Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

el museo imaginario

Las columnas romanas "secretas" de Barcelona

La coreógrafa Maria Rovira sorprende a sus amigos barceloneses y extranjeros descubriéndoles estas piezas del siglo I a. C. escondidas en un patio del Gòtic

Ferran Imedio

La coreógrafa María Rovira, ante las columnas romanas que se ’esconden’ en el patio del edificio que alberga el Centre Excursionista de Catalunya.

La coreógrafa María Rovira, ante las columnas romanas que se ’esconden’ en el patio del edificio que alberga el Centre Excursionista de Catalunya. / MARTÍ FRADERA

María Rovira es una enamorada de la época romana. “Si es verdad eso de que hemos vivido otras vidas antes, yo he sido romana porque me gusta todo de su cultura, sus edificios...”, bromea la coreógrafa. Así que el día que, por casualidad, allá por los años 80, descubrió las columnas romanas que se esconden en un patio interior del Gòtic, en la sede del Centre Excursionista de Catalunya (Paradís, 10), el corazón casi le dio un vuelco. “Me fascinaron porque parece que te lleven hacia arriba. Nadie sabía que estaban aquí y no había turistas. La tranquilidad era absoluta y comencé a venir para leer en el banco que hay a sus pies”, recuerda la fundadora de la desaparecida compañía Trànsit Dansa. Allí, “tranquila”, imaginaba cómo debía de ser Barcino, “una ciudad impresionante, mágica para los romanos”. 

Formaban parte de un templo

DEDICADO A CÉSAR AUGUSTO
Las columnas pertenecían al templo de Augusto (siglo I a. C.), dedicado al culto imperial a César Augusto, que fue la parte central del foro en la cima de lo que se conocía como monte Táber. Con el paso de los siglos se derrumbó y solo quedaron cuatro.

DENTRO DE UN EDIFICIO MEDIEVAL
Hubo debate cuando el Centre Excursionista de Catalunya adquirió el edificio medieval donde están: ¿se dejaban allí [su ubicación original] o se llevaban a un lugar abierto? Se quedaron. Para que se vieran bien, Domènech i Montaner creó el patio en 1904.

NUEVE METROS
Las columnas, con fustes acanalados y capiteles de orden corintio, miden 9 metros de altura y reposan sobre un podio elevado de 3. Una de ellas, reconstruida en 1879, estaba expuesta en la plaza del Rei y se trasladó en 1956 al lado de las otras.

Esas columnas “secretas” no lo son tanto porque ahora hay muchos turistas que sacan la cabeza por ahí hasta el punto que a veces hay que hacer cola para verlas. Ella también las da a conocer llevando a este rincón del Gòtic a sus amigos, sean extranjeros o barceloneses. “La gente de Noruega, Irlanda, Argentina, EEUU... alucina pese a que está más acostumbrada a ver cosas así en Roma. Eso sí, le extraña que estén aquí encerradas. Pero alucinan todavía más los barceloneses, que tienen la idea de que la ciudad es gótica pero en el Gòtic hay mucha parte romana”, comenta la coreógrafa, que también disfruta en el Museu d’Història de Barcelona, en la plaza del Rei, donde hay restos de casas de aquella época.

Estas columnas  le inspiran una coreografía aérea: “Arriba, unos volando y, en el suelo, otros bailando como si se tratara de un ritual, para recordar que formaban parte de un templo”. No le resultaría complicado encontrar a bailarines dispuestos a interpretarla. Hace unos meses se llevó hasta allí a los miembros de la compañía Acosta Danza y se pusieron a bailar de manera espontánea. “¡Es que nos inspiran, Rovira!”, le soltaron entusiasmados.

Podría intentarlo con la Crea Dance Company, de la Crea Dance Foundation que impulsan los hermanos Tian y Lourdes de Pascual y Marta Antich. Rovira es la directora artística y coreógrafa de la compañía, cuyo último éxito ha sido 'Réquiem', de Mozart, en el Centre Cultural Terrassa. Otra cosa es que esta mujer que ha trabajado con los mejores ballets y las mejores compañías de danza del mundo (París, Nueva York, Canadá, Buenos Aires, Panamá, Colombia, Cuba...) y que ha sido responsable de las coreografías de la película 'Yuri', tenga tiempo, porque anda ocupada preparando un espectáculo para el próximo festival de Peralada, la gala itinerante para celebrar el centenario de Alicia Alonso y un plan para hacer una serie de TV sobre danza.