Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

MUSEO IMAGINARIO

La Fabra i Coats, "fruto de mucha lucha"

La cantante de Ginestà y Akelarre se muestra orgullosa de la reconversión de esta antigua fábrica textil de Sant Andreu en una fábrica de creación artística. "Mantiene vivo el barrio", asegura convencida

Anna Pérez

La cantante Júlia Serrasolsas, ante los muros de la Fabra i Coats, un espacio que acoge a muchos artistas.

La cantante Júlia Serrasolsas, ante los muros de la Fabra i Coats, un espacio que acoge a muchos artistas. / Álvaro Monge

Júlia Serrasolsas habla de la Fabra i Coats (Sant Adrià, 20) desde el recuerdo, desde la nostalgia y con un sentimiento de barrio. "Mantiene vivo Sant Andreu", afirma. La antigua fábrica textil fue construida durante la década de los años 10 del siglo pasado. Casi un siglo después, en el 2008 se propuso hacer de ella una fábrica de creación artística gracias al impulso que le dio el Institut de Cultura de Barcelona (ICUB). Así se consiguió habilitar un espacio de trabajo para diferentes artistas.

Para nuestra entrevistada, es mucho más que eso. "Mis dos abuelos trabajaron aquí y tiene un valor familiar muy 'heavy'", explica. "Es el fruto de mucha lucha. Antes, cuando era una fábrica textil, a nivel sindical, y ahora, con l’Ateneu L’Harmonia, se han juntado muchas organizaciones para hacer lo que se está haciendo aquí".

Ginestà puede dar fe de las oportunidades que se consiguen gracias a esa iniciativa. En abril del año pasado veía la luz su primer trabajo, 'Neix', que presentaron con un concierto en el mismo espacio. "Estuvo muy guay porque era como tocar en casa, con la familia. Estaba muy nerviosa", recuerda.

Manteniendo la esencia del barrio

Una de las cosas que más temía Serrasolsas era el turismo masivo debido a la creación de este centro. "Cuanta más gente mejor, con eso no tengo ningún problema, pero me daba miedo que vinieran muchos turistas y desvirtuaran la zona", confiesa. "Es contradictorio: qué bien que hagan cosas guays y que venga gente pero no quieres que sea perjudicial para los habitantes del barrio".

Ella y su hermano Pau, la otra voz de Ginestà, han nacido y se han criado en Sant Andreu. "Nosotros somos el barrio, todo lo que somos es gracias a todo esto". Esa esencia podemos verla reflejada en las letras de sus canciones, acompañadas de un sentimiento de lucha y reivindicación.

Por ahora, van a seguir trabajando en su próximo disco, aunque habrá que esperar un poco para escucharlo. "Deberíamos plantearnos hacer una canción sobre Sant Andreu", sonríe.