FÓRMULA EXPRÉS PARA PINTAR ALGO EN LA ECONOMÍA GLOBAL

Billetes con el 'skyline' de Barcelona

Tras los monumentos ficticios impresos en los euros ahora se intuye la Sagrada Família y la torre Agbar. Son #BilletesDeAquí: estribillo sin ánimo de lucro que se garabatea en el dinero para apoyar el comercio local

Ana Sánchez

Una decena de #BilletesDeAquí tuneados con detalles de Barcelona y Sant Cugat.  

Una decena de #BilletesDeAquí tuneados con detalles de Barcelona y Sant Cugat.   / Alex R. Fischer

Está diluviando en un billete de 50 euros. Era de esperar con la que está cayendo en la economía. Desde la ventana señorial que ilustra el anverso hoy se asoma un hombre de mirada altiva. Tiene pinta de no haberse mojado en la vida. Das la vuelta al billete y ahí está el puente anaranjado que normalmente cobija compras y excesos. Bajo él, esta vez se resguardan tres indigentes. Debe de ser el primer billete con brecha social.   

El dinero se está convirtiendo en un arma reivindicativa. Lienzos en tiempos de crisis. Una fórmula exprés para pintar algo en la economía global.  

Dinero marca Barcelona

Barcelona”, se lee en un buen puñado de billetes. Tras los monumentos ficticios de papel moneda ahora se intuyen 'skylines' con la Sagrada Família, dragones del parque Güell y algún sifón vermutero incluso en tiempos de restricciones. Aún queda por confirmar si el dinero catalán se agarra más al bolsillo.

#BilletesDeAquí. Es un estribillo sin ánimo de lucro que se garabatea en cientos de euros desde los tiempos del apocalipsis de papel higiénico. ¿El objetivo? “Apoyar al comercio local”, resumen sus ideólogos.

Algunos de los billetes garabateados por la causa. 

“En el 2019, desaparecieron 31 comercios de media al día en España”. Tira de estadísticas Guille Viglione, presidente de la agencia de publicidad de San Sebastián Dimensión, de donde salió la idea. “Con la crisis del coronavirus -añade-, un 20% de los comercios locales va a tener que cerrar”.

La iniciativa: escribir en un billete el nombre de tu ciudad con el hashtag #BilletesDeAquí (sin manchar los números ni el holograma) y ponerlo a circular en un comercio local. “Está demostrado –justifica Guille- que el dinero en metálico que se gasta en un entorno local sigue circulando por la ciudad tres veces más”. Crea economía circular –añade-, complicidad entre vecinos y evita comisiones a terceros.

Óscar Casla dibuja un #BilleteDeAquí. 

A estas alturas, ya se han avistado hasta billetes troquelados, con la cara sonriente del señor Burns de 'Los Simpson' e incluso con el rey emérito rodeado de sacos de euros a lo Tío Gilito. Esa fue la versión libre de Fer, un histórico de 'El Jueves', que falleció hace apenas un mes. Fue uno de sus últimos trabajos.  

Billete de un millón de euros ideado por Fer, un histórico de 'El Jueves'.

Más dinero marca Barcelona: con sol, cruceros, Colón, turistas con sombreros mexicanos. Lleva la firma de Pep Brocal (Premio ACDCómic). “Quise encastar un poco de esa Barcelona que ya no sé si vamos a recuperar”, añade el autor. El ilustrador Javirroyo es quien firma el billete de 50 euros del primer párrafo. “Reflejo de la brecha económica cada vez más evidente”, apunta. Kim -el creador de 'Martínez el Facha'- ha añadido a sus 10 euros el 'skyline' barcelonés y un tipo con máscara antigás y carretilla a rastras. “El tío que se lleva el coronavirus de la ciudad”, se ríe.

Los billetes garabateados por la causa han ido ganando pedigrí artístico. Buena parte gracias al coleccionista Julián Armendáriz, que animó a participar a amigos artistas con caché. Han colaborado desde el pintor Jesús Mari Lazkano hasta el ilustrador Mauro Entrialgo.

Te puede interesar

Ya hay más de 250 billetes circulando por Instagram. “Son solo los que nos hemos enterado”, apunta Guille. “Yo creo que el objetivo inicial está superado –resopla-. Ya no estamos pidiendo que la gente pinte billetes. Ahora se está promoviendo la parte artística”. La iniciativa desembocará en exposición. ¿Moraleja? “Que eso que nos quita tanto el sueño –responde- se puede convertir en una herramienta para comunicar lo contrario”.

Temas

Ciudad on