Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

ECHAR RAÍCES

Las firmianas de la plaza del Congrés

La especie fue muy popular en Barcelona en los años 70 y 80, pero ahora ha caído en el ostracismo

Antonio Madridejos

Firmiana en la plaza del Congrés Eucarístic, en Barcelona.

Firmiana en la plaza del Congrés Eucarístic, en Barcelona. / A. MADRIDEJOS

La firmiana o parasol chino es un árbol de tamaño medio y origen asiático –presente en un amplio territorio que comprende desde Vietnam hasta Japón– que en los años 70 y 80 tuvo su momento de gloria en Barcelona. Sus discretas flores amarillas y, especialmente, sus enormes hojas, de unas dimensiones poco comunes, hicieron de las firmianas un árbol muy apreciado en parques e incluso alineado en calles. Sin embargo, en los últimos años ha caído en un absoluto ostracismo debido, entre otros factores, a su madera quebradiza, su reducida longevidad y la preferencia por otras especies más cercanas y menos delicadas.

'Firmiana simplex'

Nombre común: Parasol chino, firmiana
Origen: Asia oriental (desde Vietnam hasta Japón) 
Antigüedad: Hacia 1970
Lugar: Barcelona. Plaza del Congrés Eucarístic, junto a la calle de Felip II

Ya no se plantan más. En el parque de la plaza del Congrés, dominado por un magnífico cedro aún joven, sobreviven media docena de firmianas que son quizá las mayores de Barcelona por perímetro del tronco (1,35 metros). También se pueden observar en varias calles próximas.

Temas: Echar raíces