Conde del asalto

Las fotos de la calle

La exposición 'Barcelona fotògrafes' se puede ver al aire libre y de forma gratuita frente al Born CCM

Miqui Otero

Las fotos de la calle

Gerda Taro

Cuando se arrodilló, enfundada en su mono de miliciana de pernera ancha y calzando esos zapatos de tacón, la bolsa bandolera y la boca abierta, de perfil acechante, en la playa del Somorrostro para apuntar con el revólver hacia el futuro, quizás no sospechaba ni la importancia de ese gesto, ni su valor simbólico, ni que 85 años después la gente se pararía en una calle de la misma ciudad, también al aire libre y también con la boca abierta, para observarla. 

La imagen que describo la capturó otro personaje también arrodillado sobre la misma arena, pero de los que no se arrodillaban ante nadie: Gerda Taro, la única mujer que tomó fotografías en el frente durante la guerra civil española. La artista alemana murió poco después en la Batalla de Brunete y de la miliciana no sabemos cuántos tiros dio ni si recibió alguno, pero solo ese instante sirve, aún hoy, para sintetizar en una sola imagen la idea de la mujer antifascista. Que es una forma de decir que es la imagen del antifascismo, a secas. 

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

La potencia de esa fotografía alucinante se pudo disfrutar por primera vez en agosto de 1936 en la revista francesa 'VU', pero el desenlace verdaderamente feliz es que su mensaje emancipador y de resistencia se democratice de veras ahora que luce bien grande y a la vista de cualquiera que pase por el Born. 

Así como siempre es bonito ver cómo alguien lee en un banco un libro que habla de la calle, que captura su latido y su ritmo y su vida, también lo es que las fotografías de la calle vuelvan a la calle, donde las pueda disfrutar todo el mundo. Y más en esta situación pandémica.

La mirada femenina de la ciudad

Y eso sucede con la imagen 'Miliciana recibiendo instrucción en la playa, cerca de Barcelona', sí, pero también con las otras 70 instantáneas de enorme nivel que conforman la exposición 'Barcelona fotògrafes', que se puede ver (al aire libre, de forma gratuita, a cualquier hora del día y, salvo por el toque de queda, de la noche) frente al Born CCM

La muestra ya es celebrable solo por su contenido, que rastrea la mirada femenina de la ciudad de Barcelona desde los años 30 hasta finales del XX. Las extranjeras que vinieron huyendo del nazismo, las barcelonesas que se dedicaban a ello de forma amateur y casi clandestina (y no siempre por razones políticas, sino porque qué hacía una mujer con una cámara al hombro), las primeras que se profesionalizaron en los medios de comunicación de la transición. 

De la represión a la liberación

Impresas sobre lonas y tensadas a barrotes metálicos con cordeles, las imágenes van de la épica bélica al costumbrismo, del paisaje a lo íntimo, de la represión a la liberación. Una mujer se fija en otra que pasea con su mismo vestido corto, por ejemplo. O, otra favorita, unos manifestantes huyen a la carrera en una manifestación por la amnistía con un letrero de Coca-Cola al fondo que parece describir la escena y resignificar el eslogan: “La chispa de la vida”. 

Noticias relacionadas

Todas y cada una de estas fotografías captan esa chispa. Y esta magnífica idea debería ser solo una de las muchas cosas (más conciertos, más cine, más teatro, más vida) que se podrían organizar, siguiendo este ejemplo brillante y gratuito, al sol de lo que queda de esta primavera. Muy cerca, en la galería Foto Colectània, también se puede disfrutar de un monográfico sobre fotografías de mujeres en apuros de la gran Mary Ellen Mark. La ruta entre las dos exposiciones es una grieta por donde se cuela todo lo necesario aquí y ahora.