La hora del vermut

Dónde tomar 15 aperitivos 'top' en Barcelona

Cuesta menos olvidar el primer amor que estos platillos. Descargas de euforia dominguera. Te darán las diez y las once, las doce, la una y las dos y las tres

Òscar Broc

Las mejores de Barcelona las sirve El Senyor Vermut, según el cazador de patatas bravas Edu González.

Las mejores de Barcelona las sirve El Senyor Vermut, según el cazador de patatas bravas Edu González. / MAITE CRUZ

Cuando alcanzas cierta edad, salir de fiesta a hierro es una opción suicida que te puede condenar todo el fin de semana en el sofá, soltando pucheros patéticos a causa del sentimiento de culpa y alimentándote a base de pizzas, Paracetamol y reposiciones de 'La que se avecina'. Cuando alcanzas cierta edad, el aperitivo es la respuesta. Te levantas fresco, te acicalas y te vas tan contento a pasar la mañana (y la tarde si es preciso) con amigos o familia, en un dulce colocón de berberechos, alcoholes blandos, ensaladillas, anchoas y lo que la gustera dominguera disponga. El aperitivo es el nuevo «salir de fiesta» para los que ya han dejado de vivir de noche. No hay nada como toñarse en pleno día con cubos de vermut, manzanilla o cerveza, y llenarse la panza con la infinitud de tentaciones gastronómicas que ofrece esta santa práctica. 
Barcelona es el Valhalla del aperitivo, conozco a gente que es capaz de defender su vermutería favorita a navajazos, de modo que nos perdonen los ultras si no hemos incluido el garito de su barrio. Aquí va una lista con nuestros imprescindibles y sus productos estrella. Y que no nos falte de 'ná'.    

1. Senyor Vermut 

Bravas y estrellas

Paella sin arroz. The Rolling Stones sin Mick Jagger. Aperitivo sin bravas… Inconcebible. En Senyor Vermut tienen las mejores bravas de Barcelona, y no lo dice este humilde escriba, sino Edu González (@bravasbarcelona), la máxima autoridad en este terreno en Barcelona. Al parecer, el 'fricandó' podría ser su segundo 'hitazo', y no lo dice este humilde escriba, lo dice Ana Sánchez, mi jefa de redacción en 'On Barcelona'. Porque de Senyor Vermut habla todo el mundo, y nadie mal; lo entenderás cuando vayas un fin de semana y tengas que hacer cola para encontrar hueco. 

Conservas, croquetas (espectaculares), torreznos, banderillas, pescado frito, bombas (plas, plas, plas), buñuelos de bacalao, su imponente colección de vermuts… Todo lo que he probado en esta casa me ha soltado una descarga de euforia dominguera de campeonato. Y en Senyor Vermut flotas en una burbuja de felicidad incluso después de abonar la cuenta; cobrar 3 euros por unas bravas tan perfectas (y picantes) me parece un milagro. Si el vermut es tu religión, ya has encontrado el reclinatorio definitivo 

Provença, 85. Tel.: 93 532 88 65. 

www.facebook.com/senyorvermut


2. La Cuina d’en Garriga 

Cortina de hummus

El hermano pequeño de La Cuina d’en Garriga de Consell de Cent es un islote de alegría que flota en el meollo de la calle de Enric Granados. Su terraza cotiza más alto que unas babuchas firmadas por Kanye West, y no es para menos; los aperitivos marca de la casa brillan con una luz hipnótica bajo sus toldos rojos. El vermut casero llega en vaso grande, generoso; las anchoas de Santoña son caramelos; la ensaladilla de escalivada con bonito y 'olivada' se introduce sola en tu boca; pero mi platillo favorito es el hummus de guisantes, un maná verdoso con frutos secos que es pura psicodelia leguminosa. Los domingos al mediodía la lían y tienen hasta un 'dj' amenizando el aperitivo. ¿Salir de noche, dices? No seas antiguo…

Enric Granados, 58. Tel.: 93 215 72 15.

lacuinadengarriga.com


3. La Chana 

Sanlúcar Airlines

Viajar a Cádiz con una T-Usual es posible. Te bajas en la parada de Paral·lel y te diriges a La Chana, un pequeño (y deliciosamente incómodo) bar con una colección alucinante de frituras gaditanas y un hilo musical rockero que te pondrá en solfa. De este garito andaluz saldrás 'engollipao'; todo lo que expulsa su freidora es divino. ¿Las ortiguillas? Colosales. ¿El cazón en adobo? Farlopa comestible. ¿Los chocos y boquerones? No podrás comer solo uno. Y no te olvides de rematar la faena con papas con melva, mojama de atún de Barbate y manzanilla, o vendrá Mágico González con un lanzallamas para chamuscarte el flequillo. 

