guía para salir de fiesta

La Mercè alternativa: reinventa la fiesta mayor de Barcelona

Aquí le damos la vuelta al programa. Encuentra alternativas para sobrevivir a la gincana de celebraciones. Incluso cuando llueva

Habrá escenarios desde la Zona Universitària hasta la playa del Bogatell y Ciutat Meridiana.

Habrá escenarios desde la Zona Universitària hasta la playa del Bogatell y Ciutat Meridiana.

Nadie escapa a la fiesta mayor, así que mejor guiñarle el ojo que poner mala cara. Más allá de haber superado la época de mascarillas y restricciones, la Mercè 2022 te hace sonreír por ese cartel sensible y colorido del genial David de las Heras, más el pregón a cargo de Carla Simón, directora de 'Alcarrás'. La cosa pinta bien, pero no vamos a fiarnos. Sabes de sobra que la gente se engorila mucho cuando hay conciertos, muchedumbre y actividades gratuitas. Más aún si la celebración incluye mitos del folclore como gigantes y cabezudos. La fiesta hay que vivirla, pero también mola reinventarla. Una primera idea: aparecer por algún pasacalles con un cosplay de Galadriel o uno de esos hobbits prehistóricos de 'Los anillos de poder'. El pastiche de imaginarios fantásticos puede hacerse viral. La gracia es darle la vuelta a la programación básica y buscar alternativas a cada momento de agobio, aglomeración irritante y pronóstico de lluvia

1. Grandes escenarios 

Ciudad deconstruida

Desde que entendimos que la Mercè no tiene por qué ser un viaje al centro de la ciudad, la fiesta se muestra cada vez más descentralizada y diversa. A espacios recientes como el Teatre Grec, los Jardines del Doctor Pla i Armengol y la plaza Major de Nou Barris, este año se añaden el parque del Aqüeducte, Ciutat Meridiana y la Ronda de Sant Antoni, sin olvidar el circo en el Castell de Montjuïc. Dentro de la programación de Música Mercè, vuelven los escenarios de emisoras musicales, con nueva ubicación en Zona Universitària.

También se recuperan lugares emblemáticos como la Rambla del Raval y la playa del Bogatell. La conjunción de las obras en Urquinaona y el 200º aniversario de la inauguración del paseo de Gràcia llevan de nuevo el correfoc del domingo, 25, a esa emblemática avenida. 

No hay excusa para no recorrer la Mercè de distrito en distrito. Si prefieres empinar a caminar, aquí va una búsqueda del tesoro alternativa: hasta el lunes, 26, puedes encontrar la cerveza de edición limitada en honor a La Patrona en Fàbrica Moritz Barcelona, Casa Moritz, Bar Velódromo y Moritz Store. Además, si te llamas Mercè, Merche o Mercedes, este sábado te invitan a una caña en cualquiera de estos locales mostrando tu DNI. ¡Salud!

Las rutas de la fiesta son infinitas. Eso sí, un consejo: viendo cómo le brillan los ojos a Tomàs Molina frente a su croma de mapas meteorológicos, vayas donde vayas, lleva paraguas.


2. Música, maestras 

Nuevas polifonías

Luna Ki actuará este viernes, a las 2 de la mañana, en el Moll de la Fusta.

/

El programa te llega a los pies, no sabes por dónde empezar. Escoger entre la enriquecida oferta de conciertos que conforman la agenda del BAM, Música Mercè y Acció Cultura Viva es de locos. Seguramente te dejarás arrastrar donde te lleve la tropa, pero está claro que las grandes heroínas están en el Moll de la Fusta: el viernes hay que aguantar hasta que Luna Ki salga a revolucionar al personal con su hiperbólico pop urbano, y la medianoche del sábado se cubrirá con el satén sintetizado de la sueca Molly Nilsson. La cooperativa L’Afluent ha programado otro BAM glorioso, y las posibilidades se multiplican entre la cultura club del colectivo El Bloque TV, el hip hop de las canadienses Cartel Madras, trap de todas las latitudes como el del marroquí Issam o la psicodelia expansiva de Magia Bruta.

Molly Nilsson saldrá al escenario del BAM este sábado a medianoche.

/

Atención al mareíto: la Mercè 2022 cuenta con 14 escenarios que albergan más de 100 conciertos gratuitos. Las notas culturetas las ponen el nuevo Festival Jazz & Food, que tendrá lugar el lunes, 26, más grandes artistas italianos como Vinicio Capossela y Alessandro Mannarino, convocados porque Roma es la ciudad invitada este año.

Definitivamente, una buena alternativa para dejar de ir de erudito urbano o clásico es ir a la Zona Universitària para echarse unos bailecitos disfrutones con el pop comercial que han programado emisoras musicales como Los 40, Europa FM y Rac 105. Siempre habrá quien se pase de diferente y empiece a bailar con los trabucaires, pero eso ya no tiene cura.

