Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

MUSEO IMAGINARIO

El restaurante favorito de Rafael Amargo en Barcelona

El bailarín vuelve a Barcelona con un nuevo 'show', 'Dionisio. La vid... y mil noches'. Como siempre que está en la ciudad, come, cena, festeja y brinda actuaciones solidarias en el restaurante Thai Gardens

Ferran Imedio

Rafael Amargo, en la entrada del restaurante Thai Gardens, del que es cliente asiduo.

Rafael Amargo, en la entrada del restaurante Thai Gardens, del que es cliente asiduo. / Julio Carbó

Hacía seis años que Rafael Amargo no presentaba un nuevo espectáculo con su compañía en Barcelona. Lo hace ahora con 'Dionisio. La vid... y mil noches' (Teatre Apolo, hasta el 10 de marzo), donde ofrece su personal versión del dios de la mitología griega.

Pero no ha dejado de visitar la ciudad en todo este tiempo, sea por cuestiones personales o profesionales (algún que otro bolo de encargo ha hecho en este periodo). Siempre que aterriza en la capital catalana, va a Thai Gardens (Diputació, 273). No hay rincón donde se sienta más a gusto. "Puede haber muchos monumentos, mucho Gaudí, mucho Miralles, mucho Frank Ghery, mucho Jean Nouvel... Pero para mí la verdadera arquitectura, los verdaderos museos y los verdaderos monumentos son los corazones", explica el bailarín. Y en este restaurante junto al paseo de Gràcia los encuentra. "Me quieren muchísimo y me siento como en casa. Me dan calor humano. Sé que puedo venir a cualquier hora, que puedo pedir una mesa o el reservado, incluso aparecer en chándal", valora.

Enamorado de la comida asiática

Amargo descubrió Thai Gardens cuando lo inauguraron, en 1998. "Me lo recomendó mi amigo Chus Burés, el joyero que diseñó la cubertería para su restaurante de Madrid", recuerda. Desde entonces, no falla nunca. Cada vez que está en Barcelona se deja caer por ahí. "Me encanta la comida asiática, y la tailandesa es la más completa y variada. Aquí, la carta es exquisita. Me encanta la ensalada de pollo 'laab kai', 'la kai satee' (brochetas de pollo a la plancha marinado en leche de coco y salsa de cacahuete) y los curris", enumera. "¡Ah!, y siempre tienen flores frescas", añade.

Thai Gardens es el escenario de su actuación anual para recoger fondos para la investigación de la fibrosis quística. Amargo también celebra allí fiestas particulares, como la que montó tras estrenar 'Dionisio'. "Entonces, el restaurante se convierte en la 'corrala de Bangkok' –bromea–­. La bailarina del local hace una danza típica tailandesa y yo bailo gitano mientras la gente come 'un pad thai' por bulerías».