Actividades a prueba de confinamientos

¿Todos tus amigos están en cuarentena? Planes para hacer solo

Deja a Macaulay Culkin lo de quedarse solo en casa. Estas actividades de Barcelona te garantizan diversión sin necesidad de llevar un +1

¿Todos tus amigos están en cuarentena? Planes para hacer solo

El Govern elimina las restricciones, así que, excepto ir a una discoteca, por fin puedes volver a hacer de todo. En teoría, claro, porque en tu grupito hay tantos positivos de covid que el único plan que se divisa en tu horizonte es quedarte incrustado en el sofá a lo Jabba el Hutt. Mientras esperas que deje de salir la doble raya en sus test, no te quedes en casa. Apúntate a actividades para hacer tú solo en Barcelona.  

Bares con juegos de mesa 

Entretenimiento en vena

 Una de las mesas interactivas del 'smart restaurant' NÜA.

/ Instagram

Aquí, si gritan «¡un solitario!» no solo hablan de ti, también del juego de cartas. Bienvenido a los bares de juegos de mesa, locales en los que con tu caña no viene una tapa, sino una baraja. El bar Queimada Nivell Q (Independència, 323) o La Cotxera (Costa i Cuxart, 31) son de los más conocidos, aunque no los únicos. Con una colección de cientos de juegos de mesa, tienen opciones para todos, incluso para los que venís solos. Si tus amigos te cancelan las birras, ya no tienes excusa para no salir de casa.

Si lo analógico no es lo tuyo y prefieres entretenimiento digital, el NÜA (Gran de Gràcia, 167) es un restaurante que fascinaría a Elon Musk. Es el 'primer smart restaurant' de Europa, aquí «las mesas son como un iPad gigante, con ‘apps’ de todo tipo: desde la carta del restaurante y la prensa del día hasta decenas de juegos para hacer la sobremesa», explica Víctor, el responsable. Un lugar perfecto para venir solo. Mientras esperas la comida, puedes desafiar a otra mesa a una partida de algún juego, aprovechando que están todas conectadas. Entretenimiento y, encima, con distancia social.  


Planes gatunos 

Saca tu Bridget Jones

Dos gatos del 'cat café' de Gràcia Espai de Gats.

/ Joan Cortadellas

Todos tus amigos dicen lo mismo: «Suerte de mi pareja cuando me confiné, si no, me hubiera vuelto loco». Y tú, el soltero del grupo, en tu eterno rol de Bridget Jones, solo te queda sonreír incómodo. ¿Eres de los que subieron una foto de su gato el Día Internacional del Beso? ¿O de los que cuando compran para dos incluye un paquete de pienso? ¿O de los que usan más el hashtag cat que friends? Pues, como nos enseña Hollywood, en cuanto la soledad pica a la puerta, quienes responden son los gatos

Por eso, nada como planes felinos cuando te cancelen una quedada por ómicron. El próximo café tómalo rodeado de maullidos como hilo musical en el Espai de Gats (Terol, 29) o el Gatuari (Sant Lluís, 14), dos cat cafés donde, si no escupes bolas de pelo, no eres el protagonista. Funcionan, además, como centro de adopción y pedagogía animal. Por ejemplo, hacen cursillos para que los dueños puedan entender a sus mascotas. Así, si tu felino te maúlla 'Memory' a medianoche, sabrás que no quiere que le rasquen la barriga, sino que está pasando por la crisis de los 40. 


Lee al sol 

Librerías y bancos

Banco con vistas donde hacer la fotosíntesis con un libro en el parque del Putxet.

/ Jordi Otix

Siempre está la opción de combatir la soledad como los monjes de clausura: con la lectura. Pásate por algunas de las librerías históricas de Barcelona, como Selvaggio (Freneria, 12), Palau (Sant Pere Més Alt, 6), Fabre (Aribau, 84) o Castro (Josep Estivill, 40-42), entre muchas otras. O, si prefieres más modernas, están las que lo petan en Instagram: Ona Llibres, el clásico de Gràcia (Gran de Gràcia, 217) que el año pasado abrió una sede en el centro (Pau Claris, 94), Byron (Casanova, 32) o La Central del Raval (Elisabets, 6), que, además, tiene una terraza donde tomar un café mientras estrenas tu adquisición. 

Obviamente, el mejor complemento a una tarde de 'shopping' libréfilo es el posterior banco o parcela de césped donde tumbarse a leer mientras el sol te calienta. Si todavía no lo has estrenado, el nuevo parque de les Glòries, bautizado como la Clariana de las Glòries, tiene una zona 'chill' llena de hamacas, perfecta para la ocasión. O la opción más típica: Montjuïc (como, por ejemplo, la plaza de Carlos Ibáñez), o el Turó del Putxet, el de la Peira o el de la Creueta del Coll, para hacerlo con vistas de la ciudad. Las opciones donde hacer la fotosíntesis con un libro son infinitas. 


Observación del cosmos 

Sé la estrella de la noche

¿Te sientes solo? Piérdete en la inmensidad del cielo nocturno. Fever organiza visitas al Observatorio Fabra. 

