Toma pan y moja

Siempre Frigurón

Han salido a la venta unos polos de hielo que presuntamente recuperan los sabores de polos legendarios

Siempre Frigurón

¿Dónde estás, Frigurón? No oigo tu palpitar. Es tan grande el dolor, que no puedo llorar… Me habéis cogido con la guardia baja, manos en los bolsillos, corbata desabrochada, parafraseando a Mocedades… Culpa de la melancolía, un estado de ánimo que se activa cosa mala cuando la comida, siempre la comida, se entromete en tus asuntos. 

Resulta que han salido a la venta unos polos de hielo llamados Frigo Flashes que presuntamente recuperan los sabores de polos legendarios, entre ellos el Frigurón, el helado que más me ha marcado, un producto cuya desaparición todavía hoy me duele como la muerte inesperada de una mascota. No exagero: tengo 45 años y algo se excita en mi cerebro cada vez que pienso en ese dicharachero 'carcharodon carcharias' de hielo azul y sabor fluido. 

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Miedo azul

El sabor. Nunca he vuelto a encontrar un sabor equiparable en el mundo de la heladería industrial. Dicen algunos que el Frigurón sabía a piña, pero los fans de verdad sabemos que eso es quedarse muy corto. Que la gracia era dejarse abrazar por esa detonación química creada en un laboratorio y sentir en las sienes su punch sintético de azúcares y potenciadores. 

Noticias relacionadas

Dicen que retiraron el Frigurón del mercado porque Frigo dejó de usar colorantes artificiales y el azul alienígena del escualo no cabía en el nuevo mundo. Quién sabe. Lo que tengo claro es que no compraré los Frigo Flashes, me aterra probar ese churro y encontrarme con un sabor aburguesado, carente de la magia que desprendía una de las creaciones más punk de la heladería patria. Creo que tenemos derecho a exigir a Frigo que recupere el Frigurón en su formato original. Nada de politos de hielo. Queremos al tiburón y lo queremos ahora. Y si eso, otro día ya hablamos de fetichismo, Frigopies y Frigodedos.