Entrevista

Tanxugueiras: "El canto tradicional de las ‘cantareiras’ es algo muy exótico para la gente y que flipa mucho"

Este grupo gallego actúa este sábado en Sant Joan, en el Festival La Lluna en Vers

Tanxugueiras: "El canto tradicional de las ‘cantareiras’ es algo muy exótico para la gente y que flipa mucho"

Epi_rc_es

3
Se lee en minutos
Montse Terrasa

Aida Tarrío es una de las tres integrantes de Tanxugueiras, junto con las hermanas Olaia y Sabela Maneiro, el grupo de música gallega que lidera la venta de discos en tiendas físicas con Diluvio. Estuvieron entre las favoritas del público en el Benidorm Fest, pero se quedaron a las puertas de ser las representantes españolas en Eurovisión. Desde ese momento, su carrera profesional se ha disparado y se sitúan en el cuarto puesto en las escuchas digitales en España. Este sábado por la noche actuarán en Sant Joan, como plato fuerte del Festival La Lluna en Vers y en mitad de su gira Midas.

¿Cómo sienta ser el grupo que más discos vende en tiendas y uno de los más escuchados?Genial. Que la gente consuma tu música y se interese por ella es una recompensa enorme a tantos años de trabajo. Estamos encantadísimas.En pocos meses, su carrera se ha disparado, ya han publicado el tercer disco. ¿Habían imaginado llegar a donde están ahora?Nosotras nunca nos pusimos metas, siempre fuimos unas chicas que confiamos en nuestro proyecto y en que podría llegar a cualquier sitio, pero claro, tan rápido no lo pensábamos... Sí que pensábamos que con mucho trabajo y mucho esfuerzo, con el paso de los años, podríamos llegar a esto, pero la verdad que nos vino mucho más rápido y nosotras, agradecidísimas.¿Y cómo lo han digerido?Es difícil porque son muchas cosas nuevas que tienes que aprender de una forma muy rápida y cuesta, sobre todo el tema de estar tan expuestas. Pero al final es algo que aprendes a gestionar.Hasta este año, ¿cuál había sido la aceptación de la música de Tanxugueiras?Muy buena. En Galicia siempre ha gustado nuestra música, pero tuvimos la oportunidad de ir a la India, Cuba, Escocia y allí la música tradicional, y en concreto la de Tanxugueiras, fue recibida de una forma increíble. El canto tradicional, el canto de las cantareiras, es algo muy exótico para la gente y que flipa mucho. El cante es algo con mucha hondura y muy bravo que no se esperan, porque como muchos nos consideran celtas y nos relacionan con la música irlandesa o escocesa... y al final ven que las cantareiras no tenemos nada que ver y es una sorpresa.Y en España. ¿Cómo era la aceptación?Muy buena también, lo que pasa es que no teníamos todavía el recorrido como para ir por tantas partes de España y ver la aceptación que estamos teniendo este año. Sí que es verdad que cuando fuimos a tocar al País Vasco y a Cataluña, los conciertos que hicimos fueron siempre bien recibidos.¿Sienten que han abierto un camino dentro de la música dando voz a otros estilos más tradicionales ante el gran público?Sentimos que estamos andando por ese camino, porque sí que es verdad que en Galicia hay muchísimos referentes que abrieron puertas antes y nosotras vamos detrás abriendo más ese camino, siempre sin olvidar a nuestros referentes, mujeres como Leilía o Mercedes Peón, que nos facilitaron todo esto.No ganaron Benidorm Fest, pero parece que no les haya hecho falta.Creo que todos los artistas que estuvimos ahí fuimos ganadores de una forma u otra. Nosotras nos sentimos súper ganadoras porque nos conoce y nos escucha mucha más gente, llevamos un verano con casi 80 conciertos, si eso no es ganar...¿Qué se verá en el concierto de mañana?Pues un concierto muy potente, con mucho poderío y empoderamiento, con muchísima base tradicional, obviamente, es el hilo conductor del directo, un orgullo por la lengua y por lo propio. Y, sobre todo, van a ver a tres chicas con muchísimas ganas de mostrar su cultura a la gente de Mallorca.De los pecados capitales que inspiran su disco, ¿con cuál se queda?Con la gula, porque estoy viendo, sobre todo por las redes sociales, que se condena mucho a los cuerpos de la gente, tanto de los hombres como de las mujeres. En el caso de las mujeres, es como si tuvieras que estar perfecta, nuestro cuerpo debe ser perfecto y lo que reivindicamos es que con estar sanas nos vale y todos los cuerpos son preciosos y parece que la gente no se entera y es lo primero a lo que atacan para hacer daño.