Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

CIUDAD ON

Barcelona sin plástico, por favor

Las tendencias 'eco' han llegado con más determinación que Greta Thunberg a la ONU. Entre cazar plásticos, el 'plogging' y los anticolillas no hay excusa para no unirse a la cruzada medioambiental

Abel Cobos

Clean Beach Initiative queda cada sábado a las 11.00 de la mañana en el Espigón del Gas en la Barceloneta para limpiar y retirar residuos plásticos de la playa. / JORDI COTRINA

"En un año, hemos encontrado una tonelada de basura". No, no están hablando del Twitter de Donald Trump, es la cantidad de plástico que el grupo de ecologistas Clean Beach Initiative ha recogido en su primer año de actividad en las playas de Barcelona. Sí, son muchísimos residuos, pero es peor de lo que cabría imaginar: solo trabajan durante una hora a la semana. Es decir, en 52 horas (1 hora por las 52 semanas que tiene el año), el equivalente a poco menos de tres días, han encontrado 1.150 kilos de residuos anclados en nuestra costa. Imagínate todo lo que todavía queda en el mar. 

"Iniciativas no faltan, ganas es lo que falta", dice Lizbeth, confundadora de Clean Beach Initiative, buscando una respuesta a que haya más plástico en el mar que en un concurso de 'misses'. "Hay papeleras, contenedores y conos para cigarrillos, puedes hasta traerte una bolsa de casa y usarla de basura si te da pereza moverte de tu toalla. Y aun así la gente tira sus residuos al mar". Para aportar su granito de arena, empezaron este proyecto: salir en grupo a explorar la arena y rocas de los espigones buscando basuras. 

Se reúnen cada sábado a las 11 de la mañana en el Espigó del Gas, pero no son los únicos que practican esta versión ecologista de ir a cazar setas. La iniciativa Pure Clean Earth también hace de David contra el Goliat de la contaminación barcelonesa. Se reúnen cada domingo en la plaza del Mar y, como llevan más años de corrido que Clean Beach Initiative, ya han logrado rescatar hasta ocho veces más de residuos a la deriva. Un total de 8.668 kilos.

Entre los diferentes grupos no hay competitividad, al contrario: "Por ejemplo, hemos colaborado con No más colillas", un grupo de recolección de estos pequeños residuos que se lanzan con una imprudente facilidad. Este grupo de trabajo, que forma parte de la red Voluntariat Ambiental a Catalunya, organiza actividades como el Burillató (un triatlón de concienciación ambiental y limpieza de colillas) o los macroeventos playeros en los que mil voluntarios recogen durante ocho horas la mayor cantidad posible. El récord está en 270.000 colillas. 

LO+

Ejercicio 'eco' para añadir 'planeta sano' al 'mens sana i corpore sano'.

LO-

Entenderás por qué Greta Thunberg dijo que le habían arruinado la infancia.

Este tipo de residuo, como está hecho de plástico, es altamente contaminante y debido a su pequeño tamaño, su proliferación es fácil y preocupante. "En menos de 20 minutos llevo más de 30 colillas", dice Virginia, una de las voluntarias que decidió unirse a esta jornada porque le encanta hacer surf –cuenta– y "llegó un punto en que estaba surfeando plástico y no olas". Al final de la actividad, aparece una mujer con una botella de 5 litros llena de colillas. 

El equipo que usan para la captura del plástico son bolsas de tela, guantes y un brazo extensible que proporciona la organización, por lo que los voluntarios no tienen que pagar ni un euro. "Pues fácil no es", dice Virginia peleándose con el brazo extensible mientras que Lizbeth lo mueve con la misma agilidad que el Inspector Gadget. "Requiere experiencia", dice riendo mientras sube y baja ágilmente las rocas del espigón. Virginia la sigue, secándose el sudor de principiante. "Pues la verdad es que se hace mucho ejercicio".

Correr con bolsas de basura

'Fitness' y ecologismo no van reñidos. El éxito del 'plogging' (recoger basura mientras se hace 'running') lo atestigua. El grupo de Barcelona Plogging, bolsa de basura biodegradable en mano, equipados con ropa de deporte y despiertos a las 7 de la mañana, se organizan a través de Facebook y Meetup para ejercitarse una vez al mes, cuidando el cuerpo a la vez que el planeta. 

Voluntarios de Clean Beach Initiative, en la Barceloneta. / jordi cotrina

Y sí, estas tendencias 'eco' se adaptan a todas las edades y niveles. Si quieres ir con tus hijos y el 'plogging' es demasiado adulto, puedes llevártelos a las reuniones de Clean Beach Initiative, por ejemplo. "Siempre vienen muchas familias", explica Lizbeth, orgullosa. "Es muy bonito ver cómo hay familias que educan desde pequeños a sus hijos en la preservación de la naturaleza". ¿La habrá acompañado ya en alguna reunión la siguiente Greta Thunberg? 

Temas: Ciudad on