Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

EL SEMÁFORO DE EL MUNDO TODAY

Decían que el bufet era libre pero me echaron por sentarme a comer desnudo

La actualidad del mañana de Barcelona

El Mundo Today

Un bufet libre.

Un bufet libre. / JOAN PUIG

Bufet Libre Mononoke

Por todo el bufet anuncian lo libre que es, pero a la hora de la verdad resulta ser el bufet más opresor que he visto en mi vida. El rojo de nuestro semáforo es para ellos. Uno entra buscando algo de libertad pero resulta que no te puedes sentar donde quieras, que hay gente que ha reservado la mesa antes. ¿Qué clase de libertad es esa? Todo es muy libre, sí, pero solo puedes hacer tus necesidades en el lavabo. Cuando me echaron por sentarme a comer desnudo, simplemente me di cuenta de lo mentirosos y ruines que son los responsables del bufet. Nadie debería comer ahí jamás.

Churrería Ramón

Desde 1950, la familia Ramón prepara el mejor chocolate con churros de Barcelona. Su local con solera es cálido y te hace sentir como en casa. El sabor del chocolate y de los churros es espectacular y no repetir no es una opción. Si le damos el naranja es porque el señor Ramón no deja de bromear con dobles sentidos. Que si te gusta mi churro, que no me muerdas el churro, o directamente gime cada vez que te metes un churro en la boca. Todo ello hace que la experiencia sea más incómoda que apetitosa.

'Escape Room' Darse de Baja de tu Compañía Telefónica

El verde de nuestro semáforo se lo lleva este nuevo escape room por su originalidad y enorme dificultad. Por un precio para grupos que oscila entre los 60 y 70 €, puedes pasar varias horas de pura diversión y emoción. En lugar de unas habitaciones cerradas con códigos secretos y llaves escondidas, en este 'escape room' simplemente te entregan un teléfono, te dicen que llames a tu compañía telefónica y te retan a darte de baja. De momento, nadie lo ha conseguido, así que la demanda para participar y convertirse en el primero en salir exitoso es cada vez más grande. 

Rubén

Nadie jamás podrá decirnos que no lo avisamos. Todo lo que ha pasado en las últimas semanas es cosa de Rubén. Nadie debería subestimar su mezquindad y su capacidad para sembrar el caos. En cuanto se ha sentido acorralado, ha reaccionado como solo él es capaz: manipulando a la gente y generando destrucción y violencia. Sabemos que ha estado destrozando semáforos por toda la ciudad. Por suerte, este semáforo ha sobrevivido para darle el rojo una semana más.

Temas: Humor