Ruta gastroeconómica

Come gratis por tu cara bonita en Barcelona

Sí, has leído bien: gratis. Aquí te invitan a la bebida, te dan tapas con la caña y hasta menús si eres capaz de engullirlos en tiempo récord

Un clásico de la Barceloneta: Moll de Rebaix lleva toda la vida invitando a tapas con cada ronda. 

Un clásico de la Barceloneta: Moll de Rebaix lleva toda la vida invitando a tapas con cada ronda.  / ZOWY VOETEN

Alerta: hay una tradición que se está perdiendo en Catalunya. Y no, no es lo de ir a votar una vez al año (que también), sino la de tener una tapita gratuita con tu cerveza. Pero como si fueran un pueblo de Galos resistiéndose a los romanos, estos bares todavía aguantan con todo tipo de promociones: desde el típico pinchito gratis con tu caña hasta menús gratuitos si te los comes en tiempo récord. Bienvenidos a la ruta más económica de Barcelona, en la que no te hará falta ser el gato del cuento para ponerte las botas, solo tener un par de euros en el bolsillo. 

Tapita gratis 

Caña con acompañamiento

Para empezar, el clásico. Ese 'pack' indivisible de bebida y tapa gratis que te transporta a las terrazas de Granada o Salamanca. Ya sea un pimiento del padrón, 'pà amb tomàquet' con un choricillo o unas patatas bravas, ese pequeño entrante se agradece como un bote salvavidas en medio de un mar de racanería. 

La Xula Tapería, en Gràcia, acompaña sus bebidas con bocados gratuitos para todos los gustos.

/ Sergi Conesa

En Gràcia, un clásico, el Raspall (Samsó, 8) y su larga barra, por donde las tapas rulan a la velocidad de la alcaldía de Badalona. No muy lejos, La Xula Tapería (Mare de Déu dels Desemparats, 18), que también acompaña sus bebidas de bocados para todos los gustos. Y El OtrO (Travessera de Gràcia, 167), bar donde se forma un ambiente de película alrededor de sus dardos y mesa de billar y que, por supuesto, acompaña cada ronda de unas palomitas. 

En la Barceloneta, el mítico Moll de Rebaix (Baluard, 84), un excelente y pintoresco local con una decoración más ecléctica que el armario de Rappel, y prácticamente al lado, Cal Chusco (Emília Llorca Martín, 5), un bar que lleva toda la vida acompañando su caña con su tapita. 

En el Eixample, un clásico que cumple todos los tópicos del barrio: situado en un chaflán, con una fachada escultórica, suelo hidráulico y unos propietarios que llevan cara al público toda la vida. Apúntatelo, Urgell 1930 (Comte d’Urgell, 95). 

Y en Badalona, cerca de la estación de Pompeu Fabra, el 4 Pedres (Lleó, 33), una cervecería donde Guinness no es solo una cerveza: en su nueva ampliación, pretenden batir un récord del mundo. «Desde que abrimos, ya hace 16 años y medio, hemos ido guardando todas las chapas de las botellas y ahora las pegaremos en las paredes. Así, lograremos el récord del local decorado con más chapas», explica David, uno de los responsables.   

Además de dar tapas gratis, 4 Pedres pretende batir un récord Guinness: ser el local decorado con más chapas.

/ 4 Pedres


Cerveza y olor a mar 

‘Barceloneta tast’

La cultura de tapeo de la Barceloneta es la bomba. Literalmente. Y, aunque ahora el entramado de bares que la compone esté invadido por hordas de guiris y su consecuente gentrificación, hay decenas de iniciativas que intentan volver a atraer a los barceloneses hacia sus locales y gastronomía. 

Por ejemplo, Barceloneta tast, que hasta el 30 de noviembre promueve una ruta entre diez bares del barrio que, con diversas ofertas, harán que hasta el catalán más agarrado use sus datáfonos. Entre otros, se suman Can Ganassa (plaza de la Barceloneta, 6), que regala dos cañas con cada ración de la típica bomba de carne, patata y salsa picante. O Can Ros Taverna 1908 (Emilia Llorca, 7), que con una coca de pulpo y butifarra negra invita, también, a dos cañas. O el Jai-Ca (Ginebra, 13), que sirven un vermut gratuito a todos los que pidan sus anchoas, especialidad de la casa «desde hace más de 30 años». 

En Can Ganassa, te regalan dos cañas con cada ración de bomba de la Barceloneta.

/ ACIB


La olimpiada gastro de L’Hospitalet 

Premios por comer

Similar a la iniciativa de la Barceloneta, pero con L’Hospitalet como telón de fondo, el ciclo A la tardor platillos!, que este año celebra su séptima edición, propone una olimpiada gastronómica que serviría como sueño húmedo de Homer Simpson. 

