Radiografía en diez claves

Informe anual del CoNCA: la cultura en Catalunya siguió castigada por la pandemia en 2021

El Consell Nacional de la Cultura i de les Arts detecta el inicio del camino para la recuperación pero sin alcanzar cifras anteriores a la pandemia

Público en el teatro Tívoli, en diciembre de 2021.

Público en el teatro Tívoli, en diciembre de 2021. / ZOWY VOETEN

8
Se lee en minutos
Anna Abella
Anna Abella

Periodista cultural

Especialista en arte y libros, en particular en novela negra, cómic y memoria histórica

Escribe desde Barcelona

ver +

La cultura en Catalunya se recuperó en 2021… relativamente. Sí, el año pasado se inició el camino para volver a la normalidad, pero las cifras, tozudas, se empeñan en constatar que si bien la facturación del conjunto del sector se incrementó en un 16% con relación a los resultados de 2020, los niveles quedan aún muy alejados de los alcanzados en los años anteriores a la pandemia, que ahora se antojan buenos. Así se desprende del último informe anual del Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (CoNCA). Especialmente delicada es la situación de las artes escénicas o del cine, que no alcanzó ni la mitad de la facturación de 2019. En cambio, los sectores del libro (en especial el cómic) y los videojuegos sí aumentaron sus resultados respecto a antes del covid.

Fue la pandemia, con las restricciones y otros efectos de las diversas olas de covid, uno de los dos grandes factores que lastró la cultura del pasado año. El otro fue puramente político, apunta el informe: las elecciones a la Generalitat de febrero y la tardanza en la formación del Govern, que no tomó posesión hasta finales de mayo, circunstancia que paralizó la actividad legislativa y política durante meses. 

La nueva amenaza

Los integrantes del consejo del CONCA (Vinyet Panyella, Margarida Troguet, Jordi Font, Tania Safura Adam, Jaume Ayats, Salvador Casals y Núria Iceta), se muestran preocupados por "la inflación galopante", "un factor nuevo que amenaza la recuperación", así como por los cambios de pautas y hábitos durante la pandemia sufridos en el cine y las artes escénicas. El gran temor, apuntan es que el descenso de espectadores "no sea coyuntural", apunta Casals. En el sector audiovisual, la asistencia a los cines y las ventas de productos físicos caen de manera exponencial y el consumo se traslada a plataformas digitales, de las que no tienen cifras. "Sabemos que el 98% de catalanes consume televisión, pero no sabemos cómo", añade Casals. Según el CoNCA es necesario ayudar a encontrar nuevos modelos de negocio a las empresas y organizaciones culturales afectadas por estos cambios.

Respecto a la actividad cultural en vivo, uno de los más perjudicados en 2020, tuvo en 2021 la mejor recuperación, aumentando la facturación en un 70%. Desde el consejo auguran que "muy posiblemente" en 2023 se podrán registrar cifras similares a las de antes del covid.

Falta de datos

Noticias relacionadas

El CoNCA, que insta a la colaboración entre las administraciones para superar los efectos de la pandemia, lamenta que no se estén recogiendo datos sobre nuevos hábitos y usos culturales. Ponen como ejemplo que se contabilizan los espectadores que van al cine pero no así el consumo audiovisual, que se realiza mayoritariamente a través de las plataformas digitales; o que se saben los asistentes a festivales de música, pero no los accesos en ‘streaming’ de las canciones. 

Bajo estas líneas, las conclusiones del informe en 10 claves:

Cines 


Los cines aumentaron en 2021 la recaudación un 66% respecto a 2020 pero no alcanzaron ni la mitad de la facturación de 2019. En 2020 habían perdido el 74,5% de espectadores (se pasó de 19 millones en 2019 a 5) y el 73,6 de la recaudación respecto a 2019 (de 121 millones a 32). A falta de cifras definitivas de 2021, el CoNCA estima que "la recuperación de las cifras previas a la pandemia se ve lejana y con muchas sombras". La cuota de pantalla del cine catalán también estuvo bajo mínimos en 2020: 1,9% (4 puntos decimales menos que en 2019). 

Artes escénicas (teatro, danza, circo)


En 2021, los teatros de Barcelona, según datos de Adetca, recaudaron 44,5 millones de euros, un 68% más que el año 2020, pero lejos de los 68 millones de 2019. A falta de más cifras oficiales de 2021, estiman que el número de espectadores y la recaudación fueron similares a 2020, año en que los espectadores disminuyeron respecto a 2019 un 55,9% (fueron 1.509.801) y la recaudación (de 37 millones de euros) fue un 52,1% menor. 

Artes visuales y museos

La red de centros de artes visuales públicos catalanes recibió el año pasado 232.074 visitantes, cuatro veces más que en 2020, cuando cayeron el 70% por la pandemia, pero superando las cifras de 2019 (195.937). Sin embargo, los dos grandes centros de esta disciplina, el Macba (194.541 visitantes) y el Arts Santa Mònica (46.842 visitantes), quedaron por debajo de sus cifras anteriores al covid. Por su parte, los museos, en general, recibieron 7,8 millones de visitantes en 2021, un 76,5% más que el año anterior, pero solo el 31% de los de 2019. 

