Entrevista

Trueno: "El hip hop obliga al compromiso y a la conciencia social"

El rapero argentino, de 22 años, llega a Barcelona para presentar en el Cruïlla su último disco, 'El último baile' (Sony), un homenaje al hip hop que es una celebración de la cultura que nació en el Bronx hace más de 50 años. El artista, figura indiscutible del género curtida en las batallas de 'freestyle', es uno de los grandes reclamos del festival barcelonés.

Cruïlla 2024: cinco conciertos que no te deberías perder si vas al festival

Entrevista al rapero argentino Trueno

Entrevista al rapero argentino Trueno / Vídeo: Zowy Voeten / Edición: Laly Chavarry

Ignasi Fortuny

Ignasi Fortuny

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

'El último baile' es un disco dedicado a una cultura, la del hip hop, que ha mamado en casa, que lleva en la sangre por su padre. ¿Se debe reivindicar el rap ahora que los géneros se cruzan tan a menudo?

Saco este disco ahora porque siento que está pasando algo muy fuerte con la cultura. Fue el aniversario, los 50 años, una vida casi, y eso siento que todos los que formamos parte nos llegó muy fuerte. Siento que estamos resurgiendo, pero no es que hayamos perdido nada, nada murió, pero sí que se reinventan las cosas. Siento que fueron los primeros 50 años de mucha información y mucho aprendizaje para una generación y una escuela. Y ahora es el momento de que los alumnos se conviertan en maestros.

Es un artista abonado al álbum, fuera de la tendencia del 'single', habitual en su generación. 

Cuando decidí ir al 100% a por la música decidí hacer álbumes por el espacio que te da, las ventanas que te deja abiertas para poder decir un montón de cosas. Siento que una canción sola te limita un montón. A mí me gusta mucho lo conceptual, el mensaje que se enlaza con otro mensaje. El álbum te permite dejar una parte de tu vida. Yo de base tardo dos años en hacer un disco, y mientras hago los discos me pasan millones de cosas que dejo plasmadas en la música y eso hace que la música vibre mucho más. 

El disco incluye muchos ritmos diferentes, ¿las producciones han sido una obsesión en este disco?

Es clave la producción en el hip hop y en cualquier tipo de música. Elegí que los ‘featurings’ de este disco sean los productores, no tengo colaboración con artistas directamente. Es una parte clave de la cultura y más de la mitad de una canción, porque la música, la melodía, la instrumental y la producción conlleva un gran trabajo. Siempre me consideré un productor inexperto en el tecnicismo de la computadora, pero cada vez soy más meticuloso y me meto más en las producciones, aprendo a usar los programas, y en este disco estuve más presente. 

El rapero argentino Trueno, uno de los cabezas de cartel del Cruïlla, el pasado mayo en Barcelona.

El rapero argentino Trueno, uno de los cabezas de cartel del Cruïlla, el pasado mayo en Barcelona. / ZOWY VOETEN

Usted pasó de las batallas de 'freestyle' a hacer música en solitario, algo que a otros no les ha sentado bien. ¿Cómo fue el cambio?

Son espectáculos muy diferentes para ver o participar. Uno es un contrapunto de ideas, una competencia. Y conlleva un 'show', a uno le hacen improvisar y no sabes si te va a ir bien o mal, no hay nada garantizado. Es hermoso y lo disfruto mucho, lo disfruto como es, y lo recuerdo como un gran semillero para muchos artistas de Argentina, de habla hispana. Yo sentía que ya estaba realizado en las batallas, que ya había logrado llegar al nivel que me hubiese gustado llegar en algún momento. Sentí que tenía algo más.

Su padre es una figura relevante en la cultura del hip hop en Argentina, usted empezó de muy joven... ¿Cómo gestionó las expectativas que levantó de crío?

Al principio fue difícil convivir con la exposición desde los 14 años. La exposición trae cosas buenas y malas, gente que te alienta, que no. Siento que soy un privilegiado por tener un padre que me ha apoyado haga lo que haga, cuando jugaba a la pelota... En cualquier sueño él estaba. Sin duda el hip hop, el rapear, el jugar a esto, siempre fue mi 'hobbie' favorito, nunca lo vi como una obligación de seguir ningún legado, simplemente era para divertirme y siento que también por eso se dio tan bien y tan lindo, nunca lo vimos como algo que nos iba a salvar la vida, como algo para obtener dinero, sino que es pasión pura.

Viene de un año complicado, la gente con la que trabajaba le estafó. Se podía pensar que este sería un disco más enrabietado, pero no.

Obviamente, cuando hay gente que se mete en tu carrera y tus sueños, tu camino, tu carrera, te saca de quicio. Pasa mucho en la industria, gente que se aprovecha de la inocencia de un pibe de barrio que solo quiere cantar. Lo tomo como un aprendizaje y me sirvió para aprender lo que no queremos hacer en esta industria, que es estar al día con todo lo que hay legalmente, volverse pseudoempresario. Siento que hizo que el disco me vaya mejor y que ahora tengo un equipo de trabajo serio, que me apoya, que agranda mis ideas y las hace posibles también. Aprendí a minimizar el rencor, el dolor y a saber que la luz que tiene uno es imposible de apagar. 

"Los mejores escritores son los que vienen de un barrio humilde"

Trueno

Usted es de los artistas que entiende el rap como una herramienta para la denuncia social, política.

El rap en sí no es que tenga reglas, el hip hop, como cultura, sí, necesita y obliga a ese compromiso y conciencia social, buscar un medio de comunicación o expresión hacia el mundo desde los recursos escasos de un barrio humilde, del poco dinero, y hacerlo posible y combatir las injusticias. Pero al mismo tiempo el rap es diversión, unión, paz, fiesta, mensaje, ritmo, poesía… Yo veo el rap como la realidad, el ser real, estar ahí 100% fiel a lo que uno siente en ese momento y no tratar de cambiar el mensaje para que suene mejor, sino ser explícito con las letras, como se pone en muchas tapas de disco, el 'contenido explícito', eso es lo más importante. 

Aquí tiene mucha conexión con Morad y Beny Jr, de La Florida. En tus canciones el barrio está muy presente también. ¿Cómo influye en uno el origen?

El barrio es uno de tus padres en tu vida. En los barrios está la realidad del país, ahí es donde se ve realmente cómo funcionan las cosas. Para mí los mejores escritores son los que vienen de un barrio humilde o viven una vida más complicada y más real. Por eso siempre que voy a un país quiero conocer los barrios humildes, obreros y ver cómo es la realidad, porque si me quedo en el centro es como que vas a ver lo que quieren que veas. Siento que mis amigos de Barcelona representan eso, la comunidad migrante, la clase obrera... Tenemos mucho parecidos en lo que queremos hacer para los más jóvenes en nuestros barrios y ser un ejemplo.