Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

RECETAS AUTÉNTICAS

Shanghai Stories, un chino de clase media

El restaurante de Binqing Wang, en el Eixample, sirve recetas auténticas del gigante asiático a buena relación calidad-precio

Ferran Imedio

Binqing Wang y su mujer, Cristina, en Shanghai Stories.

Binqing Wang y su mujer, Cristina, en Shanghai Stories. / FERRAN NADEU

La imagen de los restaurantes chinos no suele ser muy positiva. Son muchos años sirviendo comida barata en cantidades industriales. Hay loables y reconocidos esfuerzos por elevar esa percepción, como hace Shanghai, de los hermanos Josep Maria y Lluís Kao, pero está a otro nivel. Nivel 'top'. Y precio 'top' también. ¿Qué pueden hacer los gurmets con menos posibles? Acudir a alguno de los establecimientos de clase media, escasa en Barcelona. Uno de los últimos en llegar a la ciudad es Shanghai Stories (Aribau, 73), del chef Binqing Wang.

Shanghai Stories

Aribau, 73.
Teléfono: 93.676.39.41
Precio medio (sin vino): 20-25 €

El cocinero, que formó parte del histórico Pato laqueado, propone recetas auténticas cantonesas, de Shanghái, de Pekín y de Sichuán. Y siempre en cantidades más que generosas, algo que parece irrenunciable en un restaurante chino. Además, elabora platos para vegetarianos y sin gluten.

Shanghai Stories, que ocupa un local sobrio, elabora una cocina de calidad con una relación calidad-precio más que notable (a la carta cuesta 20-25 euros y el menú de mediodía laborables sale por 11,95), sobre todo porque aquí también entra en juego la cantidad. Valga como ejemplo que las salsas y la masa de los 'dim sum' y de los rollitos de primavera las hacen allí mismo. Solo la carta, con fotos de los platos, desentona en su propuesta gastronómica de calidad.

Entrecot cortado a dados

Por lo demás, cabe anotar la excelente ensalada de setas con salsa XO; la delicada panceta de cerdo asada con miel; la lubina con gambas, frutas variadas, piñones y salsa agridulce, servida entera en la mesa en una bonita presentación, y el jugoso entrecot de ternera cortado en dados y a la pimienta, acompañado de cebolla y pimientos verde y rojo, un plato que hará las delicias de los carnívoros. Fuera de carta, un 'hit' de la casa es el pollo con gambas y bambú, con salsa de ostras, acertada creación de Wang. 
 

Temas: Restaurantes