Obras copiadas

Sony, Warner y Universal demandan a dos generadoras de canciones de IA por infringir los derechos de autor

El impacto de la Inteligencia Artificial en la música: el 27% de los ingresos de los autores estarán en peligro dentro de cinco años

"Esto es el colmo": tu próxima canción favorita la ha hecho la Inteligencia Artificial

Una instalación sobre inteligencia artificial en el festival Sónar 2023

Una instalación sobre inteligencia artificial en el festival Sónar 2023 / Alejandro Garcia / EFE

El Periódico

El Periódico

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Sony Music Entertainment, Universal Music Group y Warner Records han demandado a las empresas generadoras de canciones por inteligencia artificial Suno y Udio por presunta infracción de derechos de autor. Las tres discográficas alegan que estas empresas han copiado ilegalmente algunas obras grabadas de los artistas de los sellos para entrenar sus modelos de IA.

La demanda pide una orden judicial para impedir que las compañías continúen entrenando con las canciones, así como una compensación por trabajo de 150.000 dólares (aproximadamente 140.000 euros) por daños y perjuicios por las infracciones que ya han tenido lugar.

La asociación americana de grabación (RIAA, por sus siglas en inglés) anunció este lunes las demandas presentadas por los tres sellos más grandes de la industria musical. Los demandantes alegan que estas empresas de IA podrían "saturar el mercado con contenido generado por máquinas". "Eso competirá directamente con las grabaciones de sonido genuinas sobre las cuales se construyeron los servicios, las abaratará y, en última instancia, las ahogará”, añaden, como recoge el medio especializado Billboard.

Entreno de la IA

Según los abogados de las principales discográficas, "construir y operar estos servicios requiere desde el principio copiar e ingerir cantidades masivas de datos para 'entrenar' un 'modelo' de software para generar resultados". “Este proceso implicó copiar décadas de las grabaciones sonoras más populares del mundo y luego ingerir esas copias para generar resultados que imiten las cualidades de las grabaciones sonoras humanas genuinas”, apuntan.

Por su parte, el presidente y director ejecutivo de la RIAA, Mitch Glazier, ha declarado que la industria de la música ya está colaborando con desarrolladores de inteligencia artificial, pero "los servicios sin licencia como Suno y Udio que afirman que es 'justo' copiar el trabajo de la vida de un artista y explotarlo para su propio beneficio sin consentimiento ni pago frustra la promesa de una IA genuinamente innovadora para todos nosotros”.

El director ejecutivo de Suno, Mikey Shulman, ha respondido a la noticia de la demanda en un comunicado, recogido por el mismo medio mencionado. “Nuestra tecnología es transformadora; está diseñada para generar resultados completamente nuevos, no para memorizar y regurgitar contenido preexistente", alega Shulman. "Suno está diseñado para nueva música, nuevos usos y nuevos músicos. Valoramos la originalidad”, añade en el comunicado.

Canciones copiadas

Algunas de las pruebas circunstanciales citadas en las demandas incluyen canciones generadas por Suno y Udio que suenan igual que las voces de Bruce Springsteen, Michael Jackson y ABBA y producciones que suenan casi idénticas a 'All I Want For Christmas Is You' de Mariah Carey, 'I Get Around' de The Beach Boys, 'Dancing Queen' de ABBA, 'My Girl' de The Temptations y 'American Idiot' de Green Day, entre otras.

El pasado mes de abril más de 200 artistas, entre los que se encontraban Stevie Wonder, Billie Eilish, Robert Smith y Nicki Minaj, firmaron una carta abierta presentada por Artist Rights Alliance pidiendo a las empresas, desarrolladores y plataformas de tecnología de inteligencia artificial que dejen de usarla para infringir y devaluar los derechos de los artistas humanos.