HOMENAJE

La estatua de Camarón que se disputan Badalona y Madrid: "La vendo al mejor postor"

La ciudad catalana encargó a Susana Ruiz Blanch que hiciese una escultura de Camarón y posteriormente el Ayuntamiento de Carmena se interesó por ella. Más de cuatro años después, la obra se ha encarecido pero sigue sin tiene dueño

La estatua de Camarón que se disputan Badalona y Madrid: "La vendo al mejor postor"

Epi_rc_es

7
Se lee en minutos
Ana Ayuso

Hay una estatua de Camarón de la Isla recluida en una fundición de Girona. Quien fuera la mujer del Príncipe del flamenco, 'La Chispa', dice de ella que es en la que "más guapo" han sacado a su José. El precio de la escultura, tanto el original como el actual, es "muy asequible". Y aun así, más cuatro años después de que su autora, Susana Ruiz Blanch, recibiese el encargo, su obra sigue sin dueño.

El Ayuntamiento de Badalona contactó a finales de 2017 con esta escultora local para que moldease un Camarón de la Isla para colocarlo en la plaza que lleva su nombre en la localidad en la que murió hace ya 30 años. Corrían entonces tiempos de triunfos para la CUP en este municipio de la provincia de Barcelona, en el que gobernaba Dolors Sabater, líder de la escisión Guanyem Badalona en Comú y posterior candidata de la formación a la presidencia de la Generalitat.

Su equipo y ella cayeron tras una moción de censura, la herramienta democrática de moda en una ciudad que ha tenido cuatro alcaldes de tres partidos diferentes en el último lustro. Cuando el posterior gobierno, del PSC, llegó a la Alcaldía, retomó el proyecto de la estatua de Camarón. "Lo vieron muy suculento porque estaban a punto de llegar las elecciones", opina Susana Ruiz Blanch en una entrevista con El Periódico de España, diario del mismo grupo, Prensa Ibérica, que este periódico,.

Los de Àlex Pastor, alcalde entre junio de 2018 y abril de 2020, encontraron "en un cajón" el proyecto del homenaje a Camarón. Les entra la prisa y deciden acortar tiempos. "Me piden desde el Ayuntamiento y desde el Museo de Badalona un voto de confianza para que empiece a trabajar con el barro sin haber firmado ningún contrato", relata la artista.

Las tres semanas que trabajó con el barro sin respaldo oficial eran "cruciales" para que la obra estuviese acabada a tiempo. "Cuando ya está todo iniciado, adelantado y entramos en una fase interesante, el contrato aún no ha llegado", dice, por lo que comienza a pedirlo "de buena forma" y "sin perder la calma". Se percata de que "algo estaba pasando", pero sigue trabajando en el modelado durante dos meses más.

Una vez empezada la escultura, no hay vuelta atrás. Ruiz Blanch ya había costeado de su propio bolsillo los gastos del espacio en el que trabajó, de los técnicos a los que subcontrató y de los materiales. Si abandona a su Camarón, sale perdiendo, por lo que decide seguir reclamando un contrato que hasta hoy no ha recibido.

Hace una última inversión para salvar su creación: el molde con el que Camarón puede transformarse en una estatua de bronce, de resina o del material que encargue el comprador.

La artista avisa al Ayuntamiento de que la estatua no estará lista para el día límite. "Mis interlocutores se enojan mucho", afirma en el acento que adoptó esta badalonesa de su paso por Puerto Rico. "Yo me niego a seguir y, para la fecha en cuestión, ya no hay Camarón".

De forma periódica, alguien en la plaza de la Vila recuerda que hay un molde de Camarón en algún lugar de Catalunya y vuelven a reavivar la propuesta de homenaje al artista. De seguido, Ruiz Blanch no vuelve a tener contacto con los técnicos municipales.

Camarón, de vuelta al rastro

Entre medias de uno de esos arrebatos, Jacobo Rivero, quien fuera director de Comunicación de Madrid Destino, perteneciente al Área de Cultura del Consistorio capitalino, durante el mandato de Manuela Carmena, lee lo que está ocurriendo con la creación de esta artista, que durante su carrera ha moldeado estatuas de Anís del Mono, de Manolo Escobar o del conocidísimo astrólogo latinoamericano Walter Mercado.

Madrid Destino estaba desarrollando una iniciativa para impulsar un relato de la cultura musical de la ciudad. Comenzaron colocando una placa conmemorativa para el trompetista de jazz Jerry González en la casa de Lavapiés en la que vivió. En la esfera flamenca, a Enrique Morente le han dedicado unos jardines de Carabanchel y a Paco de Lucía una estación de Metro. Pero a Camarón no le recordaba ningún rincón público de Madrid.

Este equipo de Cultura presentó la idea al departamento de flamenco de la SGAE y habló con tablaos y escuelas flamencas del Rastro para dar forma a la iniciativa y colocar la estatua en la plaza del General Vara de Rey.