/

¿Que te sientes solo? Pues piérdete en la inmensidad del cielo nocturno en un observatorio astronómico. Como dice el 'meme': al universo le dan igual tus problemas. Así, quizá, viendo que para el gran macrocosmos eres más pequeño que tus átomos, relativizas la bajona del ómicron. Y, si no, pues al menos te podrás relajar un rato observando el espacio, que ya es más de lo que puede decir el personaje de Jennifer Lawrence en 'No mires arriba'. 

En Barcelona tienes visitas nocturnas al Observatorio Fabra, organizadas por Fever, que, por menos de 15 euros, incluyen 'tour' guiado, observación celeste y una copita de cava. O la opción fuera de la ciudad, el observatorio de la sierra de Castelltallat, en el Bages. Además, puedes dormir en alguno de los hoteles de la sierra y disfrutar de sus cielos limpios, que te permitirán ver las estrellas sin necesidad de telescopio.


Ir al cine solo 

Tendencia ‘tiktoker’

Según TikTok, cada vez está más de moda ir al cine sin compañía. En la foto, las butacas del Phenomena.

/

Mira la cartelera, compra las entradas, cógete tus palomitas y a disfrutar de la película. Eso sí, tú solo. ¿Que tus amigos están todos confinados? No pasa nada: según TikTok, cada vez está más de moda ir al cine sin compañía. Una tendencia que te da independencia y un largo etcétera que se traduce en que mejorará tu salud mental. Se acabó decirle que no a un plan solo porque no encuentras tu +1. 

Por supuesto, Barcelona está llena de salas de cine: desde las más grandes hasta las cadenas más indie que solo proyectan en versión original. Pero más allá de la cartelera 'mainstream', tienes cines como la Filmoteca (plaza de Salvador Seguí, 1), con sus ciclos temáticos, o el Phenomena (Sant Antoni Maria Claret, 168), que, como dice su nombre, sus filmes en 4k son una experiencia cinematográfica única. 


Relájate un poco 

Masajes peculiares

'Spa' con peces en AquaBliss Fish Spa.

/ Instagram

Esquivar el covid como si fueran balas en 'Matrix' es agotador. Así que, para relajarse un poco, hazte un masaje. Pero no uno cualquiera, sino uno de esos únicos en Barcelona. Es hora de 'treat yourself', la expresión inglesa que tanto se usa en redes justo antes de darse un buen capricho. 

Para empezar, los masajes con aguacate o coco de Benestar Balmes (València, 238), que aprovechan los múltiples nutrientes de las frutas para cuidar la piel a la vez que liberas tensiones. O, del mismo estilo, los masajes con chocolate de La Crème (Comandant Benitez, 35), cuyos dulces ingredientes sirven para estimular la circulación. Por último, el AquaBliss Fish Spa (Comtal, 33), donde acabarás metiendo la pata: en concreto, en una pequeña piscina. Son los principales promotores del 'fish spa' en la ciudad, esos masajes donde peces te cosquillean los pies y devoran tus pieles muertas con el mismo ímpetu que en la película 'Piraña'.


Merienda dónuts 

Ten un día redondo

Para tener un día redondo, merienda uno de los donuts de Lukumás, donde se reúne el moderneo barcelonés.

/ Instagram

Para tener un día redondo, un plan sin figuras (aunque con un gran agujero): merienda en una tienda de dónuts. Son el dulce de moda, un clásico que siempre vuelve, reinventándose y que, desde hace un año, es imposible no cruzarse en las 'stories' de tus amigos. El local más in es La Do (Parlament, 20) que, con más de 16.000 seguidores, arrasa en Instagram gracias a su carta, que promete una experiencia diferente cada vez que vas al cambiar con frecuencia casi diaria. O Lukumás, en cuyas sedes en Raval (Valldonzella, 36) y Gràcia (Torrent de l’Olla, 169) se reúne el moderneo barcelonés a la hora de merendar. Y, bonus track, los hombres-dónut de Boldú (con una decena de locales por toda la ciudad), que seguro que también te endulzarán la tarde. 


Busca pareja 

Ligando sin ‘apps’

Y, si todo falla, combate la soledad buscando pareja. Siempre está la opción de Tinder, por supuesto, pero, para no perder el tiempo entre 'swipes' y conversaciones de besugo, hay una alternativa exprés: los speed dating. «En tan solo una hora y media, conoces una media de 12 personas en citas rápidas de 7 minutos», explica Jordi, de BeDazzling, empresa que organiza el speed dating más multitudinario de Barcelona. Se organizan cada fin de semana en Market Bar (Mallorca 202), «un espacio grande que permite mantener la distancia de seguridad», apunta.

Noticias relacionadas

Una última recomendación. Si llegas al final de la noche y en tus citas has notado menos química que en una tienda de comida orgánica, ve a hacer un brunch al Lilo Coffee (Diputació, 443). Aquí, ni te sentirás ni te sentarás solo: hay osos de peluche gigantes a los que podrás abrazar sin tener que ir luego a una farmacia a por un test de antígenos.