Festival en Girona

El White Summer abraza el multiculturalismo en su décima edición

El White Summer abraza el multiculturalismo en su décima edición
  • La inauguración arranca con actos propios de la cultura africana

  • El festival apuesta por la experiencia sensorial gastronómica, musical y cultural

2
Se lee en minutos
Judit Bertran
Judit Bertran

Periodista

Escribe desde Barcelona

ver +

El festival White Summer ha abierto sus puertas este viernes 5 de agosto y, tras una tarde pasada por agua con toda Catalunya en aviso por tiempo violento y lluvias intensas, el microclima de Pals (Girona) ha barrado el paso a las precipitaciones y ha llenado el recinto con un casi pleno.

En esta décima edición, la inauguración del festival -que se celebra del 5 al 28 de agosto- ha abarcado la diversidad cultural, pues ha enlazado a todos sus asistentes provenientes tanto de Catalunya como de Francia y otros países con una pluralidad de gastronomía, música y de ocio

Desde Barcelona con el Bar Alegría hasta México con los burritos y tacos el restaurante Salsa, el White Summer ha trasladado varios espacios gastronómicos de todas partes del mundo en un mismo sitio.

Pero su apuesta principal ha sido la cultura africana, con varios espectáculos de danza y ’stands’ de moda africana de ropa hecha por personas que antes no trabajaban que han aprovechado esta segunda oportunidad para demostrar su talento. Asimismo, para culminar el primer día de festival, el duo africano Amadou&Mariam ha unido a todos los asistentes con su música soul famosa sobre todo en Sudáfrica.


/

Esencia del festival

Con todo milimetrado, el festival ha pensado en todo, incluso en los más pequeños, con ’mini White Summer’ con inflables y actividades para niños. 

Pero no es el único detalle a tener en cuenta. El festival ha contado con espacios para lactancia y el cuidado de los bebés, opciones de comida vegana o vegetariana y sin gluten. También ha hecho un paso en frente con múltiples medidas sostenibles como contenedores de reciclaje, vasos repostables, mobiliario de madera y carpas de tela. 

Así pues, el trabajo de la organización -que lleva todo el año estudiando y planificando el festival- ha contado con más de 60 espacios gastronómicos y 180 marcas distintas, cada una con su esencia. Así pues, no han faltado los neones, los carteles y la promoción de todas las marcas y restaurantes.

Impactos visuales

A la vista está que el White Summer es un espacio de promoción y donde las marcas pueden mostrar su potencial ante un público con los ojos abiertos. Así pues, tanto las marcas profesionales como el propio festival ya han ideado una magnífica estrategia de una experiencia con múltiples impactos visuales de promoción de lo más amena posible, y sin que uno se de cuenta prácticamente.


/

Noticias relacionadas

En la misma entrada, por ejemplo, podemos ver varios carteles de ’White Summer’ que incitan a los asistentes a tomarse una fotografía y a compartirla en las redes. Y no solo en las entradas sino que en casi todos los ’stands’ hay algún elemento característico de ’photocall’ que incita a los asistentes a hacer una foto y compartirlo.

Así pues, podemos ver carteles neon con mensajes como: “Relaxing cup of café con Alpro” en una parada de bebidas o “Dile a tu ex que ya no pinta nada, que ahora pintas tú”, de una tienda especializada en pintar mochilas a mano. Todos los detalles cuentan.