Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

¿Tortilla de qué?

Pau Arenós

Sentirse extraño en casa es frustrante. Pasó –otra vez– el jueves a mediodía, en el restaurante coreano Yalujiang, que en realidad llevan chinos con la excusa geográfica de la cercanía con la frontera de Corea del Norte.


El aspecto de 'bar manolo' (con-manolo-ya-jubilado) desaconsejaba la entrada. Pero la cocina es para los valientes, así que franqueamos el paso.


En cada mesa, una plancha eléctrica. Por supuesto elegimos la barbacoa. Carnes semicongeladas a precio excesivo, aunque una vez pasadas por la resistencia y sobre una hoja de lechuga y con una salsa de miso (¡cuánto afeite!) fueron  aceptables.


Buen kimchi (col fermentada), bien salseado el jajangmyeon (fideos y pasta de soja), rico el bibimbap (huevo, vegetales, arroz) y asombrosa la tortilla coreana.


Intentamos comunicarnos con el camarero sin éxito. Al salir la cocinera para retirar platos, pregunté por el relleno de los huevos y la respuesta me dejó perplejo, y preocupado: «No sé. Es una harina que viene de Corea». Insistí, pero no pude averiguar más.


¿Era un preparado? ¿Lo había hecho ella? ¿Cuánto de lo comido era casero y cuánto de bote?


No sé, no entiendo. ¿Quiere la cuenta? 

Temas: Gastronomía