, el último lugar en el que meterías una loncha de jamón.  

Noticias relacionadas

Aberraciones gastro

Los inventores del cruapán aseguran que es «disruptivo», que no vomitivo, y a lo mejor tienen razón. Lo único que sé es que solo queda un mes para Navidad, y todavía hay tiempo para que nos pasen cosas peores que el cruapán. Porque no olvidemos que todo esto ha ocurrido el mismo año de nacimiento de otra aberración digna del profesor Bacterio después de visitar un after: el turrón de Donuts… Pero eso ya es otra historia. De terror.