Toma pan y moja

Turrones del profesor Bacterio

Coged una pala para recogeros el cerebro: ya tenemos turrón de ‘pa amb tomàquet’

Turrones del profesor Bacterio

Quizás he perdido la chaveta o me invade la paranoia, pero os puedo asegurar que estoy rodeado de turrones raros… Están ahí, en todas partes, ¿los veis? Experimentos descabellados que me saludan desde la estanterías del Mercadona… Mutaciones más allá de la comprensión humana que, como si fueran visiones 'lovecraftianas', podrían sumir a cualquiera en la locura más absoluta. 

Yo los llamos los turrones del profesor Bacterio. Si viviéramos en un cómic de Mortadelo y Filemón, saldrían directamentre del laboratorio de aquel inventor chapucero y majara que parió Francisco Ibáñez. He probado turrones Frankenstein de mojito, de natillas o de Oreo, he ingerido uno con patatas chip firmado por Albert Adrià, pero nadie me había preparado para el nuevo episodio que los turrones ‘next generation’ nos tenían reservado para estas Navidades. Coged una pala para recogeros el cerebro: ya tenemos turrón de ‘pa amb tomàquet’

Croquetas de paella

Estos días se ha hecho viral un desafortunado invento británico: las croquetas de paella. España ha lanzado toda su artillería contra esta aberración contranatura. Es curioso, nos encanta montar el sacrosanto dramonazo cuando las guarradas gastronómicas son anglosajonas -que se lo digan a Jamie Oliver-, pero en cambio no nos perturba lo más mínimo que exista un turrón de ‘pa amb tomàquet’. 

Noticias relacionadas

Algún ingenuo pensó que el experimento con chips de Adrià era el final de esta carrera histérica hacia el sinsentido turronero, pero no, esto no ha hecho más que empezar, y con la ocurrencia de l‘pa amb tomàquet’ se ha cruzado una línea de la que va a ser complicado volver. Solo nos queda un consuelo: ya queda menos para que alguien saque el turrón de ‘cap i pota amb cigrons’ y el universo explote en mil pedazos.