CIUDAD ON

Se abre la veda de azoteas en Barcelona

Aquí se da por hecho que todos los espectáculos estarán a la altura. Terrats en Cultura inaugura nueva temporada de terrados con público. Música, teatro, danza y poesía con vistas

Ana Sánchez

Concierto con puesta de sol de Pau Alabajos en la terraza de la Biblioteca de Bellvitge. Estrenó la nueva programación de Terrats en Cultura.

Concierto con puesta de sol de Pau Alabajos en la terraza de la Biblioteca de Bellvitge. Estrenó la nueva programación de Terrats en Cultura. / MARTÍ FRADERA

«Si queréis, haced palmas y coreografías –propone con sorna el cantautor ante el micro–, estriptís no, que os constiparéis», se ríe. Sí, parece que empiezas a sentir biruji, como Pablo Casado en el PP. Hoy toca concierto con puesta de sol. Se da por hecho que estará a la altura: estás en una azotea. 

Hay que tomarse al pie de la letra eso de hacer un alto en el camino. Se abre la veda de terrados. De espectáculos con gaviotas volando a ras de público. En Barcelona se empieza a oler a veranito cuando estrenan la programación de Terrats en Cultura. Con solazo se inauguró la semana pasada en la terraza de la Biblioteca de Bellvitge. El primero en actuar este año al raso ha sido el valenciano Pau Alabajos, cantautor de versos de esos que te revuelven en la silla. «Antídotos contra el alzhéimer político», que dice él.

Esta es la iniciativa de altura más veterana. Hace siete años que la organiza la asociación Coincidències. Teatro, música, cabaret, poesía, danza. Cultura con vistas. «Cultura 3.0», la llaman ellos. «Porque queríamos romper la cuarta pared», justifica Pol Noya, uno de los miembros de Coincidències. Él habla de «experiencia total». Se trata de ver, tocar, escuchar, participar. «Es estar dentro de la misma obra –asegura–. Interactuar con el artista, que está a dos palmos de ti». Espectáculos de tú a tú. El año pasado tuvieron más de 1.600 espectadores a la intemperie.

¿El objetivo? «Reivindicar las azoteas como un espacio social», resume Pol. «Mucha gente tiene azoteas que se pueden utilizar y no lo saben –hace un llamamiento–. Siempre estamos en busca de azoteas». La mayor parte de la programación la suben a terrados privados. No te mandan la dirección hasta 48 horas antes, a lo peli de espías.  

Pau Alabajos, en la terraza de la Biblioteca de Bellvitge. / MARTÍ FRADERA

Esta temporada tienen 18 espectáculos: 10 en Barcelona, 4 en L’Hospitalet y 4 en Lleida. Tres son estrenos. El más original será una fusión de baile flamenco y gastronomía: La hora del ritual, 5 de julio, Gràcia. Un bailaor seguirá el ritmo de una chef al cocinar. Zapateado con cebolla picada. Cada espectáculo cuesta 15 o 18 euros. Con el 20% de descuento si se compran las entradas antes del 15 de mayo. 

Cocreación con artistas

«Más del 60% de los terrats de los edificios de Barcelona podrían configurarse como espacios para actividades culturales». Los cálculos son de Fernanda Gomes, artista y directora de la Associació Cultural Arran Del Cel. Hace casi dos años que crearon Coterrats: eventos en azoteas «en forma de happenings artísticos participativos», resume. Danza, música, poesía, performance, artes visuales donde «la participación de los vecinos es fundamental», puntualiza. «Desde el momento de decidir los lenguajes artísticos y artistas, pasando por sesiones de cocreación con los artistas». ¿Moraleja? «La vida cotidiana puede ser mucho más rica –dice–, con más conexión entre los vecinos y actividades creativas, lúdicas, saludables».

Ya han puesto en marcha una campaña de crowdfunding en PatrocinaM para poder organizar la edición de junio. «Tenemos opciones para fans –detalla Fernanda– que podrán participar en el proceso de cocreación con los artistas». 

LO+

Son espectáculos de tú a tú. Tienes a los artistas a un palmo. 

LO-

Lleva una rebequita si no quieres sentir el mismo biruji que Pablo Casado en el PP. 

De momento, este sábado, día 4, toca mercado con vistas: Showroom market. Lo organiza Acqustic, plataforma online que conecta músicos y particulares (tiene 3.000 artistas emergentes). Monta 200 actividades al mes, entre ellas, conciertos secretos (en verano también los suelen subir a terrats privados).

Instalarán el Showroom market en la terraza con vistas del hotel REC (Rec Comtal, 19). Música en vivo con mercadeo. Es decir, que se podrá comprar a buen ritmo desde bolsos curiosos hasta poemas al momento. De 12.30 a 19.30 horas. En junio y julio, se hará el segundo sábado de cada mes.

En la misma terraza con vistas, el tercer sábado del mes hay Live Painting & Music. Cuatro horas de música y pintura en vivo, de 17 a 21 horas.  El 18 de mayo, Vero Cassiani pintará toda la cristalera del lounge del hotel.

Completan la agenda por todo lo alto de Acqustic los Sunday Sunsets: conciertos con puesta de sol, dos domingos al mes, en la 83,3 Terrace Bar del Hotel Royal Passeig de Gràcia (paseo de Gràcia, 84). En mayo serán los días 5 (con la música de Cristina Len) y 26 (con Carlota Flaneur), a partir de las 18 horas.  
 

Temas Ciudad on