ANIVERSARIO

La fiesta de la espuma

Hace 160 años, Louis Moritz lanzó la primera cerveza de Barcelona. Y sigue igual de fresca

Ferran Imedio

La fábrica de la ronda de Sant Antoni ha cambiado de uso pero no tanto de aspecto.

La fábrica de la ronda de Sant Antoni ha cambiado de uso pero no tanto de aspecto. / EL PERIÓDICO

160 años después... se montará un fiestón en la calle para celebrar que Louis Moritz, en 1856, lanzó la primera cerveza de Barcelona. ¡Y recupera la mítica negra! La ronda de Sant Antoni, desde la calle de Muntaner hasta la de Casanova, se llenará este domingo de música, espectáculos, arte y gastronomía de 11.00 a 15.00 horas. Todo a precios populares y con un fin benéfico, recoger fondos para la oenegé De veí a veí, que ayuda a personas en riesgo de exclusión.

Allí se recordará que el bigotudo alsaciano era un emprendedor que llegó a Barcelona con 21 añitos desde una zona de cultura cervecera. Por eso sobresalió y convirtió su marca en un referente que sus herederos mantuvieron en lo alto durante décadas, hasta que en 1978 dejó de producir.

Louis Moritz.

Moritz volvió en el 2004 con proyectos más allá de la venta de birra. Y la mayoría vinculados a la antigua fábrica de Sant Antoni, aunque también se ha embarcado en la restauración, dentro de la fábrica, y fuera, con Bar Velódromo y El 300 del Born, donde sirven recetas históricas actualizadas.

CENTRO GASTRONÓMICO

La antigua fábrica Moritz es un centro gastronómico en cuyos 4.500 metros cuadrados hay espacio para un restaurante (Alkimia) dirigido por el chef con estrella Michelin Jordi Vilà y otras propuestas como el divertido Bar à vins, el clásico Louis 1856 y la popular cervecería.

Interior de la fábrica Moritz hoy en día.

Además, alberga una tienda con productos de diseño y coleccionismo, una panadería y una microcervecería que hace cerveza fresca ideal para brindar por estos 160 añitos.