Cita musical en el Fòrum

Chute de juventud en el Cruïlla a golpe de música urbana

  • El festival comenzó a andar con una jornada a medio gas muy centrada en el rap y el trap, con exponentes como Toteking, Trueno y 31Fam, que atrajeron a un público mucho más tierno de lo habitual 

FERRAN SENDRA

2
Se lee en minutos
Jordi Bianciotto
Jordi Bianciotto

Periodista

ver +

Muchachada en grandes cantidades, un público muy joven que en buena parte no habría pisado nunca el Cruïlla, nutrió este miércoles el arranque del festival con su guion descaradamente urbano: figuras como el rapero sevillano Toteking, el argentino Trueno y el emergente orgullo de Sabadell, 31Fam, centraron miradas en el regreso a la normalidad de la muestra en el Parc del Fòrum. Sesión de rimas lenguaraces desarrollada bajo una latente amenaza de precipitaciones. "Pero, aunque llueva, la gente tiene ganas de guasa", interpretó cabalmente Toteking.

El Cruïlla respira tras la suspensión de 2020 y la torturada edición de 2021 (la del protocolo de test de antígenos), y calentó motores en un recinto reducido a tres escenarios (los mismos que operarán este jueves), con la previsión de acoger entre 10.000 y 12.000 personas (que, se espera, se dupliquen con el formato completo del viernes y sábado). Muchas chicas, seguidoras de 31Fam, grupo que saben bien lo que se lleva entre manos: "'On estan les nenes solteres de Barcelona?'", interrogaron antes de abordar ‘Nens del barri’, tema en el que, sátiros ellos, dicen ir a la busca de "una nena catalana", dado que es "'lo millor que hi ha per ‘poguer’ fardar'", recitaron en su ‘neolengua’ sub-21, un catalán pre-Norma con injertos de castellano e inglés.

‘Boy band’ costumbrista

A 31Fam se la considera la ‘boy band’ de nuestra escena trap (y cercanías), y algo hay en su puesta en escena y su retórica romanticona, que hizo buenas migas con esa tendencia a la melancolía en temas como ‘Des del día 1’. Puro costumbrismo catalán de clase media, suspirando por "'tornar a Menorca'", con sus "'cubates al sol de la costa'".

Noticias relacionadas

Cabía dudar si la base de fans de 31Fam se sentiría interesada por un veterano como Toteking, con dos décadas de carrera, pero su último lanzamiento, ‘The kingtape’, trufado de colaboraciones rejuvenecedoras, ha tendido puentes entre generaciones. Consenso popular, pues, ante el exmiembro de La Alta Escuela, que demostró autoridad y soltura como torrencial MC tirando de su reconocido eclecticismo, mezclando aires fronterizos y son cubano en ‘No hay manera’, agenciándose pistas metaleras en ‘Totehijoeputa’ y evocando las producciones de los 80 en ‘Botines’ a propósito de las distintas marcas de zapatillas ("¿en Catalunya las llamáis bambas, ¿no?"). Manuel González, "el pureta de Tote", como se refirió a sí mismo (43 años), compartió su felicidad con una cantinela que hizo repetir al público: "En el Cruïlla, en el Cruïlla, me siento como en Sevilla".

Rimas asfálticas de Trueno

Mateo Palacios Corazzina, Trueno, que podría ser su hijo (19 años), se mostró en un formato más orgánico y más rock, con batería, guitarra (tanto eléctrica como clásica) y teclados, calando fuerte con rescates de sus primeros temas, como ‘Atrevido’, y el material de su segundo álbum, ‘Bien o mal’, lanzado hace un mes. Ahí estuvo la canción dedicada a su ciudad, ‘...Buenos Aires en llamas’, suerte de balada emotiva y social, con vistas al "río de sangre y de sueños en la ‘street’". Rimas asfálticas abriendo el apetito en un Cruïlla al que se le augura un trayecto ‘in crescendo’ de aquí al sábado.