Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

MUSEO IMAGINARIO

El Arc de Triomf, con ojos de cómic

La afición a las viñetas hizo que el actual director general de Norma Editorial descubriera, siendo un adolescente, el monumento levantado por Josep Vilaseca en 1888 con motivo de la Exposición Universal de aquel año

Ferran Imedio

El director general de Norma Editorial posa ante el monumento que más le conecta con su adolescencia.

El director general de Norma Editorial posa ante el monumento que más le conecta con su adolescencia. / Joan Mateu Parra

Cada vez que ve el Arc de Triomf, cosa que pasa casi a diario porque su oficina está a pocos metros de ahí, Óscar Valiente sonríe sin poder evitarlo porque le conecta con su época de adolescencia, cuando sentía, como ahora, pasión por los cómics. Cada vez que visitaba Barcelona con su familia (venían a ver a su tía), aquel chaval que quería dedicarse al mundo de las viñetas aprovechaba  para acercarse a la zona que hoy en día se conoce como triángulo friki. "Allí estaban librerías como ContinuaràGigameshNorma Cómics... Esta última es la que más me gustaba", recuerda.

Para este salmantino de nacimiento que creció en Vinarós (Castellón), era tan obligada la visita a su pariente como a aquellas librerías. De ahí que el Arc de Triomf tenga un "componente simbólico" muy potente para él, ya que ejerce de "anclaje emocional" al recordarle su aspiración de dedicarse al universo de las historietas, sueño que acabó cumpliendo: hoy en día, a sus 43 años, es el director general de Norma Editorial, cuya sede está muy cerca del monumento que levantó Josep Vilaseca en 1888 con motivo de la Exposición Universal de aquel año.

Un monumento inmortalizado

Cuando aún no había alcanzado la mayoría de edad, se instaló en casa de su tía y siguió frecuentando estos templos de la cultura popular mientras daba sus primeros pasos profesionales en la empresa que dirige. Por eso recuerda muchos cómics en los que aparece el edificio. A bote pronto, le viene a la cabeza 'Los vagabundos de la chatarra', escrito por Jorge Carrión, ilustrado por Sagar y editado por la propia Norma Editorial. "Este es el último en el que ha salido", explica el experto, que confiesa que descubrió la zona del Arc de Triomf a través de su afición por los cómics. "Destacaría los dragones de metal de las farolas que hay a los pies del monumento, una iconografía de Barcelona que siempre me ha gustado", afirma. Una iconografía, podría añadir, muy de cómic.