EL SEMÁFORO DE EL MUNDO TODAY

"Quedarse sin entradas para los conciertos: vuelve la gran experiencia de antes de 2020”

La actualidad del mañana de Barcelona

El Mundo Today

Concierto de Love of Lesbian en el Palau Sant Jordi.

Concierto de Love of Lesbian en el Palau Sant Jordi. / Alejandro García (Efe)

Los Bar Celonas

Sabemos que cambiar el nombre de un negocio no es una tarea burocráticamente agradable, pero creemos que ha llegado el momento de acabar con los Bares Celona. Entendemos que Barcelona empieza por bar y eso es jugoso, pero ya son demasiados los bares que han optado por ese nombre, esta ciudad tiene un serio problema con este asunto y es el momento de ponerse manos a la obra para solucionarlo.

Reprimir sentimientos

El naranja de nuestro semáforo es para la 'repression feelings experience'. Esta actividad que suele inculcarse de padres a hijos consiste en reprimir sentimientos debido a la falta de madurez emocional se puede practicar a solas o acompañado y en cualquier lugar de Barcelona. Está bastante bien de precio y puedes hacerlo siempre que quieras. El único problema es que se puede volver adictivo.

Quedarse sin entradas para un concierto

Hacía tiempo que no vivía esta experiencia mágica de querer ir a un concierto pero llegar tarde a la web y no conseguir entradas. La verdad es que es una sensación maravillosa después de tanto tiempo porque, aunque sigues sin ir al concierto, ahora sabes que tenías la posibilidad de haber ido y que hay gente que sí está en el concierto. Por suerte, todos los que van lo graban y apenas te pierdes nada.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Noticias relacionadas

Rubén

El otro día fui a casa de mis padres y me encontré a Rubén comiendo con ellos, ocupando mi lugar en la mesa. Me pareció demasiado bajo incluso para él. Esta persona está tratando de robar mi identidad. Él se defiende diciendo que está en un programa de acompañar a ancianos que están solos porque sus hijos nunca van a verlos, pero no es cierto porque yo visito a mis padres una vez cada tres años.

Temas

Humor