EL SEMÁFORO DE EL MUNDO TODAY

"Me he comido la mejor tortilla de Barcelona y ahora me está buscando la policía"

La actualidad del mañana de Barcelona

El Mundo Today
"Me he comido la mejor tortilla de Barcelona y ahora me está buscando la policía"

La mejor tortilla de Barcelona

No tenía ni idea de que era la mejor tortilla de Barcelona y de que estaba tan vigilada. Me la comí porque tenía muy buena pinta. Ahora soy la persona más odiada de la ciudad y la policía me persigue sin descanso. Lo peor de todo es que me la comí después de haber estado masticando un chicle, así que no tengo ni idea de si sabía tan bien como dicen o no. Necesito un trago del mejor vermut de Barcelona.

Búnkers del Carmel

No me extraña que se perdiera la guerra porque la gente de los búnkers solo se dedica a beber y a besarse con su pareja. Así no hay manera de estar preparado para el ataque del enemigo. Las vistas son muy buenas pero la gente sobre todo acude de noche, así que es más difícil ver nada. Es una pena enorme que se emplease tanto esfuerzo en construir este refugio y la gente no se lo tome en serio.

Llorar en el metro

Nunca lo había hecho hasta que el pasado martes sentí la imperiosa necesidad y la verdad es que es muy recomendable. No se me ocurre una mejor manera de ir cómodo en el metro que llorando, porque nadie se te acerca y así puedes tener todo el espacio que necesites. Nadie te pide dinero, ni siquiera los vendedores de pañuelos intentan venderte pañuelos. Llorar en el metro es lo mejor que se puede hacer.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Noticias relacionadas

Rubén

Rubén ha traspasado todas las líneas rojas habidas y por haber, esta semana ha empezado a hablarme sobre criptomonedas. Su crueldad ya se ha disparado y no conoce límites. Que si Bitcoin, que si Ethereum… nunca me había sentido tan violentado en toda mi vida. Sabía que Rubén era una muy mala persona, pero ahora que ha empezado a darme consejos sobre inversión sé que es el mismísimo diablo.

Temas

Humor