Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

ON / OFF

5 cosas que no te puedes perder esta semana en Barcelona

Lo mejor: el festival OFFF y la sesión de Bicep en Razzclub. Lo peor: Khalid roza el 'easy listening'

Juan Manuel Freire

Un ejemplo de la obra de Chris Bjerre, artista invitado al OFFF.

Un ejemplo de la obra de Chris Bjerre, artista invitado al OFFF.

ON

ONNN

El próximo jueves arranca una nueva edición de OFFF, el Festival Internacional de Creatividad, Arte y Diseño Digital de Barcelona. Entre los invitados destacan artistas como Edel Rodríguez, David Carson, Marina Miller y el visionario danés Chris Bjerre (la obra de arriba es suya).


Cómic para perderse dentro

Criatura de dos grandes veteranos como Warren Ellis (guion) y Phil Hester (dibujo), 'Shipwreck' (Planeta Cómic) es la historia de un naufragio poco común y un superviviente perdido en terreno inexplorado. "Como si Cormac McCarthy y Samuel Beckett escribieran una 'road movie'", dijo Ellis.


Clásico turbulento

Este sábado, a las 21.30 h., segunda y última oportunidad para recuperar en la Filmoteca el clásico 'Baby doll', adaptación de Elia Kazan de material turbio de Tennessee Williams, con Carroll Baker y Eli Wallach quizá mejor que nunca. Se proyecta copia restaurada en 35 mm.


Música contra el desahucio 

Maria Arnal i Marcel Bagés, The Sey Sisters, Lágrimas De Sangre y Za! forman el cuidado y muy ecléctico cartel de la 1ª Fiesta Por La Vivienda, en la que se unen el Sindicat de Llogaters y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Martes, día 23, en Apolo (20.00 h.).


La sesión de la semana

Todavía persistente el impacto de su directo en Sónar 2018, el dúo Bicep trae su visión emocional de techno y house a Razzclub, donde ofrecerá un prometedor 'dj set'. Esa misma noche, el sábado, día 20, pincha el residente Baldo. Apertura de puertas: 1.00 h.


OFF

Khalid, rozando el 'easy listening'

El segundo disco del artista R&B, 'Free spirit', tiene sus momentos efectivos, pero no parece la obra de ese 'espíritu libre' que anuncia el título. Las melodías pueden ser anodinas y olvidables; las producciones, demasiado higiénicas. Khalid no es, al menos todavía, un nuevo Frank Ocean, aunque quizá tampoco lo persiga.