Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

TRAGOS DE AUTOR

El gintónic se sofistica

Bobby Gin, templo de este combinado popular, apuesta por creaciones más complejas, sabores más potentes y presentaciones más originales

Ferran Imedio

Uno de los gintónics de Bobby Gin.

Uno de los gintónics de Bobby Gin. / PAU ESCULIES

"Hemos escuchado al cliente y el cliente está preparado: ya ha bebido muchos gintónics y lo ha probado todo. Ahora quiere más sofisticación". Lo dice convencido Alberto Pizarro, 'bar manager' de Bobby Gin (Francisco Giner, 47), uno de los templos para los amantes de este combinado que sigue de moda por mucho que los agoreros anuncien su muerte día tras día. Así que escuchemos a Pizarro, barman de oído fino que fue mejor bartender nacional de la World Class Competition 2011 y campeón del mundo del 2011 de la categoría Cocktail Theater and the Stars.

Bobby Gin

Francisco Giner, 47
Teléfono: 93.368.18.92
Horarios: de domingo a miércoles, de 16.00 a 2.00 horas; jueves, de 16.00 a 2.30; viernes y sábado, de 16.00 a 3.00

"Se trata de buscar sabores más potentes, hacer presentaciones más trabajadas, con una cristalería especial. Igual ponemos una pajita de espiga de centeno que flores o plátanos deshidratados. Pero jamás llenamos el gintónic con cosas flotando. Más complejidad, más exotismo, más apuesta por elaboradores pequeños", avisa el experto, que ha creado el Ginfonk (familia de cócteles a medio camino entre un cóctel y un gintónic), que imparte talleres de coctelería en Cocktail Shop y que, de vez en cuando, aparece en citas como el 'market' BCN en las alturas, en la Torre de Bellesguard (se celebró en mayo), y el festival Cruilla (del 3 al 6 de julio en el Parc del Fòrum) para servir sus celebrados combinados.

PAU ESCULIES

Esa línea más compleja se traslada al resto de la carta, que seguirá contando con joyas que llevan ginebras muy difíciles de encontrar en el mercado y con creaciones de autor (hay que anotar el fantástico Rosso bambolino, con mezcal, Martini bitter, Averna, Bénédictine, limón y agua de piña, y el Banana pyjama, con ron, licor de pimienta de Jamaica hecho con ron, fruta de la pasión, zumo de melocotón y licor de banana de Brasil).

Sin alcohol y de colores

En unas pocas semanas, potenciará el catálogo de cócteles sin alcohol, que se basarán en colores. "Este tipo de bebidas ha explotado en los últimos tiempos porque la gente ya no quiere tanto alcohol. Algunos los haremos con té o infusiones, que aportan muchos matices", explica el jefe de Bobby Gin.

Todo ello, muy en la línea del trato de hotel de cinco estrellas que procuran ofrecer siempre, desde el tipo de la puerta que regula el aforo hasta el uniforme de los camareros o el agua de cortesía que sirven con cada cóctel.

Temas: Bebidas