Reconocimiento

Tricicle pone la guinda a su carrera con el Max de Honor

"En los 40 años que estuvimos trabajando no nos nominaron ni una sola vez. ¡Ya tocaba!", dice Carles Sans

Tricicle: “El Premio Max de Honor compensa que nunca fuéramos nominados”. / RICARD CUGAT / VÍDEO: EFE

3
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

Tras toda una vida en los escenarios Tricicle y tres meses después de su última actuación, los Premios Max han reconocido la valía del original grupo de mimo catalán con el Premio Max de Honor. Para Carles Sans, Paco Mir y Joan Gràcia la notica ha sido muy bien recibida. Todo ellos acudirán el próximo el 17 de abril a la celebración de la fiesta de las artes escénicas que organiza la Fundación SGAE que este año se celebrará en el Gran Teatro Falla de Cádiz. "No llevaremos el discurso preparado. Preferimos ser espontáneos", ha asegurado a El Periódico Carles Sans.

Para él este galardón es "la guinda" a una carrera a la que pusieron punto y final en el Liceu, tras su '¡Chimpun!' final el pasado noviembre. "En los 40 años que estuvimos trabajando no nos nominaron ni una sola vez. Yo estaba más que mosca con el tema pero parece ser que nos tenían reservada la sorpresa para el final. Bienvenida sea. ¡Ya tocaba!", dice Sans, el único del trio que mantiene su presencia en los escenarios con el monólogo 'Per fi sol', donde se alía con la palabra y deja el gesto en segundo plano para hacer reír con historias relacionadas con el grupo y con su vida personal. Carlos

"A veces se dan demasido tarde. Quizás deberían replantearse los premios honoríficos"

A veces este tipo de premios se otorgan demasiado tarde. Basta ver lo ocurrido en los últimos Premios Goya. El director Carlos Saura murió junto antes de poder recibir el homenaje de la Academia, una lástima. "A veces se dan demasido tarde. Quizás deberían replantearse los premios honoríficos. Recuerdo que a Chicho Ibáñez Serrador se lo dieron cuando el pobre estaba ya en silla de ruedas. No es nuestro caso. Por ahora estamos frescos como rosas", dice Sans.

La distinción reconoce la valía de Carles Sans, Paco Mir y Joan Gràcia "como directores, autores, actores y productores"

El Max de Honor reconoce la valía de los tres miembros del grupo "como directores, autores, actores y productores" y se les otorga el premio por "su espléndida y prolífica carrera, llena de éxitos, hasta llegar a ocupar un lugar destacado en la historia de las artes escénicas; por crear un lenguaje escénico y un sello propios, de carácter universal; por su maestría y genialidad en el arte del mimo, y por ennoblecer y encaramar tanto la comedia como el teatro gestual, y hacer reír a millones de espectadores de todo el mundo".

"Siempre hemos tenido la sensación de estar desubicados"

A lo largo de su carrera Tricicle siempre ha contado con el premio más importante: el del público. Su conexión con los espectadores ha sido brutal. Pero en la profesión, pese a tener admiradores, nunca lograron demasiados reconocimientos oficiales. Tardaron en llegar. "Siempre hemos tenido la sensación de estar desubicados. Los de teatro no nos veían treatreros decían que hacíamos mimo los del mimo nos decían que lo nuestro no era mimo, los del clown tampoco nos veían como iguales. Y cuando hicimos cine, nos veían como teatreros. Nunca hemos encajado". Es lo que tiene crear un código de humor diferente que incorporaba elementos diversos y tenía un sello único.

Madrid, por delante

Noticias relacionadas

El primer gran reconocimiento institucional lo recibieron en 2010 con la Medalla de Oro al Merito en las Bellas Artes del Ministerio de Cultura. En 2020, llegaría el Premi Nacional de Cultura en Catalunya "tras 40 años en la liga del teatro comercial y sin el dopaje de las subvenciones", apuntó Paco Mir en el discurso de agradecimiento. Pese a ser catalanes, Catalunya siempre ha ido por detrás de Madrid en el reconocimiento de su trabajo.

Pero el primer premio que consiguieron fue en casa. "Fue una mención honorífica en el Festival de Teatro de Sitges. Y eso que llegamos allí en el último momento sin aparecer en ningún programa ni nada con 'Manicòmic'. Los del Circ Cric nos dejaban su carpa. Como nadie nos conocía ni sabía que estábamos allí nos anunciábamos con pasacalles por la playa. Y, como el jurado estaba en un teatro muy cerca de donde actuábamos, fuimos antes de que empezara la función para decirles que cuando acabara la función se pasaran a vernos que estábamos al lado. ¡Y lo hicieron!. Por eso flipamos cuando nos dieron aquella mención. Significó mucho".

Temas

Premios Max