Ocio de barrio

Poblenou: el epicentro creativo

Si das una patada por la calle en el Poblenou, seguramente te saldrá algún 'hub' artístico o una fábrica de creación. Estos laboratorios culturales ofrecen decenas de planes multiplataforma

Abel Cobos

Un artista trabaja en el edificio de La Escocesa, uno de los ’hubs’ creativos de Poblenou. 

Un artista trabaja en el edificio de La Escocesa, uno de los ’hubs’ creativos de Poblenou.  / MAITE CRUZ

Poblenou es el epicentro del moderneo barcelonés desde hace años. En parte, gracias a esa transición de barrio postindustrial a nicho artístico, liderada, sobre todo, por cientos de jóvenes y modernos que lo han convertido en un 'Primavera Sound' permanente. Tanto, que no sería de extrañar que en unos años la discografía de Sufjan Stevens acabe convirtiéndose en el himno del barrio. A pesar del 22@ y la gentrificación, estos habitantes se siguen multiplicado con más rapidez que las notificaciones en el móvil de Elena Cañizares, la viral de la semana (y no solo por su positivo en covid). Y el resultado, por supuesto, han sido las decenas de talleres, galerías y centros creativos que se esconden actualmente por todo Poblenou.

Entre toda esta pintoresca vida cultural destacan los 'hubs' artísticos y las fábricas de creación, que resumen perfectamente el espíritu creativo del Poblenou. Los más destacables son cuatro: La Escocesa (Pere IV, 345), Hangar (Emilia Coranty, 16), Niu (Almogàvers, 208) y Apocapoc BCN (Àlaba, 100), que, aunque generalmente son conocidos por sus residencias para artistas (a los cuales apoyan y promocionan acogiendo temporalmente en sus instalaciones), no solo se limitan a eso, también promueven la cohesión social del barrio y la investigación tecnológica y ambiental, entre muchas otras, y siempre a través de la divulgación cultural.

El primero de ellos, La Escocesa, bautizada en honor a la antigua fábrica textil que albergaba su edificio, nace con la misión, no solo de dar visibilidad a sus residentes por toda la ciudad, sino también de crear una cultura y arte accesibles para todos los vecinos. Un objetivo que se ha reinventado con el colectivo de artistas La Coctelera, que pretende “recuperar las acciones abiertas al barrio, paralizadas por el covid”, que retomarán durante la nueva desescalada.

Hangar, por su parte, está situado en Can Ricart, un complejo industrial del siglo XIX que también cumple a rajatabla esa estética urbana y postindustrial característica Poblenou (y que, arquitectónicamente, vale mucho la pena visitar). Son 2.600 metros cuadrados de espacio dedicados al arte: ya sea con acompañamiento, talleres y promoción local e internacional de sus residentes, hasta presentaciones en sus espacios de las creaciones resultantes. Eso sí, advertencia, no te esperes la típica exposición con cuadros colgados de la pared, imagínate más juegos de luces y sonidos de esos que te pasas tres días pensando “¿entendí lo que vi?”.

“Por el covid no tenemos muy clara nuestra supervivencia. Hacíamos grandes y multitudinarios eventos de calle, como fiestas mayores, ahora hemos reducido nuestra actividad a pequeños formatos”, se lamenta Sergi Bueno, coordinador general de Niu. Siguen abiertos con exposiciones públicas, producidas mayoritariamente por sus artistas (incluso tienen una coproducida con Hangar, con quién mantienen muchas sinergias). Recuerdan, además, la necesidad de acudir a estos centros, tan tocados por la pandemia y, a la vez, tan interesantes por sus proyectos multiplataforma, que incluyen desde pintura hasta música. Un 'max-mix' de talentos que ni en 'Tú sí que vales'.

Por último, el Apocapoc BCN, un 'hub' creativo ideal para los manifestantes de 'Fridays for future': un centro de creación 100% eco para personas que trabajen en el mundo de la sostenibilidad. Aquí, obviamente, reinan la energía limpia, el reciclaje y, por supuesto, la dieta vegetariana. Nada de traerse un 'tupper' con albóndigas que sobró en la noche anterior. Y no hace falta convertirse en un creativo para disfrutar del espacio. Su restaurante está abierto a todos y en MeetUp, buscando Net City Lab, encontrarás todos sus planes culturales. Ocio sin cargarte el planeta.