ECHAR RAÍCES

El plátano de la libertad de Llançà

El árbol se plantó para celebrar la revolución de 1868

Antonio Madridejos

El árbol de la libertad de Llançà, en el Alt Empordà.

El árbol de la libertad de Llançà, en el Alt Empordà. / A. MADRIDEJOS

A partir de la Revolución Francesa se puso de moda en Europa plantar un árbol en las plazas mayores y otros lugares señalados como alegoría de la libertad y los movimientos de emancipación. Los grandes árboles servirían para recordar hechos capitales de la historia. Y así se hizo en 1870 en Llançà, en pleno centro, para conmemorar la revolución gloriosa de 1868, que supuso el destronamiento de Isabel II y el inicio del Sexenio Democrático. Por ese mismo motivo se plantaron también árboles en Barcelona, Girona, Figueres, Reus, Manresa y otros muchos pueblos, aunque solo unos pocos sobreviven actualmente.

El plátano de Llançà, que preside la plaza mayor, junto a la torre románica y la iglesia, se salvó de ser talado por las tropas franquistas en 1939 gracias a la intercesión del párroco. Mide 3,80 metros de perímetro de tronco, está bifurcado a baja altura en tres grandes ramas y alcanza un altura cercana a los 20 metros.

Localizador Google Maps de árboles singulares Echar Raíces-On Barcelona

Platanus x hispanica

NOMBRE EN ESPAÑOL: plátano, plátano de sombra
NOMBRE EN CATALÁN: plàtan, plataner
ORIGEN: híbrido europeo surgido en el siglo XVII 
ANTIGÜEDAD: 1870
LUGAR: Llançà (Alt Empordà). Inconfundible en medio de la plaza de la Vila.