Rosalía, la diva total

Textos:
Laura Estirado y Judith Navarro
Diseño y animaciones:
Andrea Hermida-Carro
Fotografías:
Álvaro Monge y Xavier González

Dos años y medio después del show en el Palau Sant Jordi, Rosalía regresa a Barcelona con su Motomami World Tour para delirio de millones de fans locos por su música y su imagen fresca y arrolladora.

"Soy igual de cantaora con un chándal de Versace que vestiíta de bailaora".  En Bulerías (Motomami), la jefaza tra-tra del polígono y la reina bling bling de las alfombras rojas más relumbrantes del mundo deja claro que a estilo propio y rompedor no le gana nadie.

La artista, que mezcla ritmos urbanos, latinos y flamencos, también defiende en cada una de sus apariciones públicas y en las redes una imagen moderna, global, a veces sofisticada y a veces arriesgada y extravagante. Muy del gusto experimental, referencial y aglutinador de las generaciones más jóvenes, millennials y centennials

¿Pero cuáles son esas tendencias que marca Rosalía? ¿Por qué gusta a un público tan hetereogéneo?

Cinco expertos en tendencias, moda y música responden a estas cuestiones y nos dan las claves del estilo de la superestrella e icono planetario. 

Y cinco fans explican qué es lo que más les atrae de su diva favorita y qué modelos eligen para ir a sus conciertos.

A sus 29 años (el 25 de septiembre alcanzará los 30), el ciclón llamado Rosalía Vila Tobella no lo es solo por ser un icono musical internacional, sino porque también se ha convertido en un referente de moda, con un estilo apabullante. Como un catalizador, ella absorbe las últimas tendencias y las devuelve creando una imagen nueva y fresca, pero con claras señas de identidad reconocibles en cada post de Instagram, en cada nuevo vídeo subido a TikTok.

Una cuidada mezcla de prendas athleisure (ropa deportiva más allá de la cancha), de streetwear (estética urbana que bebe de la influencia del hip-hop, el rap y el trap), firmas internacionales de primera fila, diseñadores españoles de vanguardia, nail art extremo, accesorios icónicos, zapatillas de edición limitada, tattoos, dientes joya, flecos y volantes goyescos (aunque han ido decayendo en favor de una estética más ceñida y con accesorios Y2K, de principios de los dos mil) y esa alegoría de una bata de cola que es su pelo recogido en una o dos coletas apretadas que mueve como nadie en el escenario. 

La diva de Sant Esteve Sesrovires sabe que la imagen lo es todo y que debe abarcar cuantos más referentes mejor, y que todos conecten con su público. 

"Rosalía es hoy un éxito mundial, inevitablemente su figura (su imagen y su personaje) se convierte en un referente por sí mismo. Dicho esto, Rosalía [entre otras artistas como Nathy Peluso o Bad Gyal, por ejemplo] han puesto de nuevo de moda lo que se conoce como el estilo ratchet, donde los excesos, el oro, la manicura extravagante, las deportivas… son la seña de identidad que proyectan un mensaje estético y una forma de actuar. Pero en el caso de Rosalía, hay una diferencia fundamental, y es la constante fusión de elementos folclóricos del flamenco", opina Meritxell Balmes, psicóloga especializada en moda e impulsora del Off Modo Fashion Festival. 

A su juicio, desde su primer disco, Los Ángeles (2017), y después, con El Mal Querer (2018), "ha evolucionado estilísticamente pero manteniéndose fiel a sus ideales. En su último álbum, Motomami (2022) encontramos la fusión definitiva entre estética reggeatonera/poligonera y la otaku nipona (manga/anime), sin olvidarnos de la camiseta blanca cut-out del archivo de Jean Paul Gaultier colección primavera-verano 2010. Por que sí, ciertamente, en sus looks más actuales, Rosalía apuesta por incluir más prendas de diseñadores y marcas de lujo, que en sus inicios", destaca Balmes.

Y los fans de Rosalía dicen...

Abril Oñate

"Me gusta Rosalía porque se sale de los cánones de belleza establecidos. Ella no aspira a lo normal, ni en sus letras ni en su moda. Hace lo que quiere, como quiere y donde quiere. Es capaz de llevar lo que le apetezca aunque la tachen de hortera o de sobrecargada, y la confianza que desprende anima a los demás a que sean ellos mismos, a que se expresen tal y como son. Vive sin miedo y demuestra mucho poderío. Detrás de todo esto veo un mensaje de liberación y de comodidad con tu propio estilo".

"Para crear el conjunto que llevaré al concierto, me he basado en el rojo y el negro, que son los colores insignia del disco y Rosalía los combina muy a menudo. He elegido un pantalón ancho como los que ha llevado en varias de sus actuaciones, y he querido sumarle una cazadora de cuero, que es un material muy presente en la estética Motomami. El pelo lo llevo recogido en un moño, que también es un peinado que he descubierto gracias a ella, y me parece sencillo pero bonito, muy cómodo".

