Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

COMIDA SALUDABLE

Commons: del huerto al plato

Ametller Origen abre un enorme restaurante con tienda en el World Trade Center que ofrece varias maneras de degustar sus productos

Ferran Imedio

Cocina abierta del restaurante Commons, en el World Trade Center.

Cocina abierta del restaurante Commons, en el World Trade Center. / EDUARD RAMÍREZ

El camino del huerto al plato se acorta en Commons, el nuevo restaurante que ha abierto Ametller Origen en el World Trade Center (edificio Nord, local 26) y que también cuenta con una tienda de productos de la marca, un bar y una terraza (sirva la enumeración para dar cuenta de la dimensión de este local: 1.000 metros cuadrados). Un enorme espacio multiusos donde desayunar, comer y merendar los días laborables, pero no cenar (está en una zona de oficinas).

Commons

World Trade Center (edificio Nord, local 26)
Teléfono: 647.24.57.13
Precio medio (sin bebidas): 15-20 €

En todos los casos, de una manera de lo más saludable, porque en la elaboración de su cocina de mercado se utilizan ingredientes que Ametller Origen, que tiene huertos propios, comercializa en sus tiendas; no hay mejor campaña de márketing: si te gusta aquella crema de calabazas o aquella carne de tenera, los puedes adquirir allí mismo.

Igual puedes llevarte un smoothie en la barra de la entrada que entrar y sentarte en algunas de las mesas y pedir una ensalada, una pizza o un plato, sea antes o después de llenarte el vaso de agua aromatizada con frutas. Incluso puedes escoger del lineal algún plato preparado (sin conservantes ni colorantes), calentarlo en el microondas y sentarte en la mesa comunal junto a la tienda zampártelo. Para quienes optan por esta última opción, Commons ofrece un menú que incluye plato, bebida y postre por 5,95 euros.

El espacio, con una cocina a la vista bien equipada horno, parrilla vasca, plancha...), es diáfano y agradable, cuenta con reservados para reuniones de trabajo o actividades como los talleres que organizan en el restaurante, y cuenta, al fondo, con una maravillosa cristalera con vista al Maremàgnum y la Barceloneta.

Temas: Restaurantes