Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

GURMETIZADOS

Huélela: trufa blanca

El singular hongo aromatiza durante unos (pocos) días los restaurantes de altura

Pau Arenós

En este contexto socioeconómico hablar de trufa blanca es como prometer a un hombre calvo que algún día lucirá melena de Tarzán: una provocación.

Sin embargo, el 'tuber magnatum' es uno de los productos más insólitos y costoso, y de estricta temporada.

Se pagan cientos de euros por un olor, por un perfume que ni se retiene ni se envasa.

Desde hace años, Paco 'Trufa' Pérez ofrece con alta maestría un menú trufero de alta cocina en el alto Hotel Arts (Enoteca). Experiencia grande, también de precio: 220 €.

La ostra trufada y entibiada con caldo de cerdo y los ñoquis con sedoso de setas, erizo, caviar y 'tartufo' forman parte del grupo de platos que te perforan la cabeza.