Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

tragos con historia

4 cócteles que han marcado los 40 años de Dry Martini

Celebramos el aniversario de la emblemática coctelería bebiendo 4 de sus combinados fetiche

Ferran Imedio

Javier de las Muelas, en Dry Martini, que celebra 40 años.

Javier de las Muelas, en Dry Martini, que celebra 40 años. / JORDI COTRINA

Javier de las Muelas se ha pasado una semana entera de celebraciones. Sesiones de 'bartenders' internacionales, comidas con amigos cocineros, una cena-cóctel con rostros conocidos de la sociedad barcelonesa, un 'show cooking' de Christian Escribà... Tenía motivo y lugar para ello. De hecho, el lugar ha sido el motivo: Dry Martini cumple 40 años.

Este templo de la coctelería que fundó Pedro Carbonell en 1978 y que De las Muelas, fiel parroquiano, adquirió en 1996 para convertirse en su sacerdote supremo es un emblema de la ciudad, de ahí que hasta la alcaldesa Ada Colau le haya recibido en el Ayuntamiento para felicitarlo.

Siete años seguidos entre los 50 mejores bares del mundo

Dry Martini, que ha estado siete años seguidos en la lista los 50 mejores bares del mundo, es el buque insignia de una marca que abre locales por medio mundo, que colabora con la Bullipedia de Ferran Adrià y que no para de lanzar proyectos, entre los que incluso hay una colección de zapatos (un recuerdo a su padre, que los hacía a medida). 

Una de las celebraciones ha sido la edición del libro 'The Bar. Homenaje al Dry Martini' (Planeta Gastro), en el que repasa la historia del local, con fotografías de ayer y de hoy, anécdotas, homenajes a gente que ha colaborado con De las Muelas, imágenes de célebres clientes...

Nosotros repasamos la trayectoria del bar de otra manera: dando unos tragos a estos cuatro cócteles que han marcado el Dry mientras los va comentando el propio De las Muelas.

Dry Martini / VICENS GIMÉNEZ

1. DRY MARTINI

"Es, sin lugar a dudas, el rey de los cócteles, un icono que evoca un sinfín de mundos. Es hablar de los años 20 y 30 del siglo pasado en Estados Unidos, de los 'speakeasy' (bares clandestinos), la época del jazz... Va unido al pasado y al presente, a personajes singulares como Humphrey Bogart, Frank Sinatra, Madonna, Quentin Tarantino... Aparece en muchas películas y series, de antes y de ahora. Además de dar nombre al local, es el cóctel que más vendemos: ya llevamos 1.088.000 desde que abrió el Dry. Comenzó a contabilizarlos a mano el primer dueño, Pedro Carbonell, y hoy en día tenemos un contador electrónico sobre la barra".


Carnyvore / VICENS GIMÉNEZ

2. CARNYVORE

"Es el cóctel que nos ha dado más proyección internacional. Es rompedor porque usamos una planta carnívora llamada nepenthes alata como contenedor. Su interior se ha tratado para que pueda contener líquidos y se le ha retirado el jugo gástrico con el que desintegra los insectos que come. Tiene un efecto electrizante en la lengua. Es un homenaje al desierto (lo servimos en una copa sobre una base de azúcar moreno que parece arena) porque cuando participé en el Marathon des Sables en 1999 supuso un cambio importante en mi vida: estar en aquel espacio donde no eres nadie me enseñó la humildad máxima". 


Jim-Let Fox-Trot / VICENS GIMÉNEZ

3. JIM-LET FOX-TROT

"Cuando empezó el boom de los gintónics, pensé en homenajear este cóctel con una colección llamada Dry & Tonics. Pero en vez de hacer 'ensaladas' y 'árboles de Navidad' como otros, nosotros le rendimos tributo de otra manera: con 11 cócteles. El Jim-Let Fox-Trot lleva agua tónica, granizado de gimlet (ginebra y cordial de lima) y, por encima, una ralladura de piel de lima. La base alcohólica queda flotando sobre la tónica y tú lo mezclas en el vaso. Es, con diferencia, el cóctel que tiene más éxito en todos los establecimientos que tenemos en el mundo, sean en Asia, Madrid o México".


Winter Martini / jordi poch

4. WINTER MARTINI DE JENGIBRE

"Me gustan mucho las colecciones porque te permiten muchas variaciones sobre la misma idea. Y la más novedosa que hemos desarrollado es la Winter Martini: son 'dry martinis' calientes. Es la misma filosofía de los cócteles calientes que se toman en países centroeuropeos. Aquí los hacemos de varios sabores: de pimientas, de caldo de carne, de jengibre... Este último es el que más me gusta. Como en todos ellos, el elemento básico es la ginebra, y en este caso lleva varias pimientas, un poco de Noilly Prat, un toque de naranja y jengibre. Lo pasamos por la coctelera, los infusionamos y lo servimos. Ah, no lleva aceituna".

Temas: Bebidas