Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

casa de comidas actualizada

Fismuler, chup-chup moderno

El restaurante Fismuler, en el Hotel REC, trata de replicar en Barcelona el éxito que tiene en Madrid gracias a su cocina de mercado desenfadada

Ferran Imedio

Fismuler, chup-chup moderno

MARTA BACARDIT

En Madrid, Fismuler triunfa con su cocina de mercado bien trabajada a base producto de calidad y cercanía. Así que, ¿por qué no va a hacerlo en Barcelona? A esa pregunta retórica quieren responder con hechos los responsables del restaurante, Nino Redruello, Patxi Zumárraga y Jaime Santianes. Y para ello se han instalado en los bajos del Hotel REC, ocupando un espacio tan amplio como confortable y luminoso.

La apuesta gastronómica es aparentemente sencilla, como los enunciados de su carta, que cambia a diario en función de lo que hay ese día en el mercado; casi siempre de kilómetro cero. Y decimos aparentemente sencilla porque hay mucho chup-chup en cada plato e incluso, aunque apenas lo parezca, técnicas modernas cuando el producto lo requiere, como es el caso del pollo de caserío marinado y a la parrilla, previamente cocido a baja temperatura. Eso sí, aquí no hay freidora. Sabor saludable.

Fismuler

Calle del Rec Comtal, 17
Teléfono: 93.514.00.50
Precio medio (sin vinos): 35-40 €

¿Platos? El erizo de mar con espuma de moluscos, pan tostado y encurtido de nabo; el tiradito de dorada semicurada con almendra y uva; la menestra (caliente) de vainas verdes (judías kenia, planas y perona, tirabeques, guisantes, habas) con una salsa de hierbabuena y 'velouté' de verduras; los chipirones con setas de cardo, reducción de caldo de pollo, aire de purrusalda y puerro salteado; los garbanzos con tendón de ternera, berenjena asada y 'demi-glace' de carne...

Otro de los ganchos de Fismuler es la oferta líquida: hay vinos por copas, bebidas caseras (limonada, rebujito, sidra con jengibre, sangría de cava...) en copa o jarra, y café de puchero. Ah, y cócteles elaborados con destilados que maceran ellos mismos, como la ginebra con manzana asada, el whisky con almendra blanca y el vodka con pimienta de Jamaica. Una buena propuesta para disfrutar de las actuaciones en directo que acogen casi cada noche.