Poeta Cabanyes, 8. Tel.: 93 016 18 43. 

facebook.com/lachanapoblesec


4. Bodega Montferry

Doña Croqueta

¿Ir Sants y no visitar la bodega Montferry? ¿Estamos locos, o qué? Marc Miñarro tuvo a bien rescatar este veterano garito, convertido, en su segunda vida, en una de las mejores bodegas de la ciudad con diferencia. Para mí, la joya de la corona son las croquetas de 'rostit': cremosas a rabiar y con excedentes de sabor en sus entrañas; provistas de un exoesqueleto perfectamente rebozado, crujiente y homogéneo, que sostiene las vísceras del bicho a la perfección. 

Cuesta encontrar algo malo en las pizarras. Excelentes boqueronesAlbóndigas y 'cap i pota' para la peña. Cañas que entran como agua bendita. Vermut y vinos a granel de altas prestaciones. Una ensaladilla rusa que tendría más Balones de Oro que Messi si jugara al fútbol… Lo mejor de Sants, con permiso de Núria Feliu. 

Violant d’Hongria Reina d’Aragó, 105. Tel.: 931 62 96 36.

 www.facebook.com/BodegaMontferry


5. El Puestu 

¡Hostia, 'pilota'!

Xavier Garriga ha levantado en Fort Pienc una Capilla Sixtina del aperitivo y el platillo. He visitado dos veces El Puestu (magnífica decoración) y en ambas he salido con zapatillas de ballet y tutú. En este joven espacio, el vermut se puede convertir en comida y, si caen más vinos de la cuenta, en merienda. La ensaladilla de la casa, en tonos rojizos, es un buen comienzo. Cuesta menos olvidar un primer amor que su croqueta de Idiazábal. Xavier me asegura que la mojama es antológica. No obstante, la niña de mis ojos es su 'pilota' de lomo y papada de cerdo guisada: cuando la pruebes, verás más apariciones que los majaras de 'El Palmar de Troya'.

Ribes, 39. Tel.: 654 32 10 00.

www.elpuestu.com


6. Koska Taverna 

Tortilla en Blai Street

Algún día se levantará un monumento en honor al pincho de tortilla de patatas con chorizo de esta pequeña taberna catalano-vasca, uno de los enclaves más fiables de la calle de Blai para entregarse al vermuteo y no tomar un maldito prisionero. Tortillaca muy seria. Cocinada en su punto en la superficie, con un relleno baboso que se desparrama con elegancia sobre el plato y grita tu nombre como las sirenas de Ulises. Adorna la fiesta amarilla con los deliciosos 'pintxos' y gildas de la casa, una tapa de carrillera, una corvina con puré de apio y la obligatoria piscina de sidra y cañas: aprenderás a tocar la 'txalaparta' como si hubieras nacido en Astigarraga. 

Blai, 8. Tel.: 93 127 03 13. 

www.koskataverna.com


7. Bodega Carol 

En busca del torrezno perdido

álvaro monge

El periodista Roger Estrada me asesora en materia de torreznos, y me recomienda Lauria 2, El Viti y la Bodega Carol. Tengo claro dónde dirigirme. Pocos lugares honran el aperitivo con la dedicación y honestidad de la Carol. Alberto García Moyano (@enocasionesveobares) y Shawn Stocker le dieron a este veterano garito una segunda vida y lo convirtieron en la catedral del Clot. Sus torreznos son de Soria, pero parecen llegados de una galaxia muy, muy lejana: placenteras detonaciones en su corteza, blandura libidinosa en su interior, todo gozo y 'joie de vivre'. 

