Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

festival de bocados y tragos

La noche más loca de Albert Adrià y su equipo

El chef monta con Bacardí El Barrio Loco, una ruta por sus 6 restaurantes para 260 personas que probaron tapas y cócteles sorprendentes

Ferran Imedio

Ambiente en el espacio La Dolça del restaurante Tickets durante la ruta El Barrio Loco, este martes por la noche.

Ambiente en el espacio La Dolça del restaurante Tickets durante la ruta El Barrio Loco, este martes por la noche. / BACARDI

Definitivamente, aquello fue una locura. De las buenas, de las que hacen época, de las que todos quieren repetir, de las que nadie se atreve a montar porque parecía un sueño irrealizable. Pero, ¿cómo definir ese recorrido por ocho espacios gastronómicos de seis restaurantes en los que se comían cinco o seis tapas y se bebía un cóctel en cada uno de ellos? Qué más da. La cuestión es que sucedió. Fue posible. Y funcionó. Ocurrió la noche del martes y lo organizaron El Barri, el conglomerado de locales de Albert Adrià (TicketsHoja SantaNiño ViejoPaktaEnigmaBodega 1900), que suma cuatro estrellas Michelin, junto con Bacardí. Un total de 270 personas dieron fe de que aquello fue una bendita locura. Y se quedaron con ganas de repetir la experiencia.

La idea de El Barrio Loco (así la bautizaron) surgió para visibilizar el acuerdo entre el chef y la firma de bebidas, que han montado el Bacardí Innovation Lab, un taller de creatividad dedicado única y exclusivamente a los cócteles. La excusa del martes era probar los primeros trabajos de esta iniciativa, también única en el mundo, con la que Adrià explorará los límites de la coctelería. De momento, exploraron los límites de la logística.

'DISC JOCKEYS' Y MARIACHIS

Adrià y Bacardí ya deben de estar barruntando a estas alturas si volverán a hacerlo, visto el éxito de esta propuesta única en España y, probablemente, en todo el planeta. Porque no resulta nada fácil montarla para 260 personas. No era un grupo solo el que se iba moviendo de restaurante en restaurante, todos concentrados en un radio de muy pocos metros, sino seis. Y eso obligó a la organización a crear una logística que funcionara como reloj suizo; casi es literal la comparación porque incluso se tenía en cuenta lo que se tardaba de un sitio a otro, esperas en los semáforos incluidas. 

No faltó ni la música de reputados 'disc jockeys', algunos llegados desde Berlín, ni de mariachis, según el local que se visitaba. Fue una locura que necesitaba a todo el mundo cuerdo.

OLIVAS Y ROSAS ESFERIFICADAS

A los que acudieron, invitados por Bacardí y ganadores de concursos en las redes sociales, también les costó no enloquecer ante tamaño festival de tragos y bocados. En Bodega 1900 hubo, entre otras tapas, olivas esferificadas y mollete trufado que se maridaban con un cóctel de Martini Rosso y Martini Gran Lusso.

Preparando limas con caipirnha en La Dolça de Tickets.

En Tickets, por ejemplo, rescataban de una bañera cerezas con Saint Germain, hincaron el diente a una minichapata de anguila ahumada y bebieron un cóctel a base de ginebra Bombay Sapphire, palo cortado, laurel y naranja. En La Dolça de Tickets, engulleron una rosa esferificada y se refrescaron con una lima con una caipirinha helada con una mano mientra en la otra sostenían un vaso con una mezcla de whisky Dewars 12, melocotón, hibiscus, sirope de miel y tomillo.

TEQUILA INFUSIONADO EN CERDO PASTOR

En Pakta, hubo nigiri de wagyu y de 'espardenya' para acompañar con un combinado de sake, Saint Germain, mirin, masato y lima. En Niño Viejo, taco al pastor y tostada de atún en salsa roja que iban de maravilla con un cóctel a base de tequila Silver, lima, jugo de maíz y Saint Germain, y en Hoja Santa, quesadilla de 'ceps' y taco vegetal con una margarita que llevaba tequila infusionado en cerdo pastor, piña y salsa verde.

Margarita pastor de Hoja Santa: tequila infusionado con cerdo pastor, piña y salsa verde.

En Enigma, el cóctel de vodka Grey Goose, lima, fresa y 'ambratto' acompañaba a la ostra con tucupí y hormiga y al cubo de alga nori con caviar, y en 41º, se brindó con un combinado a base de vodka Grey Goose, eneldo, lima, zanahora, naranja y canela por esas palomitas cúbicas heladas que hacían sacar humo por la boca y la nariz a todo el mundo, incluso un divertido Santi Millán, colaborador del evento a través de su productora. Una imagen tan loca como la noche del martes.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.

RECOMENDAMOS