El consejo lamenta no tener datos actualizados sobre galerías de arte y los últimos de que disponen son de 2019: había 134 galerías, 11 menos que en 2016, que organizaron 1.080 exposiciones (un 5,3% menos que tres años antes), en las que expusieron 4.066 artistas (un 48,1% más). El 61,2% de ellas declaró ingresos inferiores a 30.000 euros anuales. 

Sector del libro 

Junto al de los videojuegos, el editorial es el sector cultural catalán que ha obtenido mejores resultados que antes de la pandemia. En 2020, en plena caída libre de la mayoría de ámbitos, aumentó la facturación (1.261 millones) un 3,4% respecto a 2019 (1.220 millones) pese a reducir los títulos editados (en un 12%) y las tiradas (un 23% menos). La no ficción fue la que más facturó, seguida de la ficción. Casals también destacó el caso del cómic, "que aunque quizá no tenga tanta visibilidad ha demostrado mucha vitalidad y puede explosionar", como ya se ha visto desde finales de 2021 en el manga.

El mundo del libro, que logró mantener vivas citas como Sant Jordi y la Setmana del Llibre en Català a pesar de confinamientos y restricciones, creció considerablemente: un 18% más respecto a 2020. Según datos de Gfk, en 2021 se vendieron 15,7 millones de libros físicos (sin incluir los de texto), mientas que la facturación del libro en catalán fue de 65,8 millones (un 28,8% del total de las ventas en Catalunya). 

Bibliotecas

En 2021, las bibliotecas públicas recibieron 13,3 millones de visitas y realizaron 11,4 millones de préstamos presenciales, cifras que significan una recuperación respecto a 2020, pero que aún están lejos de las prepandémicas (un 25% menos de usuarios y un 14% menos de préstamos). Lo que sí se consolida son los préstamos digitales: 3,3 veces más que antes del covid. 

Videojuegos

El sector desarrollador catalán de videojuegos es de los que ha salido mejor parado. En 2020, las 123 empresas activas con sede en Catalunya aumentaron un 16,7% la facturación, alcanzando los 552 millones de euros (estas firmas representan más de la mitad de la cifra estatal, lo que demuestra la concentración del sector aquí). También han incrementado un 17% el número de trabajadores (son 4.000).

Música

Aún sin datos de 2021, en 2020, la música en vivo vio caer un 76% los espectadores y un 71% la recaudación. Peor fue para la música clásica: un 86% y un 79% menos, respectivamente. 

La industria discográfica también sufrió una caída de la facturación en 2020 hasta los 11,6 millones de euros (similar a 2018), un 14,6% menos que en 2019. Si el mercado físico se mantuvo, el digital descendió un 17%. En cambio, se editaron más álbumes, un 31% más, con lo que la rentabilidad media de cada uno fue menor. 

139 euros por habitante

Recuerdan desde el CoNCA que el presupuesto destinado a cultura por el conjunto de las administraciones catalanas llegó en 2021 a 1.077 millones de euros (un 6,4% más que en 2020), lo que significa un gasto público par este ámbito de 139 euros por habitante y año, cifra inferior sin embargo a la de 2010, cuando fue de 157. También queda por debajo de la media europea de 2020 (218), de la española (168) y muy alejada de vecinos como Francia (300), Alemania (304), los países escandinavos (546 en Noruega; o 364 en Suecia) o Islandia (el top, con 775). 

Por su parte, este 2022, la Generalitat ha destinado el 1,3% de su presupuesto total a políticas culturales, para poder cumplir que en dos años se alcance el 2% tan reclamado por los distintos sectores. 

En 2020, el gasto privado en ocio y cultura fue de 3.841 millones de euros (un 3,9% del gasto total), un 31,5% menos que en 2019, disminución atribuible claramente al impacto del covid. El gasto medio por persona en ocio y cultura fue de 460 euros. 

Menos mujeres que hombres 

Las conclusiones del informe revelan que aún no existe paridad en puestos de liderazgo. Donde las cifras son mejores es en el sector público (43% de mujeres frente al 57% de hombres). En el sector asociativo solo hay un 32% de mujeres y, en el privado, solo llegan al 24%.

Desierto legislativo y lengua

Desde 2018 el Parlament no ha aprobado más que dos leyes vinculadas a política cultural y han sido sobre aspectos organizativos del Departament de Cultura. Así, no se han tramitado anteproyectos de ley en cuestiones de mecenazgo, cine o patrimonio cultural inmaterial. El CoNCA reclama poder emitir informes preceptivos en el caso de decretos legislativos y proposiciones de ley.

El informe del CoNCA no se olvida, claro, del polémico tema de la lengua catalana. Así, destaca "el compromiso del Govern actual con el impulso y la preservación de la lengua" y el impulso del Pacte Nacional per la Llengua. Alerta de que en 2018 el 36% de los mayores de 14 años tenían el catalán como lengua habitual; en 2003 era el 46%.