Lo que se lleva

Un viaje espiritual guiado por Willy Wonka

La ceremonia del cacao es una de las “más profundas y reconfortantes espiritualmente que hay”, asegura en Frizzant, organizadores de estos eventos mensuales

Un viaje espiritual guiado por Willy Wonka

El cacao es terapéutico. Y no solo porque, después de un larguísimo día de trabajo, devorar unas onzas te cura cualquier mal, sino porque lo último en tratamientos emocionales y terapéuticos lo incluyen como ingrediente esencial. Bienvenidos a las Cacao ceremony de Frizzant (Gran Via de les Corts Catalanes, 692), un evento mensual que, durante dos horas, propone un viaje a tu interior al más puro estilo Willy Wonka: con chocolate.

La ceremonia del cacao es una de las “más profundas y reconfortantes espiritualmente que hay”, aseguran los organizadores. Y usa elementos de la meditación, de la introspección guiada y de las terapias psicoafectivas para ahondar en viejas creencias y traumas asentados, además de generar un espacio seguro donde abrir tus propias barreras emocionales y encontrar un preciado momento de honestidad. Es hora de entender tus sentimientos, ¿qué mejor que acompañarlo de chocolate?

Noticias relacionadas

No es la única actividad de este calibre de Frizzant, que, como lo define Sònia, una de los fundadores, es un club social de yoga, un lugar donde practicar este ejercicio, aunque no exclusivamente, ya que también tiene gastronomía, áreas de teletrabajo y actividades terapéuticas, relajantes y para despertar la inspiración, como los ‘workshops’ de ‘mindfulness’ a través de la cerámica, o un viaje de 6 horas guiado por un gurú y experto en el uso de setas ‘mágicas’. Vamos, el ‘place to be’ para los que necesitan una sesión de relax exprés y no pueden esperar a las vacaciones.