Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

platillos volantes

Ovnew, 'the show must go on'

Spoonik muta en Ovnew, ubicado en el 'ovni' del Hotel Hesperia Barcelona Tower, donde potencia sus cenas espectaculares (o espectáculos con cena): platos aderezados con actuaciones en vivo y sonidos en 3D

Ferran Imedio

Jaime Lieberman y Jon Giraldo, en Ovnew, en el Hotel Hesperia Tower.

Jaime Lieberman y Jon Giraldo, en Ovnew, en el Hotel Hesperia Tower. / JOSEP GARCIA

De Spoonik, palabra parecida a 'sputnik', a Ovnew, casi gemela de 'ovni'. Jon Giraldo y Jaime Lieberman han hecho un vuelo interestelar que les ha llevado del restaurante de la calle de Bertran a lo alto del Hotel Hesperia Barcelona Tower, un platillo volante a 105 metros del suelo, en la planta 29ª. Lucen ahora chaquetillas con ciertas reminiscencias a 'Star Trek' para continuar con su propuesta en el espacio que hasta hace ocho años había sido ocupado por el restaurante Evo, comandado por el desaparecido Santi Santamaria.

Ovnew

Gran Via, 144 (Hotel Hesperia Barcelona Tower)
Teléfono: 93.707.07.60
Horarios: de miércoles a domingos, a las 20.30 horas
Precio (sin bebidas): 160 €

Fieles a la máxima que dice que 'the show must go on', han cerrado Spoonik para mutarlo en Ovnew, donde ofrecen una experiencia que dura dos horas y media y que apela a los cinco sentidos.

Cambia la ubicación pero no el concepto. Al contrario, es más cañero y ambicioso, aunque las proyecciones sobre las mesas las han reservado para más adelante. Son cenas espectaculares -o espectáculos con cena- con danza y actuaciones musicales en directo, luces y sonidos en tres dimensiones (se mueve gracias a los 60 altavoces ubicados en la sala)...

"Todo para que la comida sepa mejor", subraya Giraldo. A diferencia de Spoonik, consagrado a la gastronomía latinoamericana creativa, aquí desfilan ocho platos inspirados en las cocinas del mundo: Asia, África, América, Oriente Medio...

Quien no tenga suficiente -cosa rara- podrá quedarse hasta las 3 de la mañana porque Ovnew se convierte en coctelería con 'dj'. El 'show' no para. 
 

Temas: Restaurantes