Giovanni

"Ella empezó siendo Rosalía, la reina de España, una referente nacional apasionada del flamenco, con un estilo folklore, con mucho volante, muy sobrecargado, muy elegante… Ahora ha sacado este nuevo álbum totalmente diferente, muy moto, muy rebelde, muy hago lo que me da la gana, muy callejero. Es una chica de 29 años que hace lo que le apetece, y que no tiene miedo a evolucionar porque está en edad de cambiar y de seguir descubriéndose. Puede lucir muchísimos estilos distintos y seguirá siendo ella porque tiene una esencia muy suya".

"Quería que mi conjunto para el concierto pareciera salido del videoclip de Chicken Teriyaki, con ese grupo de bailarines que hacen coreografía sobre tacones. He añadido estos zapatos para huir un poco de mi zona de confort, porque es un calzado con el que hace unos años no habría salido nunca a la calle, los habría llevado en mi casa, pero ahora tengo más ánimo para atreverme a hacerlo. Además, lo acompaño con unas gafas de estilo motero con el cristal ancho de espejo, un chaleco con el forro en rojo y un top que me he hecho yo mismo uniendo dos pañuelos con un nudo".

El crítico musical Luis Troquel mantiene una cercana amistad con la artista desde 2014, cuando dio su nombre para un espectáculo que él llevaba en el Mercat de les Flors. "Nos hicimos amigos desde el principio, y a Raül Refree [productor de Los Ángeles] se lo presenté yo", recuerda. "Su hermana Pili [@daikyri_] la ha asesorado desde siempre. Ya antes de ser famosa era increíble lo guapa que iba y lo bien que se pintaba cuando íbamos al tablao Casa Camarón. Tenía muy buen gusto", subraya el especialista.

Ahora, convertida en una de las estrellas del momento también tiene en su equipo de imagen ni más ni menos que a Samantha Burkhart, "una de las estilistas más influyentes de la actualidad, sobre todo de estrellas del pop", apunta Balmes. La prestidigitadora de looks londinense tiene su base en Los Ángeles, donde también se ocupa de Billie Eilish, Sia, Katy Perry o Kesha, entre otros artistas.

Así, Rosalía ha ido haciendo cada vez más grande y espectacular su armario, donde el color rojo tiene un lugar destacado.

A los diseñadores españoles habituales en los que había confiado hasta ahora para sus espectáculos, galas y videoclips, como Palomo Spain, Juan Vidal, Dominnico, María Escoté o Yolancris, Rosalía ha sumado luego otros de vanguardia como los catalanes Paloma Wool y OnrushW23FH (detrás del vestuario de Chiken Teriyaki), y, sobre todo, a la valenciana Pepa Salazar, que, tras trabajar juntas en el vídeo de Juro que, y crear todos los looks del live de TikTok para el lanzamiento de Motomami, ahora también ha firmado el conjunto blanco con botas de caña alta que Rosalía ha lucido en los conciertos de Sevilla y Granada de esta gira.

Tampoco hay firma de lujo que se le resista, sobre todo si tiene grandes logos con los que fardar sin pudor. Desde Louis Vuitton, Versace, Fendi o Gucci, hasta Valentino, Balenciaga, Givenchy, Mugler, Balmain o Dolce&Gabbana, y hasta las casas lenceras tipo SavagexFenty o Skims, de sus amigas Rihanna y Kim Kardashian.

Y como siempre busca sorprender a sus fans, para su primer look del Motomami World Tour ha elegido un conjunto de colegiala en azul con reminiscencias a aquella Britney Spears de los 90 de Baby One More Time, firmado por el australiano Dion Lee.

Y los fans de Rosalía dicen...

Ivet Codonyés

"De la moda de Rosalía disfruto mucho el contraste entre lo masculino y lo femenino. La libertad de ponerse lo que quiere sin tener que ceñirse a un estilo concreto. Como en el nombre del álbum, donde Moto es la fuerza, la confianza, y mami es el lado más delicado, más cute. La fusión de esto es muy poderosa. Ella siempre defiende lo que le gusta y lo que es, aunque no encaje, como cuando se presentó a su primera Met Gala con un vestido inspirado en Lola Flores, aunque el código de vestimenta era la moda de EEUU".

"Con la ropa que he elegido para el concierto quería imitar esta fusión de estilos que tanto defiende Rosalía. He optado por un vestido blanco, corto y con manguitas porque es algo más mono, y lo he contrapuesto con una chaqueta de cuero muy ancha. Las gafas las compré porque me recordaron a unas muy parecidas que ella llevó en una entrevista, y las botas de plataforma comencé a llevarlas cuando se las vi a ella en 2018. Rosalía empezó a introducir el casco como sustituto del bolso en sus looks casuales de calle, para promover la imagen Motomami, y yo también he querido incluirlo en un guiño al disco".

