Viajes

Los 5 pueblos más antiguos de España, para una escapada única

Las calles de estos pueblos reflejan la cultura y costumbres de las diferentes civilizaciones que, a lo largo de los años, se han establecido en nuestro país, dando lugar a nuestros orígenes

Los 5 pueblos más antiguos de España, para una escapada única
4
Se lee en minutos
Redacción

España es un país con mucha historia en el que se han establecido diversas civilizaciones a lo largo de los años. La principal consecuencia de la llegada de algunas civilizaciones como los celtas, íberos, fenicios, romanos, árabes o cristianos, entre otros, es que se pueden encontrar zonas con muchos años de antigüedad, lo que los convierte en los orígenes y los pueblos más antiguos del país.

Estos son algunos de los destinos escogidos entre los pueblos más antiguos de España y que, a través de sus calles y alrededores, podrás conocer la historia de estas civilizaciones y nuestros orígenes.

Coria, Cáceres

Este municipio, situado en el norte de Cáceres, data del siglo III a. C. y por sus calles se asentaron distintas civilizaciones como los celtas, romanos, visigodos, árabes, judíos y cristianos. Todas estas civilizaciones dejaron su huella en cada uno de los rincones de este antiguo municipio.

La mayor parte de sus monumentos que se conservan en su casco antiguo son de la Edad Media, que fue conquistada por los musulmanes y cristianos. Entre los edificios más destacados se encuentran su Castillo (del s. XV) y el Palacio de los Duques de Alba (del s. XV-XVI), que son símbolos del poder nobiliario. Además, entre sus calles se puede encontrar una joya del gótico-plateresco extremeño que es la Catedral de Santa María de la Asunción, donde se custodia la misteriosa reliquia universal del Sagrado Mantel de la Última Cena.

Esta historia heredada lo convierte en el noveno núcleo poblacional más antiguo de España, además de tener el Obispado más arcaico de la provincia de Extremadura. Este núcleo pasó de ser tierra de realengo a señorío de condado y luego fue sede del marquesado de Alba en el 1472.

Torrejoncillo, Cáceres

Sin salir de la provincia de Cáceres, a 13 kilómetros al sur de Coria, se encuentra el municipio de Torrejoncillo. En 1933, se descubrió, en una de sus fincas, siete pequeñas figuras de bronce que datan del siglo III a. C. Por este motivo, sus orígenes se remontan a los vetones, ya que estas figuras eran exvotos de esta civilización que posiblemente estaban dedicados a Ataecina, diosa de la noche, diosa de la fertilidad y del renacer que fue adorada por los antiguos íberos, lusitanos, carpetanos y celtíberos, cuyo culto estaba extendido por esta zona.

El nombre de este municipio viene de la conquista árabe, donde los asentamientos en alquerías a base de chozas o bujíos de cabreros y vaqueros se agrupaban en el Val de la Jamarga en torno a un pequeño torreón conocido como el "torreoncillo".

Calahorra, La Rioja

En la comunidad de La Rioja se encuentra este municipio que tiene su origen en el 187 a. C. Su papel fue de gran importancia durante el imperio romano, ya que fue una ciudad aglutinadora de asentamientos prerromanos. A lo largo de la historia, también ha sido un enclave celtíbero, sede episcopal desde los inicios del cristianismo o en la Edad Media que fue una ciudad frontera.

Gracias a las diversas civilizaciones que se asentaron entre sus edificios, actualmente es una ciudad con un rico patrimonio artístico, arquitectónico y cultural, que muestra distintas épocas de la historia de España.

Olite, Navarra

La ciudad de Olite está situada en el centro de Navarra. Sus orígenes datan de la época romana, más concretamente, del siglo I cuando se construyó un recinto amurallado del que se conserva el llamado "Cerco de dentro". En el 1147, la ciudad se extendió hacia el sur y se rompieron los límites de este muralla, de la que, actualmente, de la parte romana quedan varias torres y algún lienzo, y de la parte medieval, dos torres defensivas, la Torre del Chapitel, los cuatro portales y los nombres de las rúas.

En un paseo por sus calles, podemos contemplar que tienen cierto aire medieval y que todavía conservan los nombres, que hacen alusión a enclaves importantes de la zona o civilizaciones que ocuparon la ciudad. Algunas de las que podremos ver son la "Rúa de la Judería", que hace alusión a la colonia judía que vivió en la ciudad, o la "Rúa de la Tafurería", donde estaba la casa del juego. Esto es un reflejo de los oficios y la vida de las gentes de Olite en la época medieval.

Otro dato importante, es que este municipio fue de gran importancia para los reyes navarros y fue elegida como residencia por Carlos III el Noble. De esta época, queda su Palacio Real, que fue declarado monumento nacional en el 1925.

Brañosera, Palencia

Este municipio, situado casi en la frontera entre Castilla y León y Cantabria, es conocido por ser el municipio más antiguo de España. Sus orígenes están ligados a los Cántabros, que ocuparon la zona entorno al año 450 a. C. Este pueblo se opuso a la colonización Romana, pero tras las Guerras Cántabras se impuso la romanización y la religión y cultura del municipio fueron cambiando.

Noticias relacionadas

El Congreso le concedió la primera carta puebla del país en octubre del año 824, que fue otorgada por el Conde Munio Núñez, bajo el reinado de Alfonso II El Castro.

A lo largo de la historia, Brañosera fue un enclave importante de la minería y, actualmente, se puede encontrar una de las cuencas industriales mineras más importante de España a mediados del siglo XX.