Más de una decena de locales forman parte de esta ruta que, por solo 4 euros, ofrece un platillo que representa la cocina de cada restaurante. Y, de regalo, bebida incluida. Además, a todos aquellos que participen y consigan tres sellos (cada sello equivale a un platillo en un establecimiento diferente) entran en el sorteo de noches de hotel, packs de cerveza y menús degustación. Literalmente, premios por comer.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Algunos de los platos que forman parte del recorrido son las alcachofas confitadas de 25 Roselles (Roselles, 25), el boniato con setas, filete ibérico, cebolla y frutos rojos de Caracas 2 (Josep Prats, 16), las empanadas argentinas de El Brot (pasaje de la Pau, 3-5) o el estofado de pavo y setas de El cau del vermut (Santa Eulàlia, 7).


El Netflix de las cervezas 

Pinta libre ‘app

Llega el frío, llegan las lluvias y, por extensión, llega la temporada de sentar cabeza tras el verano y buscar tu media naranja en Tinder. Y, aunque seas de los que se dejan invitar, tener primeras citas sale caro. Encima, si tenéis menos química que la dieta de Carlos Ríos, considéralo dinero tirado. 

Plan B para que, al menos económicamente, la inauguración de la temporada de apareamiento barcelonés se te haga más leve. Descárgate la 'app' Pinta Libre, el «Netflix de las cervezas», ya que, por 4,99 euros al mes, tienes una cerveza gratis diaria, además de promociones para que beber te salga casi gratis.

Con la ‘app’ Pinta Libre tienes una cerveza al día por 4,99 euros al mes en locales como The Craft.

/ Instagram

Una recomendación donde ir a degustar la cerveza gratuita: The Craft (Paradís, 4), una cervecería en un callejón de la plaza de Sant Jaume cuyos rincones tan instagrameables lo han convertido en un hot spot digital. Ideal para un primer beso.  


¡Feliz aniversario! 

Descuentos de cumpleaños

Por si no tienes suficiente con que te inunden en regalos como un elfo en diciembre, también puedes optar por las promociones cumpleañeras que ofrecen distintas cadenas de restauración. Por ejemplo, en Fosters Hollywood, en la quincena de tu cumpleaños tienes 10 euros de descuento en cuentas superiores a 35 euros. Lo mismo en algunos de los establecimientos de La Tagliatella, con descuentos de 20 euros (si gastas 40) en la quincena de tu cumpleaños. Y en el Burger King, un helado Ben & Jerry’s de regalo si haces un pedido en tu cumple o los siete días posteriores. ¡Y que sean muchos más!


Retos culinarios 

Acábatelo si puedes

En Anauco te invitan a esta hamburguesa capaz de hundir el ‘Titanic’ si te la comes en menos de 30 minutos.

/ Anauco

Aquí, el menú es gratis. Pero (por supuesto, siempre hay un pero), solo si eres de esos que no comen, engullen. Son los retos culinarios, en los que, en 30 minutos, debes zamparte un plato tan grande que, tras acabártelo, soltarás tanto metano que pasarás a ser un punto del día en la cumbre de Glasgow.

En Anauco (València, 428), puedes pedirte un hamburguesote capaz de hundir el Titanic. Cuatro pisos con un kilo de ternera, 200 gramos de chédar, 200 gramos de beicon, cuatro huevos fritos, pepinillos, lechuga y 400 gramos de patatas fritas. Si no te lo acabas en media hora, pagas 39,90 euros. Si te lo acabas, te lo llevas por la cara. Eso sí, luego cómprate un Danacol. En Donde Siempre (Consell de Cent, 24), lo mismo, pero con una arepa gigante de 2,5 kilos. O la ingieres entera, o la pagas. Ah, y los retos solo se hacen bajo reserva. 


Casi regalado 

Bocados infrabaratos

Entre la generación 'millennial' hay un concepto que se usa bastante: gastroeconómico. En resumidas cuentas, es ser tan rata que en tu presupuesto alimenticio fuera de casa solo encaja un kebab y una lata de cerveza en la plaza del Macba. Si eres de los que hasta piden un Bizum cuando os partís unas bravas entre cinco, esta ruta te interesa: no son comidas gratis, pero casi.

Hablando del Macba, al ladito está la milla de la comida infrabarata, Joaquín Costa. Ahí tienes el emblemático Bocatas de Sultán (56), con las catalogadas «patatas más baratas de Barcelona», y es que por 1 euro te dan un cono a rebosar de patatas fritas. O el Bismillah Kebabish (22), conocido como «el mejor kebab de Barcelona».  

No es gratis, pero casi regalado. El Tot 1€ bar hace honor a su nombre: cualquier producto a 1 euro.

/ Instagram

Otro local mítico, el Tot 1€ bar (Aribau, 15), que, aunque no está en Joaquín Costa, compite con sus precios. El nombre lo dice todo: cualquier producto, a 1 euro. Ideal para presupuestos ajustadístimos. 

Noticias relacionadas

Por último, la app Too Good To Go, la alternativa sostenible al malbaratamiento alimentario. Esta aplicación pone en contacto a clientes hambrientos y sin ganas de gastar con restaurantes que tengan comida de la que deshacerse, pero no quieran tirarla. Reserva el pedido, pásate a última hora, y, por un precio irrisorio, llévate lo que les sobre. Un match que ni en Tinder.