Pero si hay algo que ha impuesto Rosalía en la calle son sus uñas. "A nivel artístico es una de las personas que mejor cae, aunque haya puesto de moda una cosa tan extraña y estrafalaria como esas uñas de 20 centímetros. Soy experta en moda y nunca imaginé que se pudiera llevar algo así. Ahora es increíble la cantidad de tiendas que hacen las uñas, con tantos detalles, piedrecitas, brillantes, florecitas…", señala Pilar Pasamontes, directora científica de Moda del IED Barcelona. 

Maritza Paz, dueña de Dvine Nails, donde Rosalía empezó a hacerse sus icónicas manicuras, explica en este vídeo la evolución de las uñas de la cantante.

Además, suya es también la culpa, junto a otros artistas de reggaeton y raperos, del auge del outfit poligonero: "Ese chándal apretao, enseñando barriga, con deportivas XL o tacones, el estilo poligonero y urbano, pero con mala leche, el de barriada, no el de Manhattan de Nueva York, con un discurso detrás que dice que 'ahora somos los de pueblo, los charnegos y los horteras los que estamos de moda, y no los pijos', es otra de las cosas que ha puesto de moda Rosalía", subraya Pasamontes.

Algo parecido piensa la cazadora de tendencias Raquel Sánchez Montes: "Rosalía va cambiando según le conviene, es un mix de tendencias. Sigue con su gusto deportivo y chandalero, pero ahora mismo está destacando más su parte más femenina". A su juicio, "aunque mezcla todo, al final es única porque le sabe dar el toque adecuado", explica la analista. Y ese fet diferencial en el caso de Rosalía, asegura la trend forecaster, son "los detalles flamencos, los volantes, los flecos…".

Y los fans de Rosalía dicen...

Martí Oñate

"Ella es muy spanish, es de aquí de casa. En su adolescencia era una choni de barrio, y cuando saltó a la fama internacional lo siguió siendo. Llevaba su chándal con logos de marca, sus aros grandes, sus cadenas de oro. Son cosas que todos hemos podido ver en nuestros barrios y por eso la siento muy cercana, la veo una persona muy normal. Recuerdo verla sobre el escenario con unos pantalones de pescador, una prenda de trabajo que no es muy favorecedora, pero que ella la llevaba con tanta gracia que me hizo engancharme a su estilo".

"Mi look para el concierto va un poco relacionado con La combi Versace, aunque no lo sea, pero sí que me he inspirado en la tendencia de combinar varias marcas y logos, en este caso mezclando Nike con Calvin Klein. Lo conjunto con unos calcetines con un estampado de llamas de fuego, en referencia a lo rebelde de Motomami, pero también como una pieza más de la calle. El 'estilazo saliendo del callejón', tal y como ella canta en esa letra. Pero para mí el toque final lo dan la sudadera de su merchandising y la 'R' rapada en el pelo, que son guiños inconfundibles hacia ella".

Bruno Mínguez

"Rosalía se lo ha currado desde pequeñita, tanto en la música como en la moda. Todo lo que hace con su vestuario forma parte de una estrategia de marketing, y tiene detrás una intención clara que es la venta, publicidad y promoción de su propia marca. Es muy inteligente porque crea alrededor del disco toda una imagen y ahora, de repente, todo el mundo utiliza gafas de ciclista, que es muy de los 2000. Ella sola puede revivir tendencias porque se lo trabaja mucho y es inspiradora".

"Mi conjunto para el concierto está inspirado en las combinaciones que Rosalía hace de formal e informal. Voy cómodo con mis zapatillas de deporte, mis bermudas, mi camiseta de tirantes… pero de repente rompo con una camisa medianamente elegante que además llevo abierta con un aire un poco más desenfadado. Y disfruto mucho complementando el conjunto con accesorios que le den vida, como las gafas de cristal estrecho, que además llevo más bajas, apoyadas sobre el puente de la nariz, como ella hace".  

La clave de esta conexión con un público diverso y de todas las edades, según José Valle, director creativo de uno de los centros de imagen más importantes de la capital catalana, Backstage BCN, es que "transmite una imagen fresca propia de la Generación Z, que se ha levantado con unos valores, que son fieles a ellos mismos, sin prejuicios y que saben mezclar lo antiguo y de eso hacen algo nuevo y moderno".

"Es el prototipo de perfil de artista global de la actualidad, contemporánea pero a la vez como artista también ha mantenido vivo los orígenes de la cultura folclórica y tradicional, lo que ha logrado crear un puente generacional", insiste la psicóloga Balmes. Ahí radicaría su conexión "con todo tipo de público, como los a de los antibióticos de amplio espectro", remata con humor la experta en moda Pasamontes.

Un reportaje de EL PERIÓDICO

Textos:
Laura Estirado y Judith Navarro
Diseño y animaciones:
Andrea Hermida-Carro
Fotografías:
Álvaro Monge y Xavier González
Coordinación:
Rafa Julve
Agradecimientos:
Club de fans Rosaliavtspain, en especial a Abril Oñate, Giovanni, Ivet Codonyés, Martí Oñate y Bruno Mínguez