Mientras te entretienes admirando su asombrosa colección de llaveros y utilizando los análisis de tu cardiólogo como servilleta, puedes seguir mimando tus entrañas con una cecina de Soria, una mojama de Barbate, el mítico queso pestoso o una dosis intravenosa de chicharrón gaditano. No te olvides de hacerle una reverencia a la foto de Chiquito de la Calzada antes de salir rodando.

Aragó, 558.

www.facebook.com/BodegaCarol


8. Bar Buenavista 

La ensaladilla de Sants

Este pequeño bar posee dos cosas que valen sendos imperios: mucha alma y una ensaladilla que merece estar en el 'top' 5 de Barcelona, junto al Vaso de Oro, Bodega Amposta, Bodega Montferry y Tapas 24. Jordi Beltrán regenta una trinchera vespertina que el fin de semana, a la hora del aperitivo, se convierte en una vermutería adorada por el vecindario. 'Chips' gruesas con mojoanchoas del Cantábricobanderillasquesos artesanoscecina de León y algunos platos más elaborados, como la burrata o las costillitas al vermut, conforman una oferta en la que puedes toñarte con clase. Y es que Jordi te pone un vermut de la casa, un bloody mary o un negroni en el tiempo que tardas en gritar: «¡Viva Sants y la madre que lo parió!». 

Sant Crist, 23. T.: 606 25 75 05. 


9. Bodega La Puntual  

Aceitunas, anchoas y otros remedios

Todo bien en La PuntualAnchoas carnosas y enormes, estilo Xampanyet. Boquerones pequeños, carnosos, de campeonato. Vermut de Reus. Bravas crujientes y picantes como el diablo. Berberechos de las rías gallegas con salsa de limón. Una ensaladilla de la casa cremosa, casi untable, finísima. 

José Varela, del Grupo Varela, y Joan Cales Ninou, del Xampanyet, imaginaron una taberna bodeguera y parieron un espacio en el núcleo del Born, que juega con un arsenal sumamente eficaz para el aperitivo. En su entrada, los barriles se convierten en mesas sobre las que aterrizan tapas y conservas que nunca fallan: producto de calidad, primeras marcas de embutidos, latas cuidadosamente seleccionadas y un detalle que me vuelve loco, sus aceitunas rellenadas a mano con anchoa de verdad. Todo bien en La Puntual.

Montcada, 22. Tel: 93 310 35 45. 

grupovarela.es 


10. La Plata

Pescadito eterno

jordi cotrina

Dicen que después de probar el pescado frito de La Plata, Bono de U2 no volvió a quitarse las gafas de sol. La freidora de este santuario del Gòtic debería estar en los archivos secretos del Vaticano junto a la lanza de Longinos. En pocos lugares probarás un pescadito frito (habitualmente boquerón) como en este garito septuagenario. En la carta de La Plata no hay 'síndrome Netflix', solo facturan cuatro tapas, las mismas desde que abrieron en 1945: ensalada de tomate y cebollamontaditos de anchoa de Santoña y de butifarra, y su legendaria fritura de pescado, siempre fresco del día y seleccionado con mimo. Menos es más, dicen. Pues en La Plata menos es… la hostia.

Mercè, 28. Tel.: 933 15 10 09.

barlaplata.com


11. El Villa 

Un boquerón andaluz

Almería en el barrio de Gràcia. Diana Jover y Antonio Soria llevan las riendas de esta vermutería almeriense en un barrio donde impera 'l’aperitiu català' de toda la vida. La carga de fritos es nula en comparación con las tapas marinas que definen su oferta. Antonio proviene de una familia de pescadores andaluces que le envía los famosos y riquísimos boquerones en vinagre de la casa (preparados a mano.) Son la punta de lanza de una carta que es un poema dedicado a Almería. Los ahumados y las salazones son espectaculares, y para los más curiosos hay delicias almerienses como 'marraná' de pulpo, carne con tomate o remojón de San Antón. ¿Manzanilla La Gitana para remojar la nuez? Toma, claro, el agua para los calamares. 

