Las buenas intenciones de 2021

Propósitos de año nuevo que sí cumplirás

Consigue tachar de una vez algún objetivo de año nuevo. Aun con restricciones. Te amenizamos la lista para facilitarte el 'check'

Abel Cobos

Propósitos de año nuevo que sí cumplirás

Ir al gimnasio, dejar de fumar, enfadarte menos y comer más sano son las estrellas recurrentes de esas largas listas de propósitos con las que miles de personas dan la bienvenida al año. «Esta vez, sí que sí», se repiten para, ni 24 horas más tarde, incumplirlos. Hasta la rave de Llinars dura más que el compromiso. Este año, además, los propósitos tienen un nuevo sentido: después del largo confinamiento y a las puertas de la tercera ola, hacer actividades que no incluyan ir a comprar papel higiénico, cocinar pan o tomar una cerveza por Zoom suena a proeza bíblica. Sí, es difícil conseguir los objetivos de año nuevo, y con pandemia todavía más. O que se lo digan a los que desearon «viajar mucho» en 2020. Para los optimistas que este año no hayan tirado la toalla, en Barcelona es muy fácil amenizar la lista para, este año sí, llegar a Nochevieja con un 'check' en todos sus propósitos.

1. «Me apuntaré al gimnasio»

‘Apps’ fitness

Con las recién estrenadas restricciones y el cierre de gimnasios, 2021 empieza con una mala noticia: los kilitos de más de las cenas navideñas han llegado para quedarse. Eso, o continúas con el deporte al aire libre y los gimnasios por 'streaming'. Parece que Patry Jordán se resiste a abandonar tu comedor.

Alo Moves, la 'app' para los que necesitan empezar el gimnasio a pesar de las restricciones, aunque sea en el salón de casa.

/ Instagram

Wowego empezó como gimnasio online hace unos años para aquellos a los que no les pillaba cerca ningún centro deportivo. Pero llegó el covid y se convirtió en una de las webs más útiles de 2020. Con unas tarifas mensuales que van de los 6 a los 10 euros, tiene todo tipo de deportes y niveles. Del mismo estilo es Alo Moves, dedicada al yoga. A través de guías de meditación, ejercicios, estiramientos y poses en vídeo, te hará alcanzar el nirvana. O, al menos, la punta de tus pies.   


2. «Comeré más sano»

A falta de gimnasios… 

El Suís & Bowls te permite entonar el "comeré más saludable" después de los excesos navideños.

/ Instagram

Cuando dijiste que 2021 sería por todo lo alto seguramente no te referías al colesterol. Pero ahí está, ni una pandemia ha evitado los atracones festivos. Así que toca comer más saludable. Para lograrlo, pásate por restaurantes 'healthy' e inspírate con sus recetas, aunque sea llevándotelo a casa (todos tienen opción 'delivery' y 'take away'). Tienes el Suís & Bowls (Travessera de Gràcia, 151), un restaurante, obviamente, de bowls con la nutrición equilibrada como bandera. O Maai (Regàs, 30), un restaurante doble eco: ecológico y económico. O Flax & Flake Passage (Sant Pere Més Alt, 33), dedicado a las tendencias gastronómicas saludables. O el Sopa (Roc Boronat, 114) especializado en… ¡sopas! Obviamente.  


3. «Encontraré pareja»

El Tinder en llamas

Vuelven las restricciones y, con ellas, otra de nuestras pasiones del confinamiento: pasarnos la tarde haciendo 'matches' en Tinder. El problema está en si encuentras a la persona indicada y quieres quedar para tomar algo. ¿Dónde vais? Para ir al bar solo tienes dos franjas y rápidamente se llenan. Invitarle a tomar algo a tu casa suena a que estás más salido que el cast de 'Élite'. Pero hay alternativas para una primera cita que te permitirá cumplir tu propósito.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

Por ejemplo, las tiendas botánicas, donde florecerá vuestro amor. Entre otras, Casa Protea (Ramón y Cajal, 124), Mitre & Mandri Flors (General Mitre, 100), Marea Verde (Ronda de Sant Pere, 40) y Espai Joliu (Badajoz, 95). Si eres de los que filtran posibles parejas según su gusto decorando un hipotético piso en común, a falta de Ikea está el Museu del Disseny (Glòries, 37) y sus exposiciones sobre interiorismo. O, a cinco minutos, Les Eines (Gran Via de les Corts Catalanes, 761), una tienda tan bonita que hasta alquilan el espacio para rodajes. Y si os definís como intensos al nivel amor empalagoso de 'Crepúsculo', ve al Turó de la Creueta del Coll (Taradell, 22). Tiene las mismas vistas que los búnkers y la mitad de la gente. Si ahí no os besáis, no estáis hechos el uno para el otro.


