Toma pan y moja

Bocadillo de tortilla

Para encontrar un buen bocata en Barcelona, tendrás que probar un millar de aberraciones con pan excrementicio

Bocadillo de Norte, un santuario tortillero.

Bocadillo de Norte, un santuario tortillero.

Nada me alegra más el desayuno que un bocadillo de tortilla a la francesa. Un bocadillo bien hecho, claro. Por eso, en pocos lugares me atrevo a pedirlo, pues mi experiencia con este sencillo artefacto en Barcelona ha sido pesadillesca; para encontrar un buen bocata, tendrás que probar un millar de aberraciones con pan excrementicio y tortillas sobrecocinadas que parecen láminas de corcho.

Así pues, en mi agenda guardo los sitios que bordan este clásico mañanero como si fueran iglesias. El restaurante Norte (Diputació, 321) es mi santuario tortillero. Su bocadillo, con huevos de verdad y pan del Forn Sant Josep, es un ejemplo de cómo debe preparase esta sencilla receta que tan mal se ejecuta en tantos lugares. 

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Muchos factores pueden arruinarte el bocadillo de tortilla a la francesa. El primero, el pan. La asignatura pendiente de incontables bares y restaurantes. El bocadillo de tortilla exige un pan de calidad, crujiente y fresco, sin exceso de miga, una carcasa noble que sostenga la pieza en su interior y se rompa con la presión justa para no derramar el oro amarillo en el plato. 

Tortilla con babas

Noticias relacionadas

He dicho derramar, porque la tortilla con babas, poco cuajada, es la que debería exigirse por ley en un bocadillo. Se agradecen sobremanera huevos de calidad, amarillentos, sabrosos, por pedir que no quede. Y como en la mayoría de garitos parece que la tortilla se ha estrellado en el bocadillo y nadie la ha intentado reanimar, si la pericia del cocinero me da margen para ponerme tiquismiquis, la tortilla me gusta con silueta ovalada, redondeada en los bordes, apetecible. Porque en esta batalla los detalles importan: la línea que separa un bocadillo de tortilla a la francesa de un bocadillo de porexpan puede ser muy fina.