Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

LUJO CERCANO

Solc: proximidad con elegancia

El restaurante del Hotel Majestic sirve platos tradicionales con productos de cercanía. ¡Tiene huerto propio!

Ferran Imedio

Sala del restaurante Solc, en el primer piso del Hotel Majestic.

Sala del restaurante Solc, en el primer piso del Hotel Majestic. / CARLOS GARRALAGA

La elegancia del restaurante Solc podría servir como marco de una propuesta muy pero que muy refinada. No en vano, ocupa parte del primer piso del Hotel Majestic (paseo de Gràcia, 68). Pero es más cercana. Pocas florituras y mucho producto, siempre de proximidad. Sean las verduras y hortalizas del huerto propio que tiene en el Maresme, el pescado de la lonja del puerto de Barcelona o las carnes de productores locales. El chef Luis Llamas, que ha trabajado en las cocinas de Roca Bar (en el 'lobby' del Hotel Omm) y de Nerúa (en el museo Guggenheim de Bilbao, con una estrella Michelin), se luce con una carta que cambia constantemente, atenta a la temporalidad de los productos y al recetario catalán.

Solc

Paseo de Gràcia, 68 (primer piso del Hotel Majestic)
Teléfono: 93.488.17.17
Precio medio sin vino: 50 €

La visita no defrauda, empezando por el escenario: la sala es señorial como ella sola y la terraza cubierta, bañada de luz natural, hace agradable cualquier ágape. Pero la gastronomía manda, y por la mesa desfilan platos sobresalientes como los guisantes del Maresme con judía perona a la bilbaína y 'morralets' de playa, el mar y montaña que conforman la cigala y las alitas de pollo de corral con caldo de ambos, y el cordero lechal cocido a baja temperatura y acompañado de zanahorias asadas, puré de zanahoria y un logrado plástico de patata. 

Menú de mediodía de 25 euros

Para quien tenga prisa, ofrecen un menú de mediodía de martes a sábados por 25 euros (con primero, segundo y postre, sin bebidas). Para quien tenga tiempo, un menú degustación con siete pases por 55 euros; con el maridaje cuesta 34 más, pero vale la pena porque la bodega es de lo más interesante y viva porque, como los platos, también van entrando y saliendo de la carta.
 

Temas: Restaurantes