4. «Aprenderé inglés»

'It’s very difficult todo esto'

/ EP

Te tragaste todos los maratones de series durante la cuarentena en V.O. para mejorar tu inglés y lo único que aprendiste fue a leer a velocidad de presentador de telediario. Ahora no hay teleprompter que se te resista, pero sigues sonando a Mariano Rajoy y su «it’s very dificult todo esto». Ya no hay excusa: toca apuntarse a inglés.

Si quieres ir a una academia, What’s Up!. La mejor forma de describir el centro es como una barra libre de inglés: puedes escoger a tu gusto los horarios, la asistencia o las clases, en función de si prefieres gramática, vocabulario o conversación. Además, todo adaptado al formato 'online'. Aunque si lo de aprender en un aula se te hace demasiado pesado, ábrete una cuenta de Meetup y apúntate al Volley Multicultural, para aprender a base de pelotazos aprovechando que el deporte al aire libre todavía está permitido.


5. «Leeré más»

Renueva tu biblioteca

Nada como el confinamiento para liberar tu lista de libros pendientes, ¿verdad? Lo confirma Good Reads, la red social de los lectores: la pandemia ha hecho que batamos récords de lectura. Con los municipios cerrados a cal y canto y la tercera ola acechándonos como a Naomi Watts en 'Lo imposible', leer apunta a continuar como uno de los 'hobbies' estrella de 2021. Toca renovar la estantería.

Puedes pasarte por Ona Llibres, el clásico de Gràcia (Gran de Gràcia, 217) que acaba de abrir una nueva sede en el centro (Pau Claris, 94). O la librería Byron (Casanova, 32), otra nueva inauguración en l’Eixample que, además, tiene servicio de cafetería (que abre en las franjas permitidas). También con servicio de cafetería y libros, la +Bernat (Buenos Aires, 6), la Cafetería Tokio (Sardenya, 369), la Laie de Pau Claris (85), la Central del Raval (Elisabets, 6) y Altaïr (Gran Via de les Corts Catalanes, 616). Y, no puede faltar en la lista, la histórica Llibrería Pompeia (Cardenal Casañas, 5), que sigue abierta casi un siglo después de su fundación.

Y si rendirte al consumismo libréfilo no es suficiente motivación como para superar tu récord de libros de 2020, nada mejor que un club de lectura. La red municipal Puntxarxa.org recoge en una misma web todos los clubs de lectura de Barcelona, organizándolos por género, desde cómic hasta novela negra. Y también Good Reads ha lanzado un reto, el '2021 reading challenge', para contabilizar tus lecturas y compartirlas con otros usuarios.


6. «Escribiré un libro»

Planta un árbol, ten un hijo… y eso

Los bebés del confinamiento y la adicción a la jardinería demuestran que, después de 2020, a la mayoría lo único que le falta es escribir un libro. Así que si después de acabarte todo lo que tenías en la estantería consideras que es hora de colocar ahí algo tuyo, apúntatelo como propósito de 2021. Eso sí, empezar de cero frente al ordenador augura mucho síndrome de la página en blanco, por lo que es mejor acudir a un curso de escritura (aunque, qué remedio, sea online).

El Ateneu Barcelonès (Canuda, 6) celebra una edición virtual de su famoso curso de narrativa, de donde han salido 'best-sellers'. No es la única opción, también ofrece clases por 'streaming' la agencia de creatividad Stay Hungry, Stay Foolish (Gran Via, 757), el Laboratori de Lletres (Sardenya, 68), el Aula de Escritores (Sant Lluís, 6) y la escuela de textos dramáticos de la Sala Beckett (Pere IV, 228). Quizá la mejor forma de pasar página de la pandemia: escribiéndola.