Si la cosa está demasiado concurrida o se pone a llover, que no te corte el rollo. Toca refugiarse en un garito cercano y mantenerse alejado de esos mojitos radioactivos que ofrecen por ahí. Por ejemplo, puedes buscar cobijo y bebercio en Madame Jasmine (Rambla del Raval, 22). Desde la Ronda Sant Antoni, llegas fácil al bullicio de Joaquín Costa, con templos de la animación como Bodega Berlanga (Joaquín Costa, 39). Y si quieres conocer la verdadera Barcelona underground, sal del Moll de la Fusta y cruza las puertas de Bar Pastís (Santa Mònica, 4).

O, quién sabe, tal vez estás en la playa del Bogatell y prefieres bañarte este viernes en el mar bajo la lluvia al ritmo de Alizzz


3. Mercè sostenible 

Feria consciente

'Tierra y gusto', la fiesta de la alimentación sostenible, concentrará productos eco y de proximidad en la Ronda de Sant Antoni.

/

Nunca puede faltar esa cara de la Mercè eco, sana y de proximidad. Este año la Ronda de Sant Antoni acoge Tierra y gusto, la fiesta de la alimentación sostenible. Participan 14 restaurantes de la ciudad, y se sirve música, charlas, exposiciones y talleres de cocina, poniendo foco en la sostenibilidad medioambiental y la vertiente social. Puedes probar platillos eco a 5 euros, o indagar en el espacio de vinos naturales y el del Barcelona Beer Festival

Si cuando te hablan de cerveza artesana se te pone la cara más mustia que a Piqué en el banquillo, o simplemente si cae una buena y se te cala el platito de cartón, piensa en lo cuco que puede ser degustar la tierra a refugio de las pérgolas del mismísimo Mercat de Sant Antoni.


4. Puertas abiertas 

Remedio para curiosos

Las puertas abiertas del Recinte Modernista de Sant Pau incluirán este sábado desde talleres interactivos hasta swing.

/

Otra gran tradición local es gastar cuanto menos mejor, y aprovechar todo lo gratis. Por eso no vas a poder resistirte a las puertas abiertas que durante la fiesta mayor te permitirán entrar por la cara a multitud de museos, como el Cosmocaixa, el MNAC o el CCCB, además de espacios singulares como la Sagrada Família, o el monasterio de Pedralbes, por ejemplo. La lista recoge decenas de visitas gratuitas, pero, ojo, porque muchas de ellas requieren reserva previa.

El Macba añade a sus puertas abiertas una selección especial de libros rebajados a 6 euros, mientras que el Recinte Modernista de Sant Pau recoge este sábado una nutrida agenda con motivo del 30º aniversario del Institut de Recerca del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau: desde talleres interactivos para acercar la ciencia al ciudadano a sesiones de swing, pasando por una exposición sobre la historia de la enfermería.


5. Arte y calle 

Fiesta en la acera

Radio viva: Associa’t y la Xarxa de Ràdios Comunitàries de Barcelona emitirán desde Ràdio Rambles.

/

Hay que tener mucha calle para gozar de la Mercè. Así que vete haciendo un chubasquero grapando programas de fiestas, porque estos días el mapa irradia actividad por todos los rincones. Mercé Arts al Carrer expande las artes escénicas por el parque de la Ciutadella, el parque de Joan Miró, el Castell de Montjuïc, el parque de la Trinitat y el Palauet Albéniz, más la incorporación de los escenarios en Ciutat Meridiana y el parque del Aqüeducte.

Si te gusta la radio viva, los días 24 y 25 Associa’t junto a la Xarxa de Ràdios Comunitàries de Barcelona dan voz al tejido comunitario desde su estudio de Ràdio Rambles y una unidad móvil en Mas Guinardó. Tampoco hay que perderse la gran fiesta en tributo a Pau Riba, el día 23 en la plaza de la catedral. Ojo a las muestras de variedad artística italiana, desde espectáculos de danza como los de Mauro Astolfi, la compañía Spellbound Contemporary Ballet y Andrea de Siena, hasta los homenajes musicales de Morricone, Sorrentino y Fellini en la plaza de la Mercè.

La alternativa a la calle, claro está, es tu santa casa. Desde tu base de operaciones de genio del mal, puedes avistar todo gracias a tu dron del Lidl, o aterrorizar a las masas de la humanidad con sancionables vuelos rasos. 


6. Piromusical 

El show continúa

Detalle de un piromusical de la Mercè.

/ FERRAN NADEU

El colofón pirotécnico de la Mercè regresa a la avenida de la Reina Maria Cristina para atronar tímpanos y cegar retinas. Este año el piromusical mezcla melodías romanas, música feminista y antibelicista, más ópera en conmemoración de los 175 años del Gran Teatre del Liceu. Todo eso requiere mucha perspectiva, por eso sería idóneo reservar en alguna terraza con vistas privilegiadas, como la del CC Arenas (Gran Via de les Corts Catalanes, 373), o The Clock Terrace del Hotel Catalonia Plaza (Plaza de España 6). 

Noticias relacionadas

Eso sí, con la que va a caer y siendo final de mes, tal vez sea más auténtico ver el espectáculo del cielo reflejado en un charco del suelo, merced a los milagros de la reflexión y la refracción.