Martínez de la Rosa, 27. Tel.: 646 06 53 99.

www.elvillavermuteria.com


12. Pelatti’s 

Cócteles y lagartos

Conocí a Pablo Pelatti en la barra de Artte. Ahora es un espíritu libre y ha parido una idea maravillosa: hibridar la vermutería catalana de toda la vida con la coctelería de autor. En otras palabras, en su pequeño garito puedes beberte un cóctel sofisticadísimo por 8 euros, mientras devoras unas gildasberenjenas en escabeche, deliciosos lagartos hechos a mano o, si aprieta el hambre, costillas ahumadas o empanadas de la casa. En su laboratorio tiene hasta ginebras y vermuts macerados. Si te va la marcha, a por el dry martini con ginebra Cap de Creus macerada con anchoa y gilda incorporada: siesta de plantígrado pirenaico garantizada. 

Floridablanca, 24. Tel.: 617 26 32 55. 

pelattisvermuteria.com


13. Mitja Vida 

‘Chips’ con sorpresa

ferran nadeu

Del imperio Morro Fi -cuento hasta cinco espacios repartidos por la ciudad-, cualquiera de sus trincheras es buena para sumergirte en un aperitivo épico. Mi sucursal favorita es Mitja Vida, un rectángulo de felicidad en las alturas de Sant Gervasi, barrio tranquilo donde los haya, donde podrás hincharte con los excelsos productos de marca Morro Fi: vermutaceitunas'chips'conservas… Luminoso, elegante, en esta burbuja vermutera triunfa el combinado de la casa, un cuenco con 'chips' gruesas como zapatos, mejillones en escabeche, encurtidos y salsa especial. Pero sería una impertinencia salir del local sin la ensaladilla rusa y las gildas de la casa circulando por tu organismo. ¿Media vida haciendo el aperitivo? Yo ya he firmado.  

Brusi, 62.

www.morrofi.cat


14. L’anxoveta de Sants 

La anchoa de las tentaciones

El concepto 'bar de barrio' adquiere una  nueva dimensión en L’Anxoveta de Sants, un punto de encuentro para el vecindario, que adora sus tapasconservas y encurtidos. Los feligreses se ciernen sobre las anchoas de la casa como si el mundo se fuera a acabar en 10 minutos. Jordi Ibáñez se trabaja a fondo unos filetes carnosos, limpiados con esmero, apetitosos y rebosantes de sabor. Y a su alrededor ha construido un fortín de conservas, tapas y carnes en salsa (¡carrilera al vermut!) del que cuesta Dios y ayuda escapar. 

Bravas de guerrilla, bombas de racimo, cecina leonesa, 'chips' con piparras, 'calçots' rebozados, berberechos de las rías gallegas y nos dieron las diez y las once, las doce, la una, y las dos y las tres. 

Galileu, 71. T.: 647 81 41 16.  


15. La Xula 

La caña de España

sergi conesa

A ver, que sí, que el vermut mola mucho, es muy hípster y aquí Lustau y después gloria, pero cuando te cruzas con un caña de verdad, ya no tienes ojos para nadie más. Todos sabemos lo buenas que están las cañas en el Vaso de Oro, pero en Gràcia hay un rincón que pide a gritos entrar en el 'ring' para medirse con el mítico garito de la Barceloneta. Se llama La Xula y factura una caña perfecta de Alhambra: vaso corto y con un diámetro generoso, temperatura ideal, dos dedos de crema en los que hundirás la nariz hasta el tabique… Lo tiene todo. Y unas tapas de entidad para el vermuteo que se montan el fin de semana: las papas de la casa, la rusa con mayonesa de lima y el surtido de quesos podrían ser buenos comienzos. Acompaño su ambrosía de barril con unas anchoas curiosas, con tomate natural a dados y pedazos de tomate seco, y desoigo el consejo de un asiduo: «¡Pide la tosta de 'tataki' de atún, insensato!». Y es que en mi mente solo baila un dato: a partir de las 18.00 horas, regalan una tapa con cada caña. Ya lo dijo Terminator, ¿no? Volveré.

Mare de Déu dels Desamparats, 18. Tel.: 93 165 01 01.  

www.facebook.com/LaXulaTaperia