Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

EL MUSEO IMAGINARIO

Aigua: un chiringuito playero en medio de la ciudad

Está en los jardines del Príncep de Girona, y para la periodista Patrícia Font es ideal para cinefórums

Imma Muñoz

Patrícia Font, desayunando en el chiringuito Aigua.

Patrícia Font, desayunando en el chiringuito Aigua. / ALBERT BERTRAN

En 'Inundación' (editorial Sloper), más que recomendable debut en la novela de la periodista y guionista Patrícia Font, hay un chiringuito que es más que un escenario: es la metáfora de todo lo que falla en la relación entre Hernán, el protagonista, y su padre; entre el Hernán que él quisiera ser y el que es; y el recordatorio permanente de que él nunca será como el hermano ausente que un día se hace presente en carne fantasmal.

Dicho así, no sé si queda muy claro el poder evocador que tiene ese espacio en la novela de Font, pero la mejor manera de captar su fuerza es sumergirse en su prosa (insisto: vale la pena) y hacerlo, eso ya es para nota, tomando algo en un chiringuito con espíritu playero, como el de su historia.

Por si no sabéis dónde encontrar un lugar de estas características en Barcelona, la autora nos lleva a uno que forma parte no solo de su imaginario literario, sino también de su día a día: «Trabajo en casa [después de muchos años vinculada a la sala Beckett ha decidido hacerse freelance para tener más tiempo para escribir], así que para hacer un poco de ejercicio me monto rutas que acaben aquí», explica. «Aquí» son los jardines del Príncep de Girona (Marina, 372), donde, a falta de playa, un lago artificial pone el toque marino al Xiringuito Aigua, ideal para vermuts y comidas a base de platillos los días soleados, y para desayunos y cafés en cualquier momento del año.

A Patrícia Font le parece, además, un escenario perfecto para cinefórums. «Ahora no porque cierran cuando cae el sol, pero en cuanto se alarga el día es un lugar muy agradable para sentarse a comentar la película después de la sesión. Está muy cerca del Phenomena (Sant Antoni Maria Claret, 168), un cine que me encanta, así que lo hago a menudo». Cine 'a la fresca' sin pantalla. Habrá que probar.