obradores compartidos

Dos 'coworking' de los fogones

Massa Barcelona y Coocció alquilan sus cocinas a chefs que no disponen de suficientes recursos para tener su propio local

Ferran Imedio

Actividad en el ’coworking’ culinario Massa Barcelona.

Actividad en el ’coworking’ culinario Massa Barcelona. / MAITE CRUZ

No todos los cocineros tienen el dinero suficiente para comprar un local, pagar un traspaso, hacer las obras en caso de ser necesarias y montar su propio negocio. Y menos aún con una crisis como la que ha venido cogida de la mano del coronavirus. Pero hay soluciones, términos medios. Y ahí aparecen Massa Barcelona (Lafont, 21) y Coocció (Morales, 27): son 'coworkings' donde, en vez de ordenadores, papeles y bolis, hay fogones, ollas y cuchillos

Como pasa con el teletrabajo, la comida a domicilio está abriéndose hueco a pasos agigantados por culpa -o gracias a- la pandemia. Y estos locales resultan ideales para el 'delivery'. Preparan allí la comida y la entregan a los clientes, ya sea a través de plataformas tipo Glovo, Deliveroo y UberEats como a través de repartidores propios.

A partir de 6 € la hora

El brasileño Éder Piovezana, que trabajó en la hamburguesería De Paula, montó en el 2017 Massa Barcelona, donde comenzó a elaborar empanadas para el mercado de la Boqueria. Su cocina de 90 metros cuadrados comenzó a ser conocida entre colegas que le pedían que les hiciera sitio para sus proyectos. Acogió algún evento pero en el 2018 la acabó convirtiendo en un 'coworking' culinario con cuatro mesas de trabajo para dos personas cada una. Allí se puede ir desde cuatro horas de manera esporádica (100 €) hasta el mes entero a horas convenidas (a partir de 6 € la hora).

"Tenemos cocinas equipadas con todo lo necesario. Por eso viene gente que prepara sus platos y luego los vende a domicilio", explica Piovezana, que destaca el ahorro que supone esta modalidad para quien comienza sus pasos en el sector de la restauración. "Pagas solo por el tiempo que trabajas, y no tienes más dolores de cabeza para afronar los recibos del alquiler, de la luz, del agua...".

Una de mesas de trabajo de Coocció / FACEBOOK

Los usuarios tienen la llave de Massa Barcelona, que abre de 7 de la mañana hasta la medianoche, y solo deben dejar limpio su espacio de trabajo porque la limpieza general corre a cargo del equipo de Piovezana. Algunos de los que trabajan en Massa Barcelona son Veganashi ('sushi' vegano), Matcha Gracias (bar de té 'matcha') y Zaza Cuina i Vi (platillos "italocatalanes", vinos naturales y sidras).

Coocció es aún más grande, pues tiene 520 metros cuadrados de cocina, y un horario aún más amplio: 24 horas al día, los 7 días de la semana. Fueron los primeros en España, allá por el 2016. Y además del alquilar fogones ofrece un servicio de asesoría sobre empresa y producto, desde cómo dar a conocer el negocio o cómo llevarlo hasta el envasado, el etiquetado y la seguridad alimentaria. "Nuestros clientes cocinan para hacer comida a domicilio, para caterings, preparan productos envasados que acaban en tiendas, mercadillos, restaurantes o clientes finales...", enumera Ester Oliver, 'kitchen manager' de Coocció.