En este enclave del barrio de La Latina, en el que "es tan visible la presencia de la gente", especialmente los domingos, Madrid Destino vio una oportunidad idónea para colocar una estatua a pie de calle que se mezclase entre los viandantes. El presupuesto, de alrededor de 30.000 euros, le pareció además al Consistorio de Carmena "muy asequible".

Pero ellos, como sus homólogos badaloneses, no cerraron la operación. En esta ocasión, fue por la razón contraria: "Cuando ya teníamos todos los deberes hechos y ya se lo habíamos comentado a la alcaldesa, se acercaban las elecciones municipales. Nos parecía que se podía confundir eso como un acto electoral", sostiene Rivero.

Ruiz Blanch viajó a Madrid para ver el lugar en el que querían ubicar a su José Monje Cruz. "Me encantaría que mi obra estuviera allí y me encantaría verla en esa plaza, en ese espacio, para la gente para la que Camarón significa algo. Sería un bálsamo de amor, de arte y de desconexión. Me motivó", asegura.

Con la esperanza de revalidar el Gobierno de Carmena, dejaron el proyecto para más tarde y, cuando José Luis Martínez-Almeida se convirtió en el nuevo alcalde de Madrid, ya sólo les quedó la opción de mandar toda la documentación al nuevo Ejecutivo.

El equipo actual, recalca la artista, no se ha puesto en contacto con ella, a pesar de que en el pleno de la Junta Municipal de Centro se aprobó por mayoría y con la única abstención de Vox que se homenajease a Camarón con una imagen en el epicentro del flamenco en Madrid.

Desde el Área de Cultura, que dirige Andrea Levy, indican para este periódico que "se empezará a trabajar en ello en 2023, por tema presupuestario", ya que tienen, por el momento, "muchos compromisos anteriores".

Más Madrid, la formación que llevó al pleno la propuesta después de que Jacobo Rivero se la recordase a su portavoz, Rita Maestre, esperaba que "el homenaje al artista y, a la vez, reconocimiento al flamenco y a la cultura gitana -con gran presencia en la zona de la plaza Vara del Rey- se hubiera materializado el pasado 2 de julio, fecha del 30 aniversario de su muerte".

La edil de Más Madrid Pilar Perea registró el 14 de marzo una petición de información para conocer cuáles eran los compromisos adquiridos por el Consistorio para que se materializase esa iniciativa y a cuánto ascendía económicamente el fondo que se dedicaría a ese fin.

La respuesta del director general de Patrimonio Cultural, Luis Batanero, fue que no se había formalizado compromiso alguno para realizar una escultura dedicada a José Monje Cruz, trasladan desde el partido de Maestre.

El Ayuntamiento ha iniciado unas obras de rehabilitación en la plaza de Vara del Rey y, desde la presidencia del distrito de Centro, apuntan a que dejarán un "espacio para que luego Cultura ponga la estatua".

No obstante, no queda claro que vaya a ser esta estatua de Susana Ruiz Blanch la elegida para presidir la plaza de Vara del Rey. "Hay que ver llegado el momento cómo se gestiona, si se saca un concurso o se decide una en particular", agregan desde Cultura.

Ruiz Blanch se sigue postulando en Madrid como la artífice del "Camarón que ellos quieran" si finalmente Badalona acabara comprando la obra ya moldeada. "Yo hago otra escultura, a lo mejor un Camarón de pie y con barbas, como él paseaba por El Rastro". 

Quien la quiera se la lleva

Susana Ruiz Blanch, después de este trasiego "mareante", se muestra "quemada". Y, aun con todo, le da una última oportunidad al Ayuntamiento de Badalona. Desde el Área de Cultura, liderada por Anna Maria Lara, le han trasladado que quieren firmar a finales de julio.

"Estamos ultimando la contratación y, la semana que viene, quiero que vayamos al sitio en el que irá ubicada esta obra y para encajarla en el entorno", señala Anna Maria Lara a El Periódico de España. El "deseo" de su Ayuntamiento es que el proyecto sea una realidad antes de acabar el año. "La fecha que nos gustaba es el 5 de diciembre, que coincide con el día de su nacimiento", agrega.

Noticias relacionadas

Quedan menos de cuatro días para que finalice el mes y el calendario va en contra del Consistorio ante una artista que ya no aguanta más. "Yo la vendo al mejor postor ahora mismo. Si no firmo con Badalona en los próximos días, ellos van a decir que espere a septiembre, pero yo a partir de agosto se la vendo a quien se interese por ella", sentencia. 

Ha hecho una inversión de 18.000 euros entre los materiales, el trabajo no pagado que ha llevado a cabo durante estos años y otros gastos. Con el encarecimiento del bronce, material con el que pretenden rellenar el molde de Camarón, el precio actual de la estatua ronda los 50.000 euros